S?bado, 07 de mayo de 2011

Fuente: Vatican.va
Autor: Vatican

Jueves 18 de diciembre de 2008

La Santa Sede aprecia los esfuerzos realizados en la Declaraci?n sobre derechos humanos, orientaci?n sexual e identidad de g?nero ?presentada a la Asamblea general de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 2008? para condenar toda forma de violencia con respecto a las personas homosexuales, as? como para impulsar a los Estados a tomar todas las medidas necesarias para poner fin a todas las penas criminales contra ellas.

Al mismo tiempo, la Santa Sede observa que la formulaci?n de esa Declaraci?n va mucho m?s all? del objetivo antes se?alado y que comparte.

En particular, las categor?as "orientaci?n sexual" e "identidad de g?nero", empleadas en el texto, no encuentran reconocimiento o una definici?n clara y compartida en el derecho internacional. Si se tuvieran en cuenta en la proclamaci?n y en la traducci?n a la pr?ctica de los derechos fundamentales, ser?an causa de una grave incertidumbre jur?dica, y minar?an la capacidad de los Estados de adherirse y de actuar nuevas convenciones y modelos de derechos humanos, as? como los ya existentes.

Aunque la Declaraci?n condena justamente todas las formas de violencia contra las personas homosexuales y afirma el deber de protegerlas de ellas, el documento, considerado en su totalidad, va m?s all? de este objetivo y, en cambio, suscita incertidumbre en el derecho, adem?s de poner en tela de juicio las normas existentes sobre derechos humanos.

La Santa Sede sigue sosteniendo que se debe evitar cualquier signo de injusta discriminaci?n con respecto a las personas homosexuales, y exhorta a los Estados a poner fin a las penas criminales contra ellas.


Publicado por mario.web @ 0:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios