Jueves, 05 de mayo de 2011

Fuente:
Autor: Gonzalo Ecija


Somos j?venes de M?lag, Madrid, Oviedo, Jaen, Badajoz en Espa?a, y jovenes de Argentina, Uruguay, Venezuela, Paraguay y Chile, que pertenecemos a los ?Grupos de vida? de los Misioneros Oblatos. El objetivo que buscamos es tener un encuentro personal con Cristo, viviendo comunitariamente nuestra fe, en sinton?a con el esp?ritu oblato.

Nuestro estilo de vida, intenta aproximarse al de las primeras comunidades, reflejadas en Hechos de los Ap?stoles (2,42-47).

Acud?an asiduamente a la ense?anza de los ap?stoles, a la comuni?n, a la fracci?n del pan y a las oraciones. El temor se apoderaba de todos, pues los ap?stoles realizaban muchos prodigios y se?ales. Todos los creyentes viv?an unidos y ten?an todo en com?n; vend?an sus posesiones y sus bienes y repart?an el precio entre todos, seg?n la necesidad de cada uno. Acud?an al templo todos los d?as con perseverancia y con un mismo esp?ritu, part?an el pan por las casas y tomaban el alimento con alegr?a y sencillez de coraz?n. Alababan a Dios y gozaban de la simpat?a de todo el pueblo. El Se?or agregaba cada d?a a la comunidad a los que hab?an de salvar. (Hch. 2,42-47)

En reuniones semanales, compartimos nuestras vivencias en torno a la oraci?n, la vivencia del Evangelio, la asiduidad a los Sacramentos, el compromiso evangelizador en los centros donde estudiamos o los lugares de trabajo, en la familia, entre los amigos y en el barrio.

Cuando se lleva un caminar de tres o cuatro a?os aproximadamente en los grupos y con la edad aproximada de 18 a?os, se nos presenta la posibilidad de dar el paso hacia una comunidad cristiana, en la que nos comprometemos a vivir nuestra fe en una comunidad cristiana. Nuestras comunidades se alimentan de la espiritualidad de los Misioneros Oblatos de Mar?a Inmaculada a trav?s de unas Constituciones, que tienen su origen en las propias Constituciones de los Oblatos. El ritmo de reuni?n de las comunidades es el siguiente: dos reuniones al mes se dedican a la revisi?n de vida cristiana, otra a la formaci?n y otra a una celebraci?n de la fe.

Tanto en los grupos de vida como en las comunidades hay seis aspectos indispensables, son las seis ?eses?:

  • Santidad: Participar en el grupo de vida viviendo en gracia de Dios.
  • Sinceridad: Todo lo que dice uno ha de brotar de la sinceridad.
  • Seriedad: Al grupo se va a compartir la vida, y eso requiere seriedad por parte de los dem?s para escuchar, no interrumpir, no bromear fuera de momento.
  • Secreto: La mayor?a de las cosas que se dicen en la reuni?n pueden comentarse fuera del grupo; sin embargo hay algunas que se dicen en el grupo y han de quedarse en ?l, porque se refieren a la intimidad de las personas.
  • Seguimiento: De cara a la reuni?n hay que ser exigentes en la asistencia. El seguimiento se refiere tambi?n a la preocupaci?n por los dem?s miembros del grupo. El grupo no se limita al momento de la reuni?n, fuera de la reuni?n es preciso mantener el contacto.
  • Sentido de Iglesia: No cerrarse al propio grupo, sino mantener la relaci?n con otros grupos de la parroquia. Estar abiertos a otros j?venes que quieren formar parte del grupo. Participar en encuentros generales de grupos, de la parroquia, de la di?cesis. Estar en comuni?n con los sacerdotes y los APJs, ?stos son los animadores de los grupos y comunidades.

    Adem?s de unas primeras convivencias, cada a?o se tienen: Convivencias de profundizaci?n (formaci?n permanente), campamento de verano, cursos de formaci?n y un encuentro nacional de grupos de vida y comunidades.
  • Visita su p?gina oficial

    Publicado por mario.web @ 21:30
    Comentarios (0)  | Enviar
    Comentarios