Viernes, 06 de mayo de 2011
Palabras del Papa Benedicto XVI con relaci?n a la verdadera libertad y sus implicaciones.
?
La libertad se realiza en el servicio a los dem?s
La libertad se realiza en el servicio a los dem?s
CIUDAD DEL VATICANO, 21 FEB 2009 (VIS).-El Santo Padre visit? ayer por la tarde el Seminario Romano Mayor, en la v?spera de la fiesta de la patrona, la Virgen de la Confianza.

El Papa presidi? en la Capilla Mayor del Seminario una lectio divina para los seminaristas sobre la Carta de San Pablo a los G?latas.

Comentando las palabras del Ap?stol de las Gentes: "Fuisteis llamados a la libertad", Benedicto XVI pregunt?: "?Qu? es la libertad? ?C?mo podemos ser libres? San Pablo nos ayuda a entender esta realidad complicada que es la libertad" cuando dice: "Esta libertad no sea un pretexto para la carne, sino serv?os unos a otros por amor".

"El yo absoluto, que no depende de nada y de nadie -continu?-, parece poseer realmente, en definitiva, la libertad. Soy libre si no dependo de nadie, si puedo hacer todo lo que quiero. Pero precisamente cuando el yo se convierte en absoluto es "carne", es decir, degradaci?n del ser humano, no es conquista de la libertad: el libertinaje no es libertad, es m?s bien el fracaso de la libertad".

Tras poner de relieve que "la libertad se realiza parad?jicamente en el servicio a los dem?s", el Papa subray? que "nuestra verdad consiste sobre todo en que somos criaturas, criaturas de Dios y vivimos en relaci?n con el Creador. Solo si aceptamos esto (...) entramos en la verdad. De lo contrario, caemos en la mentira y al final nos destruimos. (...) Solo una libertad compartida es una libertad humana".

El Papa afirm? que "el ser humano tiene necesidad de orden, de derecho, para que pueda realizarse su libertad, que es una libertad vivida en com?n. (...) Si no existe una verdad com?n del ser humano, (...) solo queda el positivismo y se tiene la impresi?n de como si fuera algo impuesto de manera incluso violenta. De ah? esta rebeli?n contra el orden y el derecho, como si se tratase de una esclavitud".

En esta Carta de San Pablo, continu?, "se menciona la situaci?n, un poco triste, de la comunidad de los G?latas, cuando el Ap?stol dice:: "Si os mord?is y os devor?is unos a otros, mirad que acabar?is por destruiros...".

El Santo Padre afirm? que "tambi?n hoy suceden cosas parecidas, cuando en vez de agregarse a la comuni?n con Cristo, en el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia, cada uno quiere ser superior al otro y quiere hacer creer con arrogancia intelectual que es mejor. As? nacen las pol?micas que son destructivas, nace una caricatura de la Iglesia, que deber?a ser una sola alma y un solo coraz?n".

"En esta advertencia de San Pablo -concluy?-, tenemos que encontrar tambi?n hoy un motivo de examen de conciencia: no pensar en que somos superiores a los dem?s, sino imitar la humildad de Cristo, la humildad de Mar?a, entrar en la obediencia de la fe. Precisamente de esta manera se nos abre realmente el gran espacio de la verdad y de la libertad en el amor".

Publicado por mario.web @ 14:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios