Jueves, 05 de mayo de 2011
Es indudable que la comunidad mundial -dijo el Papa- atraviesa una ?poca de grave crisis econ?mica, pero que est? ligada a una crisis estructural, cultural y de valores
?
Sinergia entre Instituciones p?blicas e Iglesia Cat?lica
Sinergia entre Instituciones p?blicas e Iglesia Cat?lica
CIUDAD DEL VATICANO, 12 ENE 2009

El Santo Padre recibi? esta ma?ana al presidente de la regi?n del Lacio, Piero Marrazzo; al alcalde de Roma, Gianni Alemanno y al presidente de la provincia de Roma, Nicola Zingaretti, acompa?ados por sus colaboradores, para el tradicional intercambio de felicitaciones al inicio del a?o.

"Es indudable que la comunidad mundial -dijo el Papa- atraviesa una ?poca de grave crisis econ?mica, pero que est? ligada a una crisis estructural, cultural y de valores. Esa dif?cil situaci?n repercute en todos los lugares y por ende en Roma, su provincia y las ciudades y pueblos del Lacio. Frente a un reto tan arduo, (...) la voluntad de reaccionar superando las diferencias debe ser com?n. (...) En los momentos dif?ciles de la historia, el pueblo encuentra unidad de objetivos y valor cuando lo gu?an administradores capaces cuya preocupaci?n fundamental es el bien com?n".

Benedicto XVI reconoci? el "aprecio por la presencia y la actividad de la comunidad cat?lica", puesto de relieve por las diversas administraciones, y subray? que los cat?licos "no piden privilegios ni se vanaglorian de ellos, pero desean que su misi?n espiritual y social siga encontrando estima y cooperaci?n. (...) Roma y el Lacio tienen un papel peculiar para la cristiandad. Aqu? los cat?licos se sienten empujados a un vivaz testimonio evang?lico y a una s?lida acci?n de promoci?n humana, sobre todo en nuestros d?as, cuando hay tantas dificultades".

El Papa cit? en este ?mbito la actividad de Caritas diocesana, de las comunidades parroquiales y asociaciones cat?licas, recordando que aunque "no ahorren esfuerzos a la hora de ayudar a los necesitados" es "indispensable una sinergia entre todas las instituciones para dar respuestas concretas a las necesidades crecientes de las personas. Pienso en la familia, (...) en los ancianos, (...) en los que no tienen casa, en la falta de trabajo, el paro juvenil, la no f?cil convivencia entre grupos ?tnicos diversos y en la gran cuesti?n de la inmigraci?n y de los n?madas".

"Si es tarea del Estado implantar pol?ticas econ?micas y sociales -dijo-, la Iglesia, a la luz de su doctrina social, est? llamada a dar su aportaci?n, estimulando la reflexi?n y formando las conciencias de los fieles y de todos los ciudadanos de buena voluntad. Quiz? hoy como nunca antes la sociedad civil entiende que solamente con estilos de vida inspirados en la sobriedad, la solidaridad y la responsabilidad es posible construir una sociedad m?s justa y un futuro mejor para todos".

Hablando de la educaci?n, tema en el que "la Iglesia desde hace a?os concentra sus esfuerzos", Benedicto XVI reiter? que "las estructuras eclesiales en los barrios, adem?s de permitir el ejercicio del derecho fundamental de la persona a la libertad religiosa, son en realidad centros de agregaci?n y de formaci?n en los valores de la socializaci?n, de la convivencia pac?fica, la fraternidad y la paz".

El Papa se refiri? tambi?n a los episodios de violencia juvenil y a las muertes de los j?venes en la carretera y, tras pedir la colaboraci?n para prevenirlos, dijo: "Especialmente entre las j?venes generaciones se debilitan los valores naturales y cristianos que dan significado a la existencia diaria y forman en una visi?n de la vida abierta a la esperanza; brotan, en cambio, deseos ef?meros y expectativas que no son duraderas y que al final desembocan en el aburrimiento y el fracaso. Todo ello tiene como consecuencia nefasta la afirmaci?n de tendencias a banalizar el valor mismo de la vida. (...) Frente al nihilismo que invade cada vez m?s el mundo juvenil, la Iglesia invita a todos a dedicarse seriamente a los j?venes, a no dejarlos abandonados a s? mismos".

Citando por ?ltimo la sanidad, Benedicto XVI record? que en este sector "la comunidad eclesial, heredera de una larga tradici?n de asistencia a los enfermos, sigue prestando su actividad, con tantos sacrificios, en hospitales y cl?nicas inspirados en los principios evang?licos", y dijo que en el ?ltimo a?o las autoridades de la Regi?n hab?an dado "se?ales positivas para ayudar tambi?n a las estructuras cat?licas".

El Papa concluy? recordando que la tarea de los administradores p?blicos "no es f?cil" porque deben hacer frente "a situaciones complejas que necesitan, cada vez con m?s frecuencia, medidas y decisiones (...) a veces impopulares", y afirm?: "La ayuda m?s importante que el Papa os asegura, con tanto afecto, es la oraci?n diaria para que el Se?or os ilumine y os haga siempre servidores honrados del bien com?n".

Publicado por mario.web @ 2:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios