S?bado, 07 de mayo de 2011
Emilio Palafox Marqu?s (Yoinfluyo.com) nos ofrece una reflexi?n sobre fe y raz?n derivada de una serie de publicaciones del New York Times
?
Baja credibilidad de The New York Times
Baja credibilidad de The New York Times
mi?rcoles, 04 de marzo de 2009


Creaci?n y evoluci?n. Un encuentro con el Papa Benedicto XVI en Castelgandolfo. Autores varios. Editorial Claret, Barcelona 2008, 210 p?ginas. Libro publicado en 2007 en alem?n, aparece en 2008 en espa?ol, con las intervenciones de 40 intelectuales, bi?logos y te?logos del ?C?rculo de alumnos de Ratzinger? que, en septiembre de 2006, se dieron cita en Castelgandolfo con Benedicto XVI para dialogar sobre ?Creaci?n y evoluci?n?. Participaron como relatores el Cardenal Christoph Sch?nborn, Arzobispo de Viena; Robert Spaemann, uno de los m?s destacados fil?sofos alemanes de las ?ltimas d?cadas; el profesor austriaco Peter Schuster; Paul Elbrich, profesor de Filosof?a de la Naturaleza en Munich, entre otros.

Sin ning?n fundamento conocido, The New York Times sosten?a a este prop?sito la incompatibilidad entre darwinismo y catolicismo, y sentenciaba: ?despu?s de esta reuni?n no se publicar? ning?n documento?. Los documentos se han publicado, el libro est? a la venta en todo el mundo y sigue abierto un sincero di?logo entre la ciencia y la fe. Est? en baja la credibilidad del NYT.

Para el lector interesado trascribo ahora mi propia publicaci?n de septiembre 2006.

El lector se queda perplejo ante el art?culo ?Darwinismo y catolicismo: Incompatibles. Encabeza Benedicto XVI seminario sobre evoluci?n?, publicado en The New York Times y difundido por la prensa de habla hispana el domingo 3 de septiembre de 2006. Pocos lo habr?n le?do completo? pero si alguien lo hizo, tal vez reconozca ?no entend? nada?, como me confiaba un notable profesional. Parecer?a que el objeto del art?culo fuera confundirnos ante el encuentro clarificador que se daba en esos momentos en Castelgandolfo entre el Papa Benedicto XVI y unos notables te?logos y cient?ficos sobre el tema ?Creaci?n y evoluci?n?.

El diario estadounidense hizo una mezcla confusa de ciencia, religi?n y pol?tica, y el as? llamado ?dise?o inteligente?, seg?n su costumbre de enfrentar opiniones controvertidas y concluir en la sospecha de que ?algo anda mal?. El art?culo anunciaba que ?despu?s de esta reuni?n no se publicar? ning?n documento ni tampoco se dar? ninguna conferencia de prensa?, dando la impresi?n de un oscuro e insalvable enfrentamiento entre ciencia y religi?n.

Los lectores del NYT deber?an tranquilizarse al saber que las intervenciones del encuentro se van a publicar; que la ciencia y la fe cat?lica se armonizan y complementan, nunca se contraponen. Ya lo afirm? agudamente Juan Pablo II, para quien el supuesto conflicto creaci?n-evoluci?n se desvanece a la luz sincera del estudio:

?No surgen obst?culos a partir de una fe rectamente comprendida en la creaci?n, o de una ense?anza correctamente entendida del evolucionismo: la evoluci?n, en efecto, presupone la creaci?n; la creaci?n, en el contexto de la evoluci?n, se plantea como un acontecimiento que se extiende en el tiempo ?como una creaci?n continua?, en la cual Dios se hace visible como ?Creador del Cielo y la Tierra? a los ojos del creyente? (Conferencia, 26-IV-85). Es decir, nada evolucionar?a si no hubo creaci?n. ?La creaci?n es evolvente? (Xavier Zubiri).

El t?tulo del NYT es significativo: ?Darwinismo y catolicismo: Incompatibles?... Si por ?darwinismo? entendemos una ideolog?a materialista sobre la evoluci?n de la vida y el origen del hombre, que excluye a Dios y la trascendencia humana, ciertamente es incompatible con la fe cat?lica. Pero si el darwinismo es una explicaci?n cient?fica de la evoluci?n biol?gica ?muy difundida, pero no la ?nica?, que en nada excluya la trascendencia del hombre, dotado de alma espiritual, no hay entonces incompatibilidad alguna entre el darwinismo y la fe cat?lica. Ciencia y fe se armonizan. Las ideolog?as materialistas, en cambio ?de cualquier ?poca y signo: nazismo, marxismo, darwinismo social, laicismo??, siempre se han opuesto a la fe.

?Ratzinger Schuelerkreis? ?el c?rculo de alumnos de Ratzinger? es el grupo de ex alumnos del actual Papa que una vez al a?o se re?nen con su antiguo profesor de teolog?a para reflexionar sobre un tema previsto. Este a?o se dieron cita en Castelgandolfo con Benedicto XVI 40 intelectuales, bi?logos y te?logos para dialogar sobre ?Creaci?n y evoluci?n?. Participaron como relatores el Cardenal Christoph Sch?nborn, Arzobispo de Viena; Robert Spaemann, uno de los m?s destacados fil?sofos alemanes de las ?ltimas d?cadas; el profesor austriaco Peter Schuster; Paul Elbrich, profesor de Filosof?a de la Naturaleza en Munich, entre otros.

Peter Schuster, director del Instituto de Qu?mica Te?rica de la Universidad de Viena y presidente electo de la Academia Austriaca de las Ciencias, ha comentado: ?He tenido la impresi?n que, con ocasi?n de la publicaci?n de las intervenciones, en noviembre, el Papa escribir? una introducci?n?. Schuster, que no es cat?lico, se?al? que ?el Papa posee una mente muy aguda, que capta inmediatamente las cuestiones centrales?.

Seg?n Schuster, el encuentro, con todo y las ?naturales divergencias de opini?n (?), ha sido una discusi?n muy amigable?. Y a?ade: ?Creo que sin duda ha habido un progreso en el di?logo?.

?Tambi?n pienso ?dice el profesor austriaco? que muchas veces se toman los argumentos cient?ficos y se los transfiere al campo de las ciencias sociales, como por ejemplo en el caso de los reg?menes comunista y nazi con el darwinismo social; aqu? estamos frente a una ideolog?a. ?Pero ciertamente ?sta no es ciencia!?.

Explic? en la mima entrevista ?que s? las hubo?, que durante el encuentro ?hemos concordado en el hecho que la biolog?a evolutiva es una ciencia en desarrollo, y, como las otras teor?as, presenta aspectos que a?n no han sido explicados, y habr? necesidad de nuevos desarrollos y nuevas respuestas?.

Como Papa, Benedicto XVI ya hab?a hablado de este tema. ?Recuerda el lector la Misa de Inauguraci?n de su Pontificado, el 24 de abril de 2005? ?Inolvidable! En ella afirm? con claridad: ?No somos el producto casual, sin sentido, de la evoluci?n. Cada uno de nosotros es el fruto de un pensamiento de Dios. Cada uno de nosotros es querido, cada uno es amado, cada uno es necesario?. Como se ha hecho notar, Benedicto XVI sigue en sus intervenciones la pedagog?a de negar primero algo falso, para afirmar y clarificar despu?s la verdad.

Creaci?n-evoluci?n: El hombre es el fruto final ?pensado y querido por el Creador? de un largo y complejo proceso natural que se llama evoluci?n biol?gica. Pero el hombre no es s?lo un animal evolucionado. ?Refiri?ndonos al hombre podr?amos decir que nos encontramos ante una diferencia de orden ontol?gico?, afirma Juan Pablo II (Discurso, 22-X-1996). Es decir, la diferencia entre animal y hombre es esencial, no s?lo gradual. Unidos biol?gicamente, una diferencia esencial separa al animal del hombre, cuyo fascinante misterio el autor de esta columna viene formulando as?: En el origen del hombre se dan, a la vez, una continuidad f?sica y una discontinuidad metaf?sica. Al respecto, el neurofisi?logo John C. Eccles habla de ?evoluci?n del cerebro, creaci?n de la conciencia?.

Publicado por mario.web @ 23:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios