Martes, 03 de mayo de 2011
El P. John Flynn reflexiona sobre la b?squeda de sistemas justos de remuneraci?n.
?
La crisis replantea los sueldos millonarios de los ejecutivos
La crisis replantea los sueldos millonarios de los ejecutivos
ROMA, domingo, 30 noviembre 2008 (ZENIT.org).- La profunda crisis econ?mica est? llevando a las instituciones financieras y a las empresas a reconsiderar el tema de los salarios de los ejecutivos.

En los ?ltimos a?os, la preocupaci?n por sus extremadamente altos niveles de remuneraci?n ha llevado a un amplio debate sobre el asunto, pero lograr un cambio en el nivel de ingresos o en la manera de determinar determinan los salarios y bonificaciones se ha convertido en un objetivo dif?cil.

Los ?ltimos meses han visto c?mo esta situaci?n cambiaba dram?ticamente. Una de las firmas m?s importantes de Wall Street, Goldman Sachs Group Inc., anunciaba que sus principales ejecutivos renunciar?n a sus bonificaciones este a?o, informaba el 17 de noviembre el Wall Street Journal.

Los siete ejecutivos m?s importantes "s?lo" recibir?n su salario base, 600.000 d?lares. Este dato es significativo si se compara con los 68,5 millones de d?lares que su director ejecutivo, Lloyd Blankfein, se llev? a casa el a?o pasado.

Goldman no ha sufrido tanto como otras instituciones financieras, observaba el Wall Street Journal, pero incluso as?, sus acciones han bajado m?s de un 60% este a?o. Todav?a est? pendiente la decisi?n sobre las bonificaciones para el resto de empleados - cerca de 30.000 -. El art?culo advert?a que, si reciben sumas peque?as, quiz? se vean motivados a buscar trabajo en otras empresas donde se pague mejor.

El art?culo, contextualizando el tema, informaba que desde comienzos del a?o 2002, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Merril Lynch, Lehman Brothers y Bear Stearns han pagado 312.000 millones de d?lares en compensaci?n y beneficios para sus empleados.

El banco suizo UBS tambi?n anunci? hace poco cambios en sus niveles de salarios, informaba el peri?dico brit?nico The Guardian, el 18 de noviembre. El presidente del banco, Peter Kurer, afirmaba que el nuevo sistema eliminar? una cultura en la que se pagaban los resultados a corto plazo con bonificaciones y opciones de compra multimillonarias.

UBS explicaba que el montante salarial para sus banqueros y comerciales se reducir?a notablemente este a?o, como consecuencia de unas p?rdidas de valor de sus activos de casi 50.000 millones de d?lares, y de los 6.000 millones de francos suizos (4.900 millones de d?lares) aunciados por las autoridades suizas para salir a su rescate.

El anuncio se hizo p?blico poco despu?s de que el antiguo director ejecutivo de UBS, Peter Wuffli, renunciara a 12 millones de francos suizos (10,2 millones de d?lares) a los que ten?a derecho por su contrato, informaba Associated Press el 9 de noviembre.

"He renunciado voluntariamente a un total de 12 millones de francos que se me deb?an por contrato", declar? Wuffli a Associated Press. "No se pueden justificar altos pagos a directivos que dejan una empresa que sufre circunstancias dif?ciles".

Ayudas

Las ayudas del gobierno son uno de los principales factores de presi?n sobre las instituciones financieras a la hora de reducir los salarios de sus ejecutivos. A principios de a?o el congreso de los Estados Unidos autoriz? unas ayudas de 700.000 millones de d?lares, incluyendo la adquisici?n de acciones por 125.000 millones de d?lares para sacar a flote a nueve grandes compa??as financieras.

"Los contribuyentes han perdido los ahorros de su vida, y ahora se les pide que sostengan a las empresas", comentaba en un reportaje de Associated Press el 24 de octubre el Fiscal General de Nueva York, Andrew Cuomo. Cuomo ha criticado duramente los grandes salarios de los altos ejecutivos.

Una empresa que ha recibido apoyo federal del gobierno, el American International Group (AIG), acord? congelar la remuneraci?n y las bonificaciones de sus ejecutivos, informaba Associated Press el 22 de octubre.

El presidente de AIG, Edward Liddy, escrib?a a Cuomo dici?ndole que no se har?an pagos de los 600 millones de d?lares del fondo de compensaci?n y de las bonificaciones derivadas de los subsidios de productos financieros. Estos subsidios han sido la principal causa de los problemas de AIG y su anterior presidente fue elegido con un sueldo de 69 millones de d?lares.

Seg?n una serie de noticias sobre el sueldo de los ejecutivos, publicadas por el Wall Street Journal el 21 de octubre, se han adoptado l?mites a los sueldos en algunos pa?ses. En Francia, los responsables econ?micos han adoptado un c?digo de conducta que previene los salarios excesivos para ejecutivos que dimiten de empresas con problemas.

En Alemania, el gobierno ha pedido a los altos directivos de los bancos que han recibidos fondos federales que limiten sus ingresos a no m?s de medio mill?n de euros. L?mites parecidos se aplican en Suecia.

Seg?n un art?culo de The Guardian, el 14 de octubre, en Gran Breta?a, el primer ministro Gordon Brown declaraba que los bancos que busquen ayuda del gobierno tendr?n que aceptar condiciones que implican evitar recompensas para los ejecutivos que hayan fallado.

Asimismo, la Autoridad de Servicios Financieros, un organismo regulador independiente, ha escrito a los directores ejecutivos de los 30 principales bancos e inmobiliarias indic?ndoles que compart?a la preocupaci?n por los esquemas de remuneraci?n "inapropiados" que pueden haber contribuido a la crisis de los mercados.

Los bancos no son los ?nicos que se enfrentan al desaf?o de los altos salarios. Publicada el 15 de junio por Associated Press, una revisi?n de la remuneraci?n de los presidentes de las empresas del ?ndice 500 Standard and Poor mostraba que en 2007 el suelto medio sumaba cerca de los 8,4 millones de d?lares.

Lo que llamaba la atenci?n era el sueldo colectivo de los 10 directores ejecutivos mejor pagados, que sumaba m?s de 500 millones de d?lares al a?o. Al mismo tiempo, la mitad de los miembros de este grupo hab?a llevado a sus empresas a una dram?tica ca?da de beneficios.

Por ejemplo, Rick Wagoner, director ejecutivo de la atribulada General Motors Corp., hab?a recibido un aumento del 64% en su sueldo en el a?o 2007, hasta m?s de 15,7 millones de d?lares.

Reglas

Las opiniones sobre qu? hacer con los salarios de los ejecutivos var?an ampliamente. Escribiendo el 12 de noviembre en el Financial Times, Peter Montagnon, director de inversiones en la Asociaci?n de Aseguradoras Brit?nicas, y presidente de la International Corporate Governance Network, advert?a en contra de medidas precipitadas.

Las normas de remuneraci?n para los bancos y para las empresas p?blicas deber?an ser diferentes, afirmaba Montagnon. En cuanto a los primeros, afirmaba que los reguladores deben examinar si los sistemas de remuneraci?n animan a los empleados a correr excesivos riesgos para lograr ganancias a corto plazo.

Cuando se trata de otras empresas p?blicas, Montagnon defend?a una mayor implicaci?n de los accionistas para poner los l?mites. Sin embargo, recomendaba que para poder desempe?ar su papel, necesitan tener m?s derechos y es necesario que las empresas aporten m?s informaci?n.

"Las empresas son ingenuas cuando creen que pueden seguir aumentando de forma indefinida la remuneraci?n de sus ejecutivos en un porcentaje mucho mayor que el del resto de la fuerza laboral sin provocar una reacci?n pol?tica", advert?a Montagnon. Al mismo tiempo, habr?a que ser cuidadosos para que los l?mites impuestos no tuvieran efectos secundarios no deseados, advert?a.

En Australia, el antiguo presidente de Woolworths se ha declarado a favor de limitar los sueldos de los ejecutivos, seg?n un reportaje del 17 de octubre en el peri?dico Australian. Paul Simons, director ejecutivo durante dos d?cadas hasta 1994, afirmaba que en sus tiempos hab?a una norma estricta, seg?n la cual, ning?n ejecutivo, incluyendo todas sus bonificaciones, pod?a ganar m?s de 30 veces el sueldo del empleado peor pagado de la empresa.

"Si el que menos cobra en una gran empresa logra entre 50.000 y 60.000 d?lares al a?o, entonces est?s hablando de cerca de 1,5 millones a 2 millones de d?lares para el director ejecutivo", afirmaba Simons. "Y esto sigue siendo un mont?n de dinero", reconoc?a.

Solidaridad

Seg?n el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, los mercados financieros han desempe?ado un valioso papel en el desarrollo de la econom?a moderna. Al mismo tiempo, no obstante, implican riesgos y la globalizaci?n de los mercados ha aumentado la posibilidad de crisis.

Por eso el texto recomienda en su n?mero 373 que una de las tareas fundamentales de quienes est?n comprometidos en materias econ?micas internacionales es lograr para la humanidad un desarrollo integral en solidaridad.

Esta solidaridad significa promover el bien de cada persona y lograr una visi?n que tenga en cuenta la necesidad de una distribuci?n equitativa de los recursos, explica el Compendio.

Que el nivel de los salarios de los ejecutivos sea justo es s?lo una faceta m?s de una tarea m?s amplia: c?mo reconciliar las fuerzas de iniciativa econ?mica y el libre mercado con las exigencias de la solidaridad y el bien com?n.

No existen respuestas hechas sobre c?mo lograr esta armon?a, pero la actual crisis demuestra ampliamente los peligros de desatender este deber.

Publicado por mario.web @ 20:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios