Jueves, 05 de mayo de 2011
Hablas as? porque has sido educado con los libros y con la escritura. Hoy el libro cede el paso a la cultura de la imagen. Pero creo que se puede afirmar que la cultura de las im?genes, la TV en particular, haya quitado el h?bito de la lectura.
?
Palabras e im?genes. El televisor
Palabras e im?genes. El televisor


Hablas as? porque has sido educado con los libros y con la escritura. Hoy el libro cede el paso a la cultura de la imagen. Pero creo que se puede afirmar que la cultura de las im?genes, la TV en particular, haya quitado el h?bito de la lectura. Es lo contrario. Bastar? un dato: en 1982, los 8 diarios de mayor difusi?n en Italia vend?an 2.484.000 ejemplares; en 1990 se lleg? a 3.350.000. La lectura, al menos diaria, ha tenido un alza muy considerable.


Como yo, las personas de mi generaci?n hemos sido educados con los libros y con la lectura de la palabra. Hoy los chicos nacidos y crecidos en la cultura audiovisual tienen m?s familiaridad con el mundo de las im?genes que con el de la palabra.

Quisiera probar y se?alar los l?mites de una cultura realizada principalmente por im?genes. Una bella p?gina de la Evangelii nuntiandi de Pablo VI pone de relieve el valor de la palabra: Sabemos muy bien que el hombre moderno, harto de discursos, se muestra a menudo cansado de escuchar , y peor a?n, inmunizado contra la palabra.

Conocemos tambi?n las ideas de numerosos soci?logos y psic?logos que afirman que el hombre moderno ha superado la civilizaci?n de la palabra y vive en la de las im?genes(...).

La fatiga ha provocado al d?a de hoy muchos discursos vac?os, y la actualidad de muchas otras formas de comunicaci?n no deben, sin embargo, disminuir la fuerza permanente de la palabra, ni perder su confianza en ella. La palabra es siempre actual, sobre todo cuando es portadora del poder de Dios (. n. 42).

Cuando una realidad determinada se somete a la mirada de las im?genes, tiende a asumir en seguida la fuerza de la verdad. La veo y me digo que es verdadera. El procedimiento de loa palabra es distinto.

Una educaci?n mediante el libro y la palabra es principalmente cr?tica y discursiva; habit?a a obedecer diversos pasos y aproximarse gradualmente a la realidad mediante la verificaci?n de las propias afirmaciones, la muestra de las pruebas y el contraste con las argumentaciones contrarias.

Una educaci?n confiada a la sola imagen es incapaz de llevar a la muestra de pruebas, a la valoraci?n de las razones y al juicio de nuestros discursos, siempre parciales con la verdad.

La s?ntesis m?s bella es aquella que tiene lugar en la Biblia: palabras densas y claras que expresan im?genes, narraciones y s?mbolos capaces de envolver emotivamente y de hacer pensar.

Querido televisor, si echas una ojeada a muchos estudiantes, te dar? cuenta de que tienen un fracaso escolar muy considerable. Y es que t? no les haces razonar. T? cultivas en ellos simplemente la parte emocional y sensorial. No leen mucho. No tienen facilidad de palabra. Consecuencia: no saben escribir ni expresarse. Es horrible.


Publicado por mario.web @ 23:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios