Domingo, 08 de mayo de 2011
Nathaniel Hawthorne es uno de los fundadores de la novela americana y, a decir de T. S. Eliot, La casa de los siete tejados, es la mejor novela escrita en ingl?s. El mismo Hawthorne, que en el pr?logo se?ala que propiamente ?sta no es una novela sino un ?
?
La casa de los siete tejados
Nathaniel Hawthorne

El mal la desgracia y la alegr?a en plena ebullici?n



En esta obra Hawthorne indaga sobre c?mo una acci?n culpable puede tener consecuencias no s?lo en qui?n la realiza sino tambi?n en sus descendientes. El t?tulo designa la casa de los Pyncheon, que fue edificada sobre un terreno adquirido de manera poco justa por un antepasado. La codicia movi? los resortes de la calumnia y en un proceso por brujer?a se consigui? la condena a muerte del anterior propietario. Este, justo antes de morir, maldijo al Coronel Pyncheon: ?Dios le dar? sangre para beber?. Ahora la habitan una anciana y su hermano. En la oscura y destartalada casa se respira un ambiente opresivo y asfixiante en el que la decadencia va de la mano con el peso de la historia y una conciencia que no acaba de estar tranquila. A esa casa llega un d?a Phoebe, una sobrina del campo, quien irradia una alegr?a sencilla a su alrededor.

Al vincular el infortunio de la familia al pecado del fundador de la saga, el coronel Pyncheon, Hawthorne propone un universo del que casi es imposible salir y que condena a una solidaridad en la culpa y el castigo. Esa es la desesperanza que se respira en la casa y de la que ?sta se ha convertido en s?mbolo. S?lo Phoebe parece librarse de esa maldici?n y por eso conserva las ganas de vivir.

Hawthorne se?ala en el pr?logo: ?el autor sentir?a una gratificaci?n singular si este romance convenciera a la humanidad del desprop?sito que supone verter sobre las cabezas de desafortunados herederos una monta?a de oro o propiedades mal habidos, que, desde ese instante, no har?an otra cosa que aplastar y demoler a los receptores hasta que la masa acumulada se desintegrara y s?lo quedaran los ?tomos originales?. Pero la obra va m?s lejos de esa intenci?n moralizante y el mismo autor, en sus indagaciones sobre el coraz?n del hombre, ha de dar lugar a personajes como Phoebe que, misteriosamente, son capaces de exorcizar el mal y disipar sus tinieblas. En la resoluci?n de conflicto Hawthorne ha de echar mano, como corresponde al g?nero que ha elegido, a fuerzas inexplicables. A?n as? el lector no deja de intuir que algo m?s grande ha sucedido en el coraz?n de los personajes y que el mal o la felicidad no pueden dejarse en manos de las circunstancias. Ser?a una noticia demasiado terrible para la libertad del hombre.

Con esta novela, traducida por Ver?nica Canales, el lector podr? disfrutar de una buena historia narrada por un gran autor.

Publicado por mario.web @ 18:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios