Mi?rcoles, 04 de mayo de 2011


Evangelio

Del santo Evangelio seg?n san Juan 14, 6-14

En aquel tiempo, Jes?s dijo a Tom?s: ?Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no es por m?. Si ustedes me conocen a m?, conocen tambi?n a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto?.


Le dijo Felipe: ?Se?or, mu?stranos al Padre y eso nos basta?. Jes?s le replic?: ?Felipe, tanto tiempo hace que estoy con ustedes, ?y todav?a no me conoces? Quien me ha visto a m? ha visto al Padre. ?Entonces por qu? dices: ?mu?stranos al Padre?? ?O no crees que Yo estoy en el Padre y que el Padre est? en m?? Las palabras que Yo les digo, no las digo por mi propia cuenta. Es el Padre, que permanece en m?, quien hace las obras. Cr?anme: Yo estoy en el Padre y el Padre est? en m?. Si no me dan fe a m?, cr?anlo por las obras.


?Yo les aseguro: el que crea en m?, har? las obras que hago Yo y las har? a?n mayores, porque Yo me voy al Padre; y cualquier cosa que pidan en mi nombre, Yo la har? para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Yo har? cualquier cosa que me pidan en mi nombre?. Palabra del Se?or.

Oraci?n introductoria

Padre m?o, te pido en nombre de tu Hijo Jesucristo que pueda tener un encuentro contigo en este momento de oraci?n. T? eres el ?nico que puede mostrarme el camino verdadero para mi felicidad y santidad.

Petici?n

Dios m?o, dame docilidad, dependencia y fe para cumplir tu voluntad sant?sima.

Meditaci?n

?En la respuesta a Felipe Jes?s hace referencia a su propia persona como tal, dando a entender que no s?lo se le puede comprender a trav?s de lo que dice, sino sobre todo a trav?s de lo que ?l es. Para explicarlo desde la perspectiva de la paradoja de la Encarnaci?n, podemos decir que Dios asumi? un rostro humano, el de Jes?s, y por consiguiente de ahora en adelante, si queremos conocer realmente el rostro de Dios, nos basta contemplar el rostro de Jes?s. En su rostro vemos realmente qui?n es Dios y c?mo es Dios.

El evangelista no nos dice si Felipe comprendi? plenamente la frase de Jes?s. Lo cierto es que le entreg? totalmente su vida. (?) Queremos concluir nuestra reflexi?n recordando el objetivo hacia el que debe orientarse nuestra vida: encontrar a Jes?s, como lo encontr? Felipe, tratando de ver en ?l a Dios mismo, al Padre celestial. (?) Felipe nos ense?a a dejarnos conquistar por Jes?s, a estar con ?l y a invitar tambi?n a otros a compartir esta compa??a indispensable; y, viendo, encontrando a Dios, a encontrar la verdadera vida? (Benedicto XVI, 6 de septiembre de 2006).

Reflexi?n apost?lica

Cada cristiano, por haber sido incorporado a Cristo por el bautismo, comparte la misi?n de la Iglesia y tiene un papel propio dentro de ella. ?Por eso, el miembro del Regnum Christi pone todos los medios a su alcance, su persona, su tiempo, todas sus posibilidades para cooperar en la misi?n evangelizadora de la Iglesia aportando las riquezas de su carisma espec?fico. Busca conocer y amar a la Iglesia, y defenderla noblemente? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 154).

Prop?sito

Dedicar hoy un tiempo a rezar en familia para crecer todos en la amistad con Cristo.

Di?logo con Cristo

Se?or, no te dejas ganar en generosidad. Creo en Ti, en lo que has prometido y en las maravillas que podr?a hacer en tu nombre. Quiero saber corresponder a tan grande amor, como lo hicieron Felipe y Santiago. Ay?dame a serte siempre fiel.

?El Esp?ritu Santo inspira seg?n su infinita sabidur?a y su amor eterno; al hombre le toca corresponder, con generosidad y transparencia, con creciente amor, hasta fundir su ser entero con ese designio sobrenatural. Es ?ste el sencill?simo camino de la fidelidad al plan de Dios?

(Cristo al centro, n. 2337).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 12:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios