Jueves, 05 de mayo de 2011

Evangelio

Del santo Evangelio seg?n san Juan 3, 31-36

?El que viene de lo alto est? por encima de todos; pero el que viene de la tierra pertenece a la tierra y habla de las cosas de la tierra. El que viene del cielo est? por encima de todos. Da testimonio de lo que ha visto y o?do, pero nadie acepta su testimonio.
El que acepta su testimonio certifica que Dios es veraz. Aquel a quien Dios envi? habla las palabras de Dios, porque Dios le ha concedido sin medida su Esp?ritu.


?El Padre ama a su Hijo y todo lo ha puesto en sus manos. El que cree en el Hijo tiene vida eterna. Pero el que es rebelde al Hijo no ver? la vida, porque la c?lera divina perdura en contra de ?l?. Palabra del Se?or.

Oraci?n introductoria

Se?or, T? eres la fuente que da la vida. Sin Ti no puedo dar fruto. No permitas que me separe de Ti y mu?strame el camino para poder alcanzar la santidad.

Petici?n

Jes?s, ens??ame a vivir como verdadero disc?pulo misionero tuyo.

Meditaci?n

?Adoramos y alabamos a nuestro Se?or Jesucristo, porque con su Santa Cruz redimi? al mundo. A trav?s de su muerte y resurrecci?n ha abierto las puertas del cielo y ha preparado un lugar para nosotros, para que nosotros, sus seguidores, podamos obtener una participaci?n en su gloria. (?.) Muchos podr?an estar tentados de preguntar por qu? nosotros los cristianos celebramos un instrumento de tortura, un signo de sufrimiento, de derrota y de fracaso. Es cierto que la Cruz expresa todas estas cosas. Y, sin embargo, a causa del que fue levantado en la Cruz por nuestra salvaci?n, tambi?n representa el triunfo definitivo del amor de Dios sobre todo el mal en el mundo. (?) Vemos claramente que el hombre no puede salvarse de las consecuencias de su pecado. ?l no puede salvarse de la muerte. S?lo Dios puede liberarlo de su esclavitud moral y f?sica. Y porque amaba tanto al mundo, envi? a su Hijo unig?nito, no para condenar al mundo (?) sino para que a trav?s de ?l el mundo se salve. (?) Por eso, el mundo necesita la Cruz? (Benedicto XVI, 5 de junio de 2010).

Reflexi?n apost?lica

?No era posible para los hombres reconstruir la intimidad y amistad con Dios. Estaban perdidos. S?lo Dios pod?a vencer el pecado y el mal, ofreciendo de nuevo su gracia, reconquistando, por medio de su divina misericordia, el amor del coraz?n del hombre ca?do. Todo esto lo realiz? por la encarnaci?n, pasi?n, muerte y resurrecci?n de su ?nico Hijo. As?, Jesucristo Redentor se ofrece como el ?nico camino hacia aquella comuni?n con Dios que el ser humano anhela tan profundamente? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 146).

Prop?sito

Rezar? esta jaculatoria varias veces al d?a para unirme a Jes?s: ?Te adoramos, oh Cristo y te bendecimos, que por tu santa Cruz redimiste al mundo?.

Di?logo con Cristo

Dame, Se?or, la gracia de amarte con un amor real que se manifieste en todas mis decisiones. Quiero ofrecerte un amor maduro que no tema a los obst?culos y problemas de la vida. Necesito de tu sabidur?a para convertir estas pruebas en actos de amor, porque ?se es el camino para conocerte, para poder vivir y transmitir tu amor.

??Qu? paz, qu? felicidad, qu? serenidad, qu? gozo, qu? dulzura se experimenta cuando se vive bajo la voluntad de Dios!, aunque esa voluntad rezume y exija sufrimiento, dolor e incluso la muerte misma?

(Cristo al centro, n. 2344).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 1:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios