Viernes, 06 de mayo de 2011
Conferencia ofrecida por Mons. Guy-R?al Thivierge en el marco de Conversaciones denominadas: La mercantilizaci?n de la persona humana.
?
Lo humano en el centro del mundo: Juntos, buscar y compartir la verdad
Lo humano en el centro del mundo: Juntos, buscar y compartir la verdad
Conversaciones del CCIC.
Centro Cat?lico Universal de Cooperaci?n con UNESCO
Ciclo de encuentros bi-anuales. Primera Conversaci?n
Palais de l?UNESCO, Junio 2004
?

Prof. Mons. Guy-R?al Thivierge
Presidente del CCIC

?Es un honor y un gran placer acogerlos dese?ndoles, en nombre de todos los miembros del Consejo de Administraci?n del CCIC, una cordial y fraternal bienvenida a las Primeras Conversaciones de nuestro ciclo de encuentros bi-anuales orientados a LO HUMANO EN EL CENTRO DEL MUNDO.

El pilar de apoyo de la misi?n del CCIC es, por una parte, llevar al mundo cristiano (cat?lico) el mensaje de la UNESCO y, por otra, proponer en los medios de la UNESCO el esclarecimiento del mensaje cristiano, muy especialmente en las esferas de competencia asignadas a esta organizaci?n del sistema de las Naciones Unidas: ?reas de la cultura, de la educaci?n, de las ciencias y las tecnolog?as y de la comunicaci?n. Esta responsabilidad, en relaci?n a la construcci?n de la ?ciudad de los humanos?? y de la ??ciudad de Dios??, funda simult?neamente la pluralidad de nuestros compromisos personales e institucionales y confiere todo su sentido a nuestra reuni?n en el seno del CCIC.

Concertador, por supuesto, pero tambi?n promotor y servidor de esta valiosa diversidad a trav?s de la reflexi?n, el di?logo, el cruce de nuestras dudas y tambi?n de nuestras convicciones, de nuestros sue?os y de nuestras esperanzas, el CCIC aspira a ser hoy m?s que nunca esta encrucijada de intercambio, de conversaci?n, de debate, eventualmente este espacio de nuevos aprendizajes y de nuevos compromisos que nos permitir?n, en una b?squeda com?n, ubicarnos mejor y, de?este modo, reaccionar m?s correctamente a las temibles problem?ticas a las cuales nos confronta el mundo actual.

Para comprender mejor las opciones que subtienden la gesti?n que actualmente les proponemos, deseo compartir con todos ustedes una observaci?n, una comprobaci?n, que se impone al examen de los contenidos de todos los grandes debates que agitaran la segunda mitad del siglo XX hasta el momento y continuar?n haci?ndolo: todos se reconocen en su forma de trastrocar el lugar de la persona humana, hombre y mujer, en la humanidad. En efecto, los grandes desaf?o (y su cortejo de consecuencias) que a menudo siguen el esp?ritu de nuestros contempor?neos en cualquier lugar del mundo, por ejemplo los vinculados a la mundializaci?n, en el sentido del progreso t?cnico y econ?mico, a las bio-tecnolog?as, a la ecolog?a, a la cultura de la eficacia, de la competitividad, es decir a una visi?n parcial del desarrollo, poseen en com?n algo m?s que la amenaza de desplazar, de descentrar lo humano, de sojuzgarlo, de alguna manera de mercantilizarlo. De central a nivel de la Creaci?n deviene perif?rico, de sujeto de excepcional dignidad deviene objeto, sometido a las fluctuaciones del mercado de valores que, en s? mismo, siempre requieren ser evaluados.

Vinculada en primer t?rmino con las problem?ticas encontradas por cada una de las organizaciones internacionales a las cuales ustedes pertenecen, la actividad que iniciamos con las Conversaciones del CCIC se integra por lo tanto naturalmente en el contexto amplio de esos profundos cuestionamientos, de la transformaci?n de las formas de vida, de la aceleraci?n de la historia y del trastorno de las culturas. Este an?lisis que nos confronta a diversas visiones del hombre, de su vocaci?n, de sus valores, del bien com?n, del sentido y de las finalidades del desarrollo, resulta esencial para el mundo actual, a menudo obligado a respuestas r?pidas, tristes y parciales; con la UNESCO, el CCIC est? convencido de la necesidad de reflexionar juntos, de construir juntos el conocimiento y hacer surgir nuevas esperanzas. La educaci?n, el conocimiento, ?no son ellas mismas creaci?n, renovaci?n, acompa?amiento del cambio? Igualmente, tambi?n, el CCIC est? convencido de su deber de hacer conocer y compartir con los medios internacionales, multiculturales y multirreligiosos, la riqueza de la Tradici?n cristiana, sobre todo las del humanismo cristiano y de la ense?anza social de la Iglesia. Queridos amigos, no temamos decirlo, nuestra gesti?n es a la vez modesta y ambiciosa. Modesta por sus medios, pero ambiciosa por la amplitud de su tarea y el vigor que deseamos invertir juntos en ella. Con la ayuda del Esp?ritu y la colaboraci?n de cada uno y cada una de ustedes, nos complacemos ya por el hecho de que los frutos superar?n las promesas de las flores.

La marcha propuesta se despliega ? por el momento ? en dos a?os, en cuatro encuentros que tratar?n, cada uno a su manera, una faceta de la problem?tica de lo humano en el centro del mundo: la mercantilizaci?n de la persona humana, de la educaci?n, de la cultura y del trabajo.

Para la ruta (?C?mo no pensar en Emma?s?), elegimos el modelo pedag?gico de la conversaci?n porque privilegia la partici?n, el intercambio de puntos de vista, vivido en esp?ritu de respeto del otro en la b?squeda de la verdad. Vuestros conocimientos, vuestras competencias, vuestras experiencias son de este modo directamente requeridas; nuestros invitados aportar?n los enfoques espec?ficos a los expertos, por ejemplo esta ma?ana el del economista y el del fil?sofo/te?logo.

Los presento y les pido acogerlos. El Prof. Philippe De Woot, em?rito de la Universidad Cat?lica de Lovaina, es miembro de la Academia Internacional de Gesti?n de Empresas de la Academia Real de B?lgica, economista y autor de varias obras entre las cuales Strat?gie et Management,Pour une Doctrine de l?Entreprise. El Prof. Mons. Piero Coda es fil?sofo y te?logo de formaci?n, profesor de teolog?a dogm?tica de la Pontificia Universidad Lateranense en Roma, tambi?n secretario de la Academia Pontificia de Teolog?a y presidente de la Asociaci?n Italiana de Te?logos. Tambi?n ha firmado varias publicaciones entre las cuales figuran estudios filos?ficos sobre Hegel; sus principales esferas de inter?s teol?gico son los de la antropolog?a cristiana (trinitaria), el ecumenismo y el di?logo interreligioso.

Extra?do de:
CCIC Centro Cat?lico Internacional de Cooperaci?n con la UNESCO
Par?s, Francia.

Sitio Web: http://www.ccic-unesco.org

?
Si deseas profundizar en el tema te invitamos a visitar el sitio http://www.compartiendo.cl/

Publicado por mario.web @ 1:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios