Jueves, 05 de mayo de 2011
Puede ser una forma de legalizar la eutanasia
?
Iglesia Cat?lica se opone a ley
Iglesia Cat?lica se opone a ley "voluntad anticipada"
A prop?sito del proyecto de ley de "Voluntad Anticipada".



El proyecto de ley de "Voluntad Anticipada"- actualmente en discusi?n en el Parlamento - manifiesta la loable intenci?n de evitar el "ensa?amiento terap?utico", el cual consiste en la aplicaci?n de medios terap?uticos desproporcionados que afectan la calidad de vida del paciente sin permitir esperar razonablemente beneficios significativos en t?rminos de salud o supervivencia.

Sin embargo, tiene el grave defecto de no poner el mismo cuidado en evitar el extremo opuesto, es decir, la omisi?n de asistencia al paciente en casos en que ?ste podr?a recuperarse o salvar su vida. Eso quiere decir que no da garant?as suficientes de no estar legalizando, en los hechos, la eutanasia.

El criterio usualmente aplicado para distinguir lo que es "evitar el ensa?amiento terap?utico" de "practicar la eutanasia" es el que distingue los medios terap?uticos proporcionados de los desproporcionados. Retirar o no aplicar los primeros es eutanasia, aplicar los segundos es "ensa?amiento terap?utico".

Cuando se habla de medios proporcionados, se quiere decir, que haya una proporci?n entre los medios que se emplean y los resultados que se puede esperar de los mismos, en t?rminos del bien del paciente, en forma razonable y con las cargas que pueda implicar.

El car?cter proporcionado o desproporcionado de un medio terap?utico es algo que se debe valorar en concreto, seg?n la particular condici?n de cada paciente, y el ?nico que puede hacerlo en cada caso es el m?dico, con su pericia profesional, apoyado preferentemente en un Comit? de ?tica M?dica o de Bio?tica o en su defecto, conjuntamente con un grupo de colegas actuantes.

Adem?s este proyecto de ley es gravemente insuficiente porque en el caso m?s delicado, aquel en que la persona no ha manifestado anticipadamente voluntad alguna, y no se encuentra en condiciones de manifestarla en el presente, deja la decisi?n exclusivamente en manos de los familiares, que carecen de la competencia t?cnica necesaria para hacer ese discernimiento.

En efecto, dice en su art?culo 7?:

"Art?culo 7?.- En caso que el paciente en estado terminal de una patolog?a incurable e irreversible certificada de acuerdo con las formalidades previstas en el art?culo 5? de la presente ley, no haya expresado su voluntad conforme al art?culo 2? de la presente ley y se encuentre incapacitado de expresarla, la suspensi?n de los tratamientos o procedimientos ser? una decisi?n del c?nyuge o concubino o, en su defecto, de los familiares en primer grado de consanguinidad, sin perjuicio de lo dispuesto en el art?culo 8? de la presente ley. (...)"

Agr?guese el hecho de que esa decisi?n de los familiares no ha constar por escrito en parte alguna, por lo que dice el proyecto de ley, lo cual aumenta la falta de garant?as jur?dicas. Incluso la referencia al "concubino" introduce un elemento en la mayor?a de los casos es de imposible certificaci?n.

Por lo que toca a la "voluntad anticipada" en s? misma, se la determina en el art. 1?:

"Art?culo 1?.- Toda persona mayor de edad y ps?quicamente apta, en forma voluntaria, consciente y libre, tiene derecho a oponerse a la aplicaci?n de tratamientos y procedimientos m?dicos salvo que con ello afecte o pueda afectar la salud de terceros. Del mismo modo, tiene derecho de expresar anticipadamente su voluntad en el sentido de oponerse a la futura aplicaci?n de tratamientos y procedimientos m?dicos que prolonguen su vida en detrimento de la calidad de la misma, si se encontrare enferma de una patolog?a terminal, incurable e irreversible. "

Esta "voluntad anticipada" es in?til y peligrosa. In?til, si el paciente est? en condiciones de decidir y comunicar su decisi?n en el momento en que se le deben aplicar los tratamientos. Peligrosa, si no est? en condiciones de hacerlo, pues queda atado a una decisi?n que tom? un tiempo atr?s, en otra situaci?n diferente, cuando no se ve?a en la situaci?n dif?cil en que se encuentra ahora. En realidad, con la "voluntad anticipada" el paciente firma un "cheque en blanco" a futuro sobre su propia vida.

En realidad, no tiene sentido que el paciente exija por escrito que no se le apliquen medios terap?uticos desproporcionados, o sea, que no se practique con ?l el "ensa?amiento terap?utico". Eso es parte de la ?tica m?dica y de la buena praxis. Para eso est?n los tribunales de ?tica m?dica y las disposiciones correspondientes del C?digo Penal. Y en cuanto a los medios terap?uticos proporcionados, pedir que no se le apliquen es pedir que le practiquen la eutanasia, lo cual no puede ser obedecido por ning?n m?dico, porque nadie tiene derecho de pedir a otro que lo mate, sea por acci?n, sea por omisi?n.

Si miramos la realidad concreta, es mayor hoy d?a el peligro de la eutanasia que el del "ensa?amiento terap?utico". La mentalidad economicista f?cilmente ve en el paciente que requiere medios especiales para su curaci?n, un estorbo y un gasto innecesario. Los familiares, lamentablemente, muchas veces, tambi?n, dan la bienvenida a una "soluci?n" que no es tal, como nunca lo es el homicidio.

En este contexto, un proyecto de ley como ?ste, que s?lo parece preocupado por el "ensa?amiento terap?utico", y que no dibuja claramente los l?mites que separan su rechazo de la aceptaci?n de la eutanasia, es muy peligroso y altamente inconveniente para nuestra sociedad.

Publicado por mario.web @ 2:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios