Mi?rcoles, 04 de mayo de 2011
Los especialistas en Psicolog?a, seg?n afirmaba el obispo de Lourdes y Tharbes, observan con cuidado el proceso de acci?n y reacci?n que suscita la visi?n del cine o TV aplicando el m?todo de encuesta.
?
Lo peor ante los medios: la
Lo peor ante los medios: la "pasividad"


La pasividad es el seguro para que el espectador se deje influir por los medios de comunicaci?n social.


Los especialistas en Psicolog?a, seg?n afirmaba el obispo de Lourdes y Tharbes, observan con cuidado el proceso de acci?n y reacci?n que suscita la visi?n del cine o TV aplicando el m?todo de encuesta. el an?lisis, los resultados de la psicolog?a experimental, y escrutando las capas secretas del subconsciente y del inconsciente.

No s?lo estudian los efectos de los medios en el espectador pasivo, sino que estudian tambi?n el poder de la activaci?n ps?quica, seg?n las leyes inmanentes, es decir, la sumisi?n del esp?ritu ante el hechizo de la representaci?n.

Si es pasivo tiende a transferir su yo en la persona del actor o actriz. Durante el tiempo en que est? subyugado por la sugesti?n del protagonista, se mueve en el mundo del personaje como si fuera ?l mismo.

El cardenal L?ger, arzobispo de Montreal afirma, en este mismo sentido, que la imagen es energ?a, es un punto de salida, un estimulante. La imagen propone una contemplaci?n de la vida que sobrepasa al razonamiento. Hay que mirar la imagen y penetrarse de ella. El peligro consiste en hacerlo pasivamente y sin reacciones vitales y personales.

Por eso los medios deben ante todo ser fieles al hombre y convertirse en el espejo de sus miserias y de sus grandezas...Una expresi?n falseada del hombre logra solamente una cosa, deformarlo.

Si miramos a los chicos y chicas por la calle, sobre todo despu?s de los regalos de Navidad o Reyes, nos daremos cuenta de la influencia que los anuncios han tenido en ellos/as. De ordinario, compran lo que ven en la peque?a pantalla. No piensan en el dinero. Patalean hasta conseguir lo que desean.

Han sido espectadores pasivos y , desgraciadamente, los padres no le han ayudado a leer el anuncio, ni a interpretarlo a la luz de la econom?a familiar. Para no frustrarlo - dicen - le compramos el regalo y as? nos deja tranquilos. Por otra parte, hay que observar el sistema comparativo entre los chicos.

Muchos se igualan en regalos, en ropas de marca, a?n con sacrificios inauditos de los padres. Falta actividad ante los medios y sobra pasividad.


Publicado por mario.web @ 13:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios