S?bado, 07 de mayo de 2011

Fuente: Yo Influyo
Autor: Equipo yoinfluyo.com

El 26 de agosto, conmemoramos el D?a Internacional de la Trata de Negros y la abolici?n de esta pr?ctica tan deleznable. Y por lo mismo, en yoinfluyo.com nos adelantamos a la fecha para hacer una reflexi?n sobre ella.

Anta?o era m?s evidente que ahora la creencia de que algunos seres humanos val?an m?s que otros. Tal era el caso de las personas de color, quienes eran objeto de abusos y explotaciones por parte de sus "due?os" y "patrones", y todo por las diferencias en su piel.

Todo lo anterior se basaba en el argumento de que una raza era mejor que otra y por una caracter?stica tan accidental como el color. ?Qu? absurdo!

No obstante, aunque ese tiempo parece distante, despu?s de que en guerras, como la de Secesi?n en Estados Unidos, los hombres del norte pelearon contra los del sur por el abuso que estos ?ltimos ?claro, no todos? infring?an sobre los esclavos negros; despu?s de que hombres como Mart?n Luther King y mujeres como Rosa Parks lucharon por sus derechos en la d?cada de los 60... Despu?s de todo y despu?s de tanto, el hombre le sigue abriendo la puerta a la esclavitud.

Tal vez no es tan evidente, tal vez no se da entre negros y blancos, entre arios y jud?os, pero existe y sigue el mismo patr?n: el fuerte somete al d?bil, a aqu?l que no se puede defender, y en algunos casos, ni si quiera objetar...

Estas nuevas esclavitudes no s?lo trascienden a los medios de comunicaci?n, aunque ?stos en ocasiones las ponen sobre la mesa, o peor a?n, las fomentan.

Estas nuevas esclavitudes nos acorralan sin que nos demos cuenta y nos sumergen en dilemas ?ticos de los que es dif?cil salir, pues una vez adentro, la l?nea que distingue el bien del mal adquiere un color gris, y se vuelve f?cil cruzar de un lado a otro.

Uno de los peores ejemplos de esta nueva esclavitud, la encontramos en lo que nosotros denominamos "trata de embriones", en su instrumentalizaci?n y uso como un producto, como un medicamento.

En octubre de 2008 muchos nos estremecimos con la historia de Javier, el llamado "beb? medicamento". ?Cu?nta contraposici?n hay en esas dos palabras: beb? (una persona con dignidad) y medicamento (uno de los inventos del ser humano m?s necesarios que tiene la finalidad de preservar la vida, pero producto a fin de cuentas).

Javier naci? mediante la reproducci?n asistida, porque sus padres lo decidieron; de todos los embriones creados, s?lo ?l cumpl?a con los requisitos necesarios. De lo contrario, nunca hubiera visto la luz del d?a.

Javier es prueba viviente de una persona que se equipara a un producto fabricado ?como es un medicamento, con "el objetivo" de curar a otro ser humano, en este caso, a su hermano Andr?s, v?ctima de una anemia cong?nita severa.

Y as? como Javier, seguramente hay un Juan, un Antonio, una Mar?a o en el futuro los habr?. T?, querido amigo, pudiste haber sido "creado", no por ti mismo, sino por lo que tus c?lulas o tu cord?n umbilical pudieron haber hecho por alguien m?s. ?Fuerte, no?

Ahora, entre las muchas esclavitudes a las que estamos sometidos, la "trata de embriones" se constituye como un mal grave; sin embargo, no es visto como tal, pues lamentablemente existen leyes de reproducci?n asistida que no s?lo no sancionan esta pr?ctica, sino que tambi?n dan la idea de su bondad y del avance que implica.

Y es cierto, es un avance cient?fico de tremendas consecuencias, pero a costa de mucho; es un "progreso" que a la larga sale muy caro, pues va de por medio la persona misma.

En lenguaje llano, la "trata de embriones" es la instrumentalizaci?n del ser humano, es poner un embri?n a nuestro servicio, usarlo a nuestra conveniencia; es una nueva forma de sometimiento del m?s d?bil. Y cuando ese ni?o crezca y se d? cuenta de la realidad, ?qui?n reparar? los da?os emocionales?, ?qui?n sanar? las heridas?

Si en el cine se trata este tema, como La decisi?n m?s dif?cil, tal como plantea la ?ltima cinta de Cameron D?az, ?por qu? no tomamos la f?cil y nos oponemos a este tipo de injusticias, y tal como en el pasado, luchamos para erradicarlas?

A fin de cuentas, la decisi?n es nuestra.


Publicado por mario.web @ 19:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios