Mi?rcoles, 04 de mayo de 2011

Fuente:
Autor: Catholic.net

Abr? el peri?dico el otro d?a y me top? con un anuncio: "El brazalete del bienestar, del equilibrio y la salud. Una joya para hombre y mujer inspirada en las tradiciones orientales basadas en el universo del yin y del yang".

Casi me quedo ciego al contemplarlo. Un poco m?s y lo recorto para pon?rmelo en la mu?eca.

Ah? tienes la soluci?n para las jaquecas, los disgustos en casa, los ex?menes, las tristezas y desastres. ?Qu? f?cil! S?lo hay que tomar el tel?fono y encargar uno bien sea en una joyer?a, bien en una farmacia.

Si con este brazalete se pudiera dar jaque mate a las fricciones familiares, a los odios, al vac?o interior no habr?a terrestre que no llevara uno en la mu?eca. En vez de ponerle el chupete al ni?o, le metemos un brazalete y todo arreglado. Ya, ya... ?C?mo nos gusta so?ar!

?Acaso quienes van por la vida con colguijes, tatuajes y brazaletes son m?s felices que los dem?s? Ser?a una enorme equivocaci?n confundir la felicidad con la posesi?n de objetos materiales.

Pero hay que reconocer que es m?s f?cil tener que ser. Te encontrar?s por ah? con muchos "hombres percha" como sol?a llamarles nuestro querido Mart?n Descalzo. Son eso, una percha. Unos d?as llena hasta doblarse: riquezas, lujos, honores, premios, cargos y responsabilidades. Y cuando pierden esto. ?Qu? rid?culo! Pero si son....

No, no y no. A m? no me enga?an. Como dec?a Descalzo: "Ninguna felicidad es barata. Y hay que desconfiar de las que nos ofrecen a bajo precio, como nos alertamos cuando en el mercado nos ofrecen fruta o pescado casi regalados: seguro que est?n podridos o pasados".
Es importante recordar que los tesoros del esp?ritu no se compran con dinero. Se ganan a pulso con el trabajo constante, con la vida interior y la b?squeda de la fuente de felicidad: Dios. Mientras seamos peregrinos, la felicidad ser? simplemente una direcci?n, nunca una meta. El hombre m?s feliz es el que conserva m?s tiempo la felicidad, el que es feliz eternamente.


Publicado por mario.web @ 11:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios