Jueves, 05 de mayo de 2011

Evangelio
Del santo Evangelio seg?n san Juan 5, 31-47

En aquel tiempo, Jes?s dijo a los jud?os: ?Si Yo diera testimonio de m?, mi testimonio no tendr?a valor; otro es el que da testimonio de m? y Yo bien s? que ese testimonio que da de m? es v?lido.?


Ustedes enviaron mensajeros a Juan el Bautista y ?l dio testimonio de la verdad. No es que Yo quiera apoyarme en el testimonio de un hombre. Si digo esto, es para que ustedes se salven. Juan era la l?mpara que ard?a y brillaba, y ustedes quisieron alegrarse un instante con su luz. Pero Yo tengo un testimonio mejor que el de Juan: las obras que el Padre me ha concedido realizar y que son las que Yo hago, dan testimonio de m? y me acreditan como enviado del Padre.


?El Padre, que me envi?, ha dado testimonio de m?. Ustedes nunca han escuchado su voz ni han visto su rostro, y su palabra no habita en ustedes, porque no le creen al que ?l ha enviado. Ustedes estudian las Escrituras pensando encontrar en ellas vida eterna; pues bien, ellas son las que dan testimonio de m?. ?Y ustedes no quieren venir a m? para tener vida! Yo no busco la gloria que viene de los hombres; es que los conozco y s? que el amor de Dios no est? en ellos. Yo he venido en nombre de mi Padre y ustedes no me han recibido. Si otro viniera en nombre propio, a ?se s? lo recibir?an. ?C?mo va a ser posible que crean ustedes, que aspiran a recibir gloria los unos de los otros y no buscan la gloria que s?lo viene de Dios??No piensen que Yo los voy a acusar ante el Padre; ya hay alguien que los acusa: Mois?s, en quien ustedes tienen su esperanza. Si creyeran en Mois?s, me creer?an a m?, porque ?l escribi? acerca de m?. Pero, si no dan fe a sus escritos, ?c?mo dar?n fe a mis palabras??.

Oraci?n introductoria

Se?or, por el don de la fe que me regalaste en mi Bautismo es que aspiro a tener un di?logo ?ntimo contigo en este momento de oraci?n. Quiero pasar este tiempo contigo porque te amo.

Petici?n

Jes?s ay?dame a vivir siempre con pureza de intenci?n.

Meditaci?n

?El gran desaf?o de la inculturaci?n os pide hoy anunciar la Buena Noticia con lenguajes y formas comprensibles a los hombres de nuestro tiempo (?) ?Por tanto, es vasto el campo de apostolado que se abre ante vosotros! (?) Sois llamados hoy a caminar con renovado celo para empujaros, con libertad prof?tica y sabio discernimiento, a caminos evang?licos y fronteras evang?licas arriesgados, cultivando una estrecha colaboraci?n con los obispos y los dem?s componentes de la comunidad eclesial. Los vastos horizontes de la evangelizaci?n y la urgente necesidad de dar testimonio del mensaje evang?lico a todos, sin distinciones, constituyen el campo de vuestro apostolado. Muchos esperan a?n para conocer a Jes?s, el ?nico Redentor del hombre (?). Una misi?n tan urgente requiere una incesante conversi?n personal y comunitaria. S?lo corazones totalmente abiertos a la acci?n de la gracia est?n capacitados para interpretar los signos de los tiempos y captar los llamamientos de la humanidad necesitada de esperanza y de paz. Que resplandezca en los diversos campos de vuestro servicio eclesial la adhesi?n fiel a Cristo y a su Evangelio? (Benedicto XVI, 5 de julio de 2010).

Reflexi?n apost?lica

?Por eso siente la urgencia de trabajar de la manera m?s eficaz para ayudar al mayor n?mero posible de seres humanos a encontrar a Cristo y participar de su vida divina. Edificar el Reino de Cristo es gastar la vida minuto a minuto, sin c?lculo ni medida, por amor a Cristo y a las almas? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 166).

Prop?sito

Participar en las misiones de evangelizaci?n que se organizan durante Semana Santa.

Di?logo con Cristo

Se?or Jes?s, quiero recibirte y buscar la gloria que viene de tu Padre. Por medio de tu Palabra en el Evangelio, me has ense?ado que todo lo que hago, desde lo m?s sencillo a lo m?s complicado, debe tener un sentido sobrenatural, que le puedo dar si todo lo hago por amor a Ti y para dar gloria a Dios. Ay?dame a seguir este camino que me dar? paz al saber dar una correcta jerarqu?a a todas mis actividades. Quiero acogerte en mi coraz?n como tu Sant?sima Madre supo hacerlo.?

?El ser humano no es un ser creado simplemente para la libertad, sino para dar gloria a Dios, su Creador. Lo que primeramente nos define, por tanto, no es la libertad, sino nuestra dependencia de Dios. Sin ?l o al margen de ?l, ser?amos nada?

(Cristo al centro, n. 1358)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 1:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios