Jueves, 05 de mayo de 2011
Publicamos la intervenci?n de monse?or Alejandro Goic Karmelic, obispo de Rancagua, presidente de la Conferencia Episcopal de Chile. ante el Consejo Asesor para la Equidad Social, el pasado 7 de noviembre.
?
?Por qu? habla un obispo de ?sueldo ?tico??
?Por qu? habla un obispo de ?sueldo ?tico??
SANTIAGO, s?bado, 10 noviembre 2007 (ZENIT.org).-


* * *

?Por qu? habl? de sueldo ?tico?

Porque vivo en un pa?s mayoritariamente cristiano (cerca del 90%); el mensaje de Jes?s es claro; y tambi?n porque los que tienen otra fe, ? los que no tienen ninguna, anhelan mayoritariamente un Chile mejor para todos.

Aquella miseria que condena a los pobres al hambre, a la enfermedad, a la soledad, al llanto, no tiene su origen en Dios. Al contrario, aquello es un esc?ndalo para ?l. Dios quiere a todos saciados, felices y riendo. Los que no interesan a nadie le interesan a Dios. Los que no tienen a nadie que los defienda le tienen a Dios como Padre. El mensaje y la actuaci?n de Jes?s no significan ahora mismo el final del hambre y la miseria, pero s? una dignidad indestructible de todas las v?ctimas de abusos y atropellos. Todo el mundo ha de saber que son los hijos e hijas predilectos de Dios. Nunca, en ninguna parte, se construir? la vida como la quiere Dios si no es liberando a estos hombres y mujeres de la miseria.

?ste es un momento privilegiado de Chile. Se instal? el tema de la mayor equidad y justicia social. Ustedes han sido llamados por la m?xima autoridad del pa?s, para pensar propuestas y caminos de soluci?n, que despu?s deber?n ser transformadas en leyes para cambiar la actual realidad.

Yo me dirig? a la conciencia cristiana de Chile, especialmente a los que comparten mi fe, pero tambi?n a todos los chilenos y chilenas que no profesan mi fe y que anhelan un pa?s m?s justo.

Hay una actitud b?sica que es fundamental si queremos una mayor justicia social: ponernos en el lugar de los m?s pobres.

Perm?tanme concluir con una historia real reciente: ?Quiso vivir con el sueldo que pagaba y no lleg? a fin de mes?.

El empresario italiano Enzo Rossi, de 42 a?os, ha decidido subir el sueldo de sus empleados en doscientos euros netos al mes despu?s de haber intentado vivir con su salario y llegar s?lo hasta el d?a 20. Rossi, director de la f?brica de pasta Campofilone, declara tras la experiencia que ?es justo tomar m?s de los ricos para d?rselo a los pobres?, seg?n public? el diario La Repubblica en su edici?n digital.

El empresario se asign? un sueldo de mil euros para s? y otros mil para su mujer, que tambi?n trabaja en la sociedad, aunque reconoce que esos dos mil euros de ingresos son superiores, incluso, a los que tienen algunas de las familias de sus empleados.

El empresario explica que decidi? hacer la experiencia porque ?estamos volviendo al siglo XIX cuando en el pueblo hab?a condes y barones, por un lado, y aparceros, por el otro, y se dec?a que los cerdos nac?an sin piernas porque los jamones deb?an ir a los se?ores?.

?En los ?ltimos decenios la vida de los trabajadores creci? y la diferencia con las otras clases sociales hab?a disminuido. Pero ahora se est? volviendo atr?s y hay que remediarlo?.

El empresario comenta que no ha sido capaz de llegar al d?a 20 despu?s de haber pagado las facturas del agua, el gas, el seguro del autom?vil y haber tenido cuidado en el gasto cotidiano. ?Eso significa que en un a?o entero habr?a estado sin dinero durante 120 d?as al a?o; eso no s?lo es pobreza, es tambi?n desesperaci?n.?

Despu?s, hace una met?fora para mejor comprender la situaci?n de no tener dinero a fin de mes: ?me he sentido como uno cuando se sumerge en el mar a veinte metros de profundidad y descubre que la bombona de ox?geno se ha agotado?. Por ello, ha decidido subir el sueldo de sus empleados en 200 euros al mes, ya que ?es lo m?nimo? que pod?a hacer.

?El coste de la vida ha subido 150 euros al mes, seg?n el Instituto Nacional de Estad?stica. Para los que son como yo no es nada, para los trabajadores 150 euros menos son casi dos mil euros al a?o y eso significa no pagar las aver?as del autom?vil o no comprar el ordenador al hijo?.

El empresario explica que en los dos ?ltimos a?os los beneficios de su empresa han ido bien y, por tanto, ?no es justo que el ?nico en disfrutarlos sea yo?.


Con profundo respeto y sincera humildad, le hago una propuesta a cada uno de ustedes, en este hermoso y complejo trabajo que les encomend? la Sra. Presidenta de la Rep?blica:

Dediquen un d?a, o medio d?a a dialogar con un hogar pobre en alguna poblaci?n de Santiago. Vayan en el Transantiago. Penetren en ese hogar, dialoguen con sus integrantes, esc?chenles, p?nganse en su lugar. Estoy seguro que les pasar? algo parecido a lo que vivi? el empresario italiano, Enzo Rossi. Y entonces, a trav?s de ustedes y de su noble servicio a Chile, muchos m?s entender?n que el salario ?tico es una necesidad ?tica para nuestros compatriotas m?s pobres, y que entonces, s?, que el Bicentenario ser? una aut?ntica celebraci?n de humanidad y fraternidad.

Publicado por mario.web @ 2:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios