Martes, 03 de mayo de 2011
La educaci?n, como las monedas, tiene dos caras. En una de ellas se puede ver a la familia y a la sociedad en funci?n de la educaci?n, en la otra cara en cambio, podemos contemplar la educaci?n en funci?n de la familia y de la sociedad...
?
La funci?n social de la educaci?n
La funci?n social de la educaci?n


La educaci?n, como las monedas, tiene dos caras. En una de ellas se puede ver a la familia y a la sociedad en funci?n de la educaci?n, en la otra cara en cambio, podemos contemplar la educaci?n en funci?n de la familia y de la sociedad, que es exactamente de lo que quisi?ramos tratar en este art?culo. Como ya se puede adivinar, se trata de una dimensi?n complementaria de la realidad educativa.



Puestos a se?alar las funciones educativas, si algo podemos tener claro en este tan complejo asunto, es que la educaci?n est? llamada a influir en la sociedad y en la familia, de tal modo que el mundo y la familia que dejemos a nuestros hijos van a depender en gran medida de la educaci?n que les hayamos dado. No podemos olvidar que los ni?os de hoy van a ser los padres, los esposos y los ciudadanos del ma?ana. Los frutos que hayamos de recoger ma?ana, dependen de lo que hayamos sembrado hoy.

La educaci?n sin duda es una previsi?n de futuro, algo que saben muy bien los gobiernos y los pol?ticos m?s avispados, que con un indiscutible instinto pr?ctico nos advierten que la educaci?n est? en la base del progreso y desarrollo de los pueblos. Quienes se dedican a la planificaci?n del desarrollo de los pa?ses tienen muy claro que la m?s rentable inversi?n es la que se hace en educaci?n. Ah? est?n los hechos. Los pueblos m?s desarrollados en educaci?n son tambi?n los m?s desarrollados econ?micamente y viceversa. Sin duda, la educaci?n es negocio rentable. Esto mismo se lo he o?do decir tambi?n a muchas familias normales, que haciendo un gran esfuerzo econ?mico, llevan a sus hijos a colegios de pago, porque piensan que el dinero que se gastan en la educaci?n de sus hijos resulta ser al final el dinero mejor empleado. A decir verdad, la educaci?n es la mejor herencia que hoy se les puede dejar a los hijos, y seguramente el ?nico patrimonio que puede garantizarles un envidiable status social.

La educaci?n viene a ser una correa de transmisi?n, a trav?s de la cual los h?bitos, las ideas, las creencias, los temores, las esperanzas, es decir todo un vasto bagaje cultural, va pasando de unos sujetos a otros, para constituirse en patrimonio de la colectividad.

Hubo un largo periodo de la historia en el que a la educaci?n se le daba una funci?n exclusivamente individual. La educaci?n era considerada como un proceso de perfeccionamiento de la persona y aqu? acababa todo; pues bien, a partir de la era moderna comienza ya a reconocerse a la educaci?n una dimensi?n eminentemente social. Fueron los Pestalozzi, los Durkhein, Natorp, Dewey, etc.quienes llegaron a este extraordinario descubrimiento. A partir de aqu? se pod?a ya hablar de la funci?n socializadora de la educaci?n. A tal respecto K. Maunheim puntualizaba que la ?educaci?n no moldea al hombre en abstracto sino en concreto, para una determinada sociedad?.

Singular aportaci?n la de estos pedagogos sociologistas, que acertaron a ver la finalidad social de la educaci?n. Si en algo no podemos estar de acuerdo con ellos es en su visi?n exclusivista, que les impidi? ver en la educaci?n otra funci?n que no fuera la social.

Dos modos de entender la funci?n social de la educaci?n
?Perm?tanme recordarles que dentro ya de la funci?n social de la educaci?n cabe distinguir dos posturas: la realista y la idealista. Para el realismo la educaci?n ha de venir marcada por las exigencias y necesidades familiares y sociales. Desde esta postura se defiende la idea de que se educa en funci?n de la colectividad. Educar es aprender a desempe?ar los roles impuestos por los respectivos grupos sociales. Es as? como el individuo tiene mayores posibilidades de adaptaci?n al grupo. Triunfo y prestigio van en relaci?n directa con esta adaptaci?n, que nos empuja a una especie de mimetismo o de conformismo social. En otras palabras de lo que se trata es de preparar a los sujetos, para que ?stos puedan hacer lo que la sociedad y los grupos sociales esperan de ellos.

En esta direcci?n nos podemos encontrar con una educaci?n tal, que se pliegue de forma servil a las exigencias sociales, incluso con un tipo de educaci?n domesticada desde arriba, que responda a las exigencias o imposiciones pol?ticas; cosa que puede suceder y de hecho sucede con bastante frecuencia, pues sabido es que los estados se valen de la educaci?n para instrumentalizarla a favor propio; pero no es de estos tipos de educaci?n del que me gustar?a a mi hablar ahora.

Comprendo, eso s?, que la educaci?n tenga que cumplir una funci?n de adaptaci?n social y que debe de preparar al individuo para que ?ste pueda desenvolverse e integrarse en la sociedad que le vaya a tocar vivir ( as? por ejemplo se explica el hecho de que los idiomas modernos vayan ganando inter?s en detrimento de las lenguas cl?sicas, o que las ense?anzas t?cnicas vayan desplazando las manualidades o la artesan?a) a?n con todo la educaci?n no puede estar en dependencia absoluta y en conformismo total con lo que en un momento determinado impongan la realidad familiar o social, mucho menos en los tiempos que nos est?n tocando vivir.

?De aqu? que exista otra postura, la de los idealistas, que abogan por una educaci?n cuya finalidad es el mejoramiento de la sociedad y la familia. Ambas necesitan con urgencia ser mejoradas. Desde alg?n rinc?n de la sociedad tendr? que salir el revulsivo que cambien el rumbo de la situaci?n actual y nada mejor que intentarlo desde la realidad educativa , que se puede presentar bajo formas y manifestaciones diferentes , mucho m?s en unos tiempos en los que los medios de comunicaci?n social est?n jugando un papel tan importante.

A poco que nos fijemos en la historia nos daremos cuenta de que los grandes cambios sociales han tenido su origen en las ideas revolucionarias de pensadores y educadores. Si alg?n sentido tiene la educaci?n ha de ser el perfeccionamiento de los individuos y qu? duda cabe que a trav?s del perfeccionamiento de los individuos se llega al mejoramiento de los grupos a los que estos pertenecen. Uno de las mayores ayudas que la sociedad puede recibir, es precisamente el que le viene de parte de la educaci?n. Este planteamiento ha sido siempre la aspiraci?n de los grandes idealistas, cuyos or?genes los tenemos ya en Plat?n, quienes so?aron siempre con la idea de que la educaci?n podr?a ser el medio m?s indicado para lograr una sociedad m?s justa, solidaria y pac?fica.

Por lo que a mi respecta he de confesar que una de mis posibles frustraciones como educador haya sido el no haber sabido, o no haber podido inyectar en mis alumnos esa dosis de idealismo que todo hombre necesita para andar por la vida. A mi me ha quedado la sensaci?n de que en mis alumnos ha podido m?s el pragmatismo social que el idealismo que yo trataba de transmitirles. Cuando el primer d?a de clase me preguntaban mis alumnos: ?y para qu? sirve esto de la Filosof?a? yo me esforzaba en hacerles comprender que nuestro mundo estaba necesitado de ideales, pero ellos insist?an: ?pero bueno, la Filosof?a da para comer, o no da para comer?

Hombre, lo que es para comer, comer a lo mejor s? da, pero lo que ellos quer?an es que diera tambi?n para cenar y para irse de juerga los fines de semana. Eso de los ideales no les acababa de convencer, precisamente ello era lo que a m? siempre me ha decepcionado, porque la juventud ha sido siempre la edad de los ideales y si de j?venes no se tienen ideales ?cu?ndo se van tener?.......

A?n con todo nunca perd? las esperanzas ni he dejado nunca de mirar a ese mundo mejor que todos deseamos. Sigo pensando que ello ser? posible, si posible es una educaci?n capaz de hacer a los hombres m?s humanos y acogedores, m?s aut?nticos, m?s libres, m?s pac?ficos y menos violentos. Y c?mo no va ser posible una realidad educativa con estas pretensiones si ellas son precisamente la raz?n de su existencia. A?n con todo para hablar de ideales educativos es conveniente tener en cuenta la realidad familiar y social que a cada cual le ha de tocar vivir


Publicado por mario.web @ 23:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios