Martes, 03 de mayo de 2011
TV. Me siento alabado por parangonarme con el borde del manto de Jes?s. S? muy bien que no s?lo soy un medio y que como todo medio dependo del uso que se haga de m?. ?No est?s de acuerdo?
?
Di?logo con el televisor. Habla el televisor
Di?logo con el televisor. Habla el televisor


TV. Me siento alabado por parangonarme con el borde del manto de Jes?s. S? muy bien que no s?lo soy un medio y que como todo medio dependo del uso que se haga de m?. ?No est?s de acuerdo?


Creo que ha sido demasiado modesto. Es verdad, para mucha gente eres solamente un contenedor del que se pueden extraer cosas buenas o malas. Hablamos de los medios de masas, es decir, de los medios como instrumentos o veh?culos.

Estas personas dicen: hagamos de modo que estos medios nos traigan mensajes positivos y edificantes, y excluyamos loe mensajes negativos; as? los medios de masas toman contacto con la verdad y con el bien.

Me vienen a la mente las cr?ticas feroces que Pier Paolo Pasolini hizo contra la TV: Si los modelos de vida propuestos a los j?venes son los de la TV, ? c?mo se puede pretender que la juventud m?s expuesta e indefensa no sea criminal?

Ha sido la TV la que ha acabado con la era de la piedad y ha iniciado la del placer.

Ha difundido la idea seg?n la cual bastar?a llenar de contenidos positivos e interesantes los medios de masas, vistos hasta ahora como indiferentes en sus contenidos.

Pero t?, querido televisor, no eres simplemente un contenedor. El hecho de que existas, cambia de alg?n modo nuestra relaci?n con la realidad.

Por otra parte- siguiendo a Pasolini - t? env?as lo que quieren tus directores y programadores. Es mentira que sean los telespectadores lo que te piden la programaci?n.

La mayor?a no tiene poder cr?tico ante ti. No habla contigo como lo estoy haciendo yo. Y, claro est?, se tragan todo lo que les eches sin rechistar. Eres t?, amigo televisor, el que deber?as pensar m?s en tener buenos comunicadores, especialistas en lo t?cnico y en los valores que enriquecen siempre a los espectadores.

Porque un buen programa de diversi?n gusta. Lo que ya no gusta tanto es el vocabulario que empleas, las im?genes provocativas, la gente que va a tu plat? para decir tonter?as. T? puedes hacer que muchos programas de tendencia amarilla se cambien o - si siguen - que se hagan con mayor respeto a las personas, a su honor y a su vida privada. ?No te parece que puedes mejorar mucho m?s?


Publicado por mario.web @ 19:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios