S?bado, 07 de mayo de 2011
Quienes argumentan a favor de un ?derecho a morir dignamente? habr?an de confrontarse con las dificultades derivadas de la noci?n, estrictamente correlativa a ?sta, de un ?deber de matar dignamente"
?
Eutanasia y suicidio asistido
Eutanasia y suicidio asistido
Entrevista al Prof. Jos? Mar?a Barrio, de la Universidad Complutense de Madrid

1.En primer lugar quer?a que me diferenciara un poco entre estos ?pol?micos? t?rminos eutanasia, suicidio asistido

Como en este terreno hay mucha confusi?n, es interesante aclarar primero algunos conceptos. La Sociedad Espa?ola de Cuidados Paliativos defini? la ?eutanasia? como: ?conducta (acci?n u omisi?n) intencionalmente dirigida a terminar con la vida de una persona que tiene una enfermedad grave e irreversible, por razones compasivas y en un contexto m?dico.? En el ?suicidio asistido? el enfermo se provoca a s? mismo la muerte, con la ayuda de otra persona (si ?sta es m?dico se llama ?suicidio m?dicamente asistido?).

Como explicaba recientemente en un art?culo el Dr. Gonz?lez Bar?n, interesa aclarar que no son conductas eutan?sicas las siguientes:

1. El respeto por parte del m?dico al posible rechazo del paciente a unos tratamientos que ?ste considera desproporcionados para su situaci?n.

2. La conducta del m?dico que evita aquellos tratamientos o pruebas diagn?sticas que no considera indicados en un paciente, y que le ocasionar?an m?s molestias que beneficios: es lo que se llama ?limitaci?n del esfuerzo terap?utico? (lo contrario ser?a caer en la obstinaci?n terap?utica o diagn?stica).

3. La administraci?n ?cuando sea necesaria para el control del dolor o de otro s?ntoma molesto- de dosis elevadas de f?rmacos, aunque pudieran acortar secundariamente la vida del paciente. Una variante de esta actuaci?n es la llamada ?sedaci?n paliativa?.

2. ?Qu? hubiera pasado en Espa?a ante un caso como el de Eluana?:

En Espa?a hay muchas personas en una situaci?n similar a la de Eluana (Estado Vegetativo Persistente). A estas personas se les proporciona los cuidados b?sicos (higiene, cambios posturales, etc.) y se las alimenta e hidrata, pues hoy d?a resulta muy sencillo hacerlo (mediante un peque?o tubo en la pared abdominal, llamada gastrostom?a a trav?s del cual se le administra alimento batido y l?quidos): pueden estar en un establecimiento hospitalario o en su domicilio. Si surgen complicaciones (las m?s frecuentes son las infecciones), la familia puede pedir a los m?dicos que no sean tratadas (lo que se llama Limitaci?n del Esfuerzo Terap?utico) y los m?dicos respetar?n esa decisi?n. Esos pacientes suelen morir por alguna de estas complicaciones. Pero en el caso de Eluana, la causa de la muerte no ha sido su enfermedad sino el hecho de haber dejado de administrarle l?quidos: ha muerto de sed, como cualquiera de nosotros si se nos privara de l?quido.

3. ?Qu? dice la Ley Espa?ola, sobre este tema? (Ayudar a morir no est? contemplado)

La Ley de Autonom?a del Paciente del a?o 2002 contempla la Limitaci?n del Esfuerzo Terap?utico a la que me acabo de referir (y que fue, por ejemplo, el caso de Inmaculada Echevarr?a cuando pidi? la retirada del respirador, pero no contempla que a un paciente en esa situaci?n se le prive de alimentaci?n e hidrataci?n, es decir, dej?ndole morir de hambre y sed. Sinceramente creo que en el caso de Eluana (que no es el mismo que el de Inmaculada) la conducta que se ha seguido no es la apropiada. Sin entrar a juzgar las intenciones de nadie (y menos de las personas m?s pr?ximas a ella, sobre todo su padre) creo que no es el modo de tratar a un ser humano.

Por otro lado, tampoco hay certeza de que el paciente en ese estado no sufra ni se d? cuenta de nada. Hace pocos meses se supo de un caso an?logo de un se?or polaco que sali? de un coma despu?s de m?s de veinte a?os en ese estado. La prensa se hac?a eco del tremendo agradecimiento que tributaba a su esposa por haber aguantado tanto tiempo, y a todas las personas que le hab?an acompa?ado durante esos a?os, dec?a, d?ndose ?l cuenta de que estaban all?.

4. ?Cree que es necesaria una reforma o una modernizaci?n de la ley O ser?a mejor crear una nueva legislaci?n? Tiene rendijas la Ley de Autonom?a del Paciente de 2002?

Pienso que no es necesaria una reforma de la Ley de Autonom?a del Paciente. En mi opini?n es una buena ley, que contempla lo que es razonable hacer o no hacer en estos casos.

5. En el caso de que se reformara ?implicar?a cambiar el C?digo penal?

Probablemente s?, pero, como digo, no me parece que sea necesario modificarla.

6. A pesar de la ley ?ha habido muchas personas c?mo Eluana, en Espa?a?

No conozco en Espa?a casos de pacientes en Estado Vegetativo Persistente a los que se les haya dejado morir de sed.

7. El Gobierno el a?o pasado prometi? una reforma de la ley para regular el suicidio asistido y la eutanasia. ?Algo que parece que ha aparcado? ?Por qu? cree que aparcan estos temas pol?micos cuando hay miles de enfermos terminales?

En mi opini?n, hace bien el gobierno en no legalizar el suicidio asistido y la eutanasia, porque lo que piden y necesitan los enfermos en fase terminal no es la muerte sino que se les alivie su situaci?n mediante unos Cuidados Paliativos de calidad. Hay que centrarse en lograr que todos los enfermos que los necesitan tengan realmente acceso a unos buenos Paliativos: en Espa?a, aunque se ha avanzado mucho en este terreno, todav?a no se ha conseguido plenamente. Si se opta por la soluci?n f?cil ?y sobre todo barata- de la eutanasia, ser? muy dif?cil que se desarrollen los Cuidados Paliativos.

Precisamente en estos d?as la editorial Planeta acaba de publicar en Espa?a un libro de extraordinario inter?s sobre estas cuestiones: ?Seducidos por la muerte?; el autor (Herbert Hendin) describe con datos e historias verdaderamente impactantes lo que ha ocurrido en Holanda, el pa?s m?s tolerante con la eutanasia. Recomiendo vivamente su lectura a quien est? interesado en este asunto.

8. ?En qu? pa?ses est? legalizada la eutanasia y el suicidio asistido?

La eutanasia est? legalizada en Holanda y B?lgica. El suicidio asistido est? legalizado en el estado norteamericano de Oreg?n. En Suiza el C?digo Penal permite la ayuda al suicidio cuando no se hace ?con fines ego?stas?.

9. A pesar de lo que digan las leyes ?ha habido y hay muchos casos en el mundo de enfermos terminales que desean terminar con su calvario y piden ayuda?

Lo que realmente piden esos enfermos no es la muerte, sino que se les alivie el dolor y los dem?s s?ntomas que les hacen sufrir. La experiencia un?nime en todas las unidades de Cuidados Paliativos es que cuando a estos enfermos se les trata con delicadeza humana y competencia profesional, afrontan ?ellos y sus familias- esa ?ltima etapa de su vida con paz y serenidad. Los Cuidados Paliativos optan por aliviar el sufrimiento de esas personas, mientras que la eutanasia opta por eliminarlas: lo primero me parece mucho m?s humano y creativo que lo segundo.

10. ?Qu? opina al respecto de los enfrentamientos que se han dado en Italia entre pol?ticos e Iglesia por el caso de Eluana?

Pienso que en estos casos l?mite, cada uno muestra la visi?n que tiene del ser humano: mientras unos ven al enfermo grave o al discapacitado como alguien que ha perdido su dignidad, otros consideran que el ser humano siempre conserva su dignidad por muy deteriorado que est? su organismo. Evidentemente el modo en que unos y otros cuiden a esas personas ser? muy diferente.

Los partidarios de eso que llaman ?derecho a morir dignamente? est?n identificando de modo impl?cito la dignidad con la salud (e incluso con la ?calidad de vida). Esta identificaci?n me parece extremadamente problem?tica, pues a mi juicio una persona enferma o muy anciana en modo alguno pierde por ello la dignidad que, a t?tulo de humano, a todo ser humano conviene.

11. Existen asociaciones como Dignitas en Suiza que asisten a las personas que quieren cometer el suicidio por voluntad propia ?qu? opina?

Cuando una persona quiere suicidarse no es porque busque la muerte como algo deseable en s? misma, sino porque la situaci?n que est? viviendo se le hace insufrible y quiere huir de esa situaci?n como sea. Los m?dicos saben que la inmensa mayor?a de las personas que intentan suicidarse padecen una depresi?n. En las sociedades civilizadas, al suicida se le intenta ayudar (humanamente, m?dicamente, psicol?gicamente) para que desista de su prop?sito. Si en vez de eso se decide ayudarle a cometer el suicidio, algo muy serio se est? deteriorando en esa sociedad. Alguien dijo ?y estoy completamente de acuerdo- que el grado de civilizaci?n de una sociedad se mide por el modo en que ayuda a sus miembros m?s necesitados.

12. Ayudar a morir a alguien ?es delito? ?Han encarcelado a alguien alguna vez en Espa?a por ello?

El art?culo 143 del C?digo Penal de 1995 tipifica como delito la inducci?n al suicidio en el punto uno; en el dos la cooperaci?n necesaria, en el tres la cooperaci?n hasta el extremo de causar la muerte; en el punto cuatro reduce la pena en uno o dos grados para ?el que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petici?n expresa, seria e inequ?voca de ?ste, en el caso de que la v?ctima sufriera una enfermedad grave que conducir?a necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y dif?ciles de soportar, ser? castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las se?aladas en los n?meros 2 y 3 de este art?culo.?
Que yo sepa, nadie ha ido a la c?rcel en Espa?a por este motivo.

13. ?Cu?l es su opini?n al respecto del tema? ?Qu? cree que se deber?a hacer?

Como ya he dicho antes, no me parece que en Espa?a sea necesaria ninguna reforma legal en estas cuestiones. Lo que s? me parece muy necesario, en cambio, es seguir desarrollando un buen sistema de ayudas sociales y de Cuidados Paliativos que cubra realmente las necesidades de estos enfermos y de sus familias. En Francia se cre? una Comisi?n Parlamentaria para estudiar estas cuestiones y han venido a concluir recientemente esto mismo.

Por otra parte, desde el punto de vista jur?dico, quienes argumentan a favor de un ?derecho a morir dignamente? habr?an de confrontarse con las dificultades derivadas de la noci?n, estrictamente correlativa a ?sta, de un ?deber de matar dignamente?, deber que en ese supuesto parece corresponder?a al m?dico, a quienes los defensores de la eutanasia conceder?an graciosamente el derecho a ejercer la objeci?n de conciencia. Resulta sorprendentemente parad?jico que un m?dico tenga que apelar a la objeci?n de conciencia para quedar eximido del ejercicio de una prestaci?n ?sanitaria?, socialmente debida, y que consiste precisamente en dar muerte. No deja de ser rocambolesco el puro planteamiento de esta posibilidad. Los m?dicos, y en general el personal sanitario, no est?n para matar, sino para intentar curar, y si no es posible, paliar o, al menos, acompa?ar a las personas y a sus allegados en el trance, en ?ltimo t?rmino inevitable para todos, de la muerte. Dar muerte es propio de otra profesi?n: la del verdugo.

Finalmente, ha de tenerse en cuenta el hecho de que una legislaci?n que convalidara la eutanasia tendr?a como efecto la p?rdida de confianza en las profesiones sanitarias y de ayuda social por parte de las personas m?s necesitadas de sus respectivas prestaciones. La mayor?a dejar?an de acudir voluntariamente a esa ayuda (como ha podido comprobarse en Holanda, donde la mayor?a de las personas mayores que necesitan atenci?n hospitalaria tratan de recibirla en la vecina Alemania). De esta forma se pierde en gran medida la eficacia de esas ayudas. Pero, lo que es a?n peor, una legislaci?n de este tipo tendr?a el efecto social de una intolerable presi?n psicol?gica, que indirectamente mostrar?a la muerte a petici?n como un gesto de solidaridad, e incluso de justicia social, que permitir?a canalizar los esfuerzos y recursos sanitarios hacia las personas con m?s expectativas vitales. La eventual coacci?n moral sobre las personas enfermas o ancianas que esta situaci?n representar?a pienso que todav?a no es suficientemente valorada y que, de serlo, pondr?a de manifiesto la terrible inhumanidad que se enmascara tras ciertas llamadas a la piedad y la compasi?n. Por cierto que el argumento de la compasi?n y la piedad tambi?n fue empleado por los nazis para hacer tragable su ley de eutanasia y eugenesia, el primer precedente legal hist?rico de una ley de eutanasia, por mucho que se esfuercen en ocultarlo sus defensores. No creo sea comparable lo que propon?an los nazis (dar muerte a quienes ellos consideraban que llevan una ?vida no digna de ser vivida?, sin pedirle permiso al interesado) con la propuesta que ahora est? en juego (dar muerte a petici?n del interesado). Pero, insisto, lo que s? tienen en com?n es, precisamente, lo que consideran una muerte (y, por tanto, tambi?n una vida) ?digna?.

Publicado por mario.web @ 0:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios