S?bado, 07 de mayo de 2011
Occidente debe decidirse a comprender qu? peso posee la fe en la vida p?blica de sus ciudadanos
?
El cardenal Scola y el cardenal Ruini defienden la intervenci?n de los cat?licos en la vida p?blica
El cardenal Scola y el cardenal Ruini defienden la intervenci?n de los cat?licos en la vida p?blica
24/02/2009

El medio italiano Chiesa.com, muestra dos cartas del cardenal Angelo Scola y Camillo Ruini sobre c?mo ven la funci?n de la Iglesia en la esfera p?blica. Ambos coinciden en que, si por ejemplo, la Iglesia callase sobre la vida y la muerte, no contribuir?a al bien de todos

Dos hechos recientes han reabierto la controversia sobre la intervenci?n de los cristianos en la esfera p?blica. Dos hechos aunados por una cuesti?n id?ntica, referida a la vida humana desde la concepci?n a la muerte natural.

El primero de estos hechos es aparentemente menor. El mi?rcoles 18 de febrero, al t?rmino de la audiencia general, Benedicto XVI se encontr? brevemente con Nancy Pelosi, portavoz de la c?mara de representantes de los Estados Unidos. Pelosi mostr? al Papa las fotos de una visita suya con sus padres, en el Vaticano y en los a?os cincuenta, y se congratul? por la acci?n de la Iglesia en el combate contra el hambre y la pobreza.

Al t?rmino del encuentro la sala de prensa vaticana emiti? un comunicado en el que dec?a que "el Papa ha aprovechado la ocasi?n para mostrar que la ley moral natural y la ense?anza constante de la Iglesia sobre la dignidad de la vida humana, desde la concepci?n a la muerte natural, obligan a todos los cat?licos, y especialmente a los legisladores, a los juristas y a los responsables del bien com?n de la sociedad, a cooperar con todos los hombres y las mujeres de buena voluntad para promover un ordenamiento jur?dico justo, orientado a proteger la vida humana en cada uno de sus momentos".

En realidad, Nancy Pelosi, al igual que otros cat?licos de la nueva administraci?n estadounidense, es activa sostenedora de pol?ticas pro aborto. El Papa no ha dudado en dirigirle este reclamo p?blico, sin importarle si con ello da aliciente a las repetidas acusaciones de "invasi?n" del campo pol?tico que tantos defensores de la "laicidad" lanzan contra la Iglesia.

El segundo hecho es de dimensiones m?s amplias. Es el destino infligido en Italia a Eluana Englaro, una joven mujer en estado vegetativo persistente, privada de pan y de agua por sentencia de un tribunal y de este modo llevada a la muerte, el pasado 9 de febrero.

El cardenal Scola analiza en un texto editorial la cuesti?n de la "laicidad" en un radio m?s amplio, en cuanto relaci?n general entre la Iglesia y la esfera p?blica, al igual que ha hecho el cardenal italiano Camillo Ruini. El editorial del cardenal Scola en la edici?n de Avvenire es del 20 de febrero y la conferencia expuesta por el cardenal Ruini en G?nova es del 18 de febrero.

El cardenal Scola sostiene que ?Occidente debe decidirse a comprender qu? peso posee la fe en la vida p?blica de sus ciudadanos: no puede pasar por alto este problema? y habla del debate sobre el estilo que los cat?licos deben asumir cuando intervienen en cuestiones delicadas de la vida com?n como, por ejemplo, la bio?tica, recordando que muchas veces se pierde de vista el coraz?n de la cuesti?n.

El cardenal Scola afirma que toda fe est? siempre sujeta a una interpretaci?n cultural p?blica, haciendo alusi?n a las palabras de Juan Pablo II: "Una fe que no hace cultura es una fe no plenamente acogida, no totalmente pensada, no fielmente vivida". Por otra parte, al ser la fe ? la jud?a y la cristiana ? fruto de un Dios que se ha comprometido con la historia, tiene inevitablemente que ver con el car?cter concreto de la vida y de la muerte, del amor y del dolor, del trabajo y del descanso y de la acci?n c?vica. Por eso la fe est? inevitablemente investida de diversas lecturas culturales, las cuales pueden entrar en conflicto entre ellas.

El cardenal Scola insiste en que en esta fase de "post-secularismo", se enfrentan en la sociedad italiana en particular dos interpretaciones culturales del cristianismo. Me parece que ambas son interpretaciones reduccionistas. La primera trata al cristianismo como una religi?n civil, como mero cemento ?tico y la otra, m?s sutil, es la que tiende a reducir al Cristianismo a mero anunciante de la pura y descarnada Cruz para la salvaci?n de "cada uno de los otros".

As?, explica que respetando la tarea espec?fica de los fieles laicos en el campo pol?tico, es sin embargo evidente que si todo fiel, desde el Papa hasta el ?ltimo de los bautizados, no pusiese en com?n las respuestas que considera v?lidas para las preguntas que agitan cotidianamente el coraz?n del hombre, es decir, si no diese testimonio de las implicancias pr?cticas de su propia fe, le quitar?a algo a los dem?s, pues sustraer?a algo positivo, no contribuir?a al bien civil de edificar la vida buena.

Por su parte, el cardenal Ruini explica que reflexionar sobre la laicidad en relaci?n al bien com?n es un acercamiento fundamental, y adem?s estimulante, para comprender y apreciar la laicidad, en particular para el discernimiento y la valoraci?n de los diversos y numerosos significados que el concepto de laicidad ha asumido ahora.

El cardenail Ruini recuerda que el "bien com?n" es un concepto t?pico ? aun cuando no exclusivo ? del pensamiento social cat?lico. Por lo tanto, parece justo referirse al significado que se le atribuye en este contexto. El "Compendio de la Doctrina social de la Iglesia", publicado en el a?o 2004 por el Pontificio Consejo "Justicia y Paz", considera al bien com?n como el primero de los principios de esta doctrina, y lo hace derivar "de la dignidad, unidad e igualdad de todas las personas".

As?, explica que el bien com?n "no consiste en la simple suma de los bienes particulares de cada sujeto del cuerpo social. Siendo de todos y de cada uno es y permanece com?n, porque es indivisible y porque s?lo juntos es posible alcanzarlo, acrecentarlo y custodiarlo, tambi?n en vistas al futuro".

Publicado por mario.web @ 0:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios