S?bado, 07 de mayo de 2011

Fuente: Catholic.net
Autor: Alejandro Ortega Trillo, L.C

??Ya s?lo faltaba?!? ─dir? alguno: ??No eran suficientes tres crisis ??y de qu? tama?o?!: la financiera, la de inseguridad y la del narcotr?fico─ como para tener que afrontar una crisis m?s: la sanitaria? S? que ?llueve sobre mojado?.

El hecho es que esta crisis de salud nos est? obligando a todos a una cierta ?encerrona? en casa. Y ya se est?n sugiriendo mil maneras de consumir ─?matar?, decimos a veces─ el tiempo sin salir.

Pienso que el virus de la influenza ─?virus inteligente?, como lo definieron en algunos medios─ puede sugerirnos un recurso v?lido para esta situaci?n: el contagio.

Estos d?as son una oportunidad ?nica para el ?contagio?.

- Contagiarnos la fe para creer una vez m?s que ?no hay mal que por bien no venga?.

- Contagiarnos la esperanza, para estar seguros de que ?tambi?n de ?sta vamos a salir?.

- Contagiarnos el amor para ?con-vivir? ─nunca mejor dicho─ en familia esta crisis sanitaria.

- Contagiarnos el esp?ritu de oraci?n, dedicando un tiempo en familia a pedir a Dios por nuestra ciudad, nuestro estado, nuestro pa?s; por el mundo entero.

- Contagiarnos la alegr?a de poder estar ?obligadamente? juntos, quiz? desempolvando un entretenido juego de mesa antes de encerrarnos en nuestro iPod personal, computadora o jueguito electr?nico.

- Contagiarnos las ganas de platicar de tantas cosas de las que normalmente no se platica por la prisa de la vida.

- Contagiarnos el gusto por la lectura de un buen libro o por un hobby sano ─como un instrumento musical, la pintura o alguna manualidad.

Realmente, no hay mal que por bien no venga? ?Feliz contagio!

Comentarios al autor: [email protected]


Publicado por mario.web @ 10:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios