Viernes, 06 de mayo de 2011


Muchas personas te dir?n que lo peor que te puede pasar en esta vida es enfermarte o morirte, pero nosotros podemos darnos cuenta que no es as?. Lo peor que nos puede pasar es que pequemos, pues perder la posibilidad de ir al cielo, ser?a tragedia eterna. Como hemos visto: esta vida es la oportunidad para llegar al cielo y el pecado precisamente nos aleja de Dios y del cielo. La enfermedad obviamente nos cuesta mucho, s?, pero no tanto como perder nuestro destino eterno. Cristo, cuando hizo las curaciones hizo referencia al perd?n del pecado, por ejemplo con el paral?tico, "Cristo le dijo: "tus pecados est?n perdonados" y luego le curo de su enfermedad, haciendo ver que lo peor del mal en el mundo es el pecado. La enfermedad es algo dif?cil, s?, pero que se acaba, ya sea con la salud o con la muerte. El pecado es algo terrible que debemos desarraigar de nuestra vida.

Muchos de nosotros tambi?n pensamos que al que es bueno no deber?a pasarle nada malo. Jesucristo, la inocencia misma, el m?s justo y santo que haya vivido en esta tierra, sufri? por nosotros. Su sufrimiento fue salvaci?n nuestra. Las enfermedades nos pueden llevar a la salvaci?n.

Ese es el secreto que tiene nuestra religi?n: Cristo con su sufrimiento inocente, nos ense?? que el dolor, ofrecido por la salvaci?n de las almas tiene un sentido y un valor maravilloso. De ah? viene la palabra "sacrificio", del verbo sacrum-facere, que significa "hacer sagrado". El sufrimiento sin ofrecerlo es solamente dolor, en cambio, ofreci?ndolo tiene un valor de salvaci?n. Convertir el sufrimiento en sacrificio para alcanzar nuestra salvaci?n y la de los dem?s. Unir nuestro sufrimiento al de Cristo para que tenga un valor infinito. Hacernos part?cipes de los sufrimientos de Cristo para la salvaci?n del mundo.


Publicado por mario.web @ 9:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios