Domingo, 08 de mayo de 2011
Monse?or Fernando Chomal? reflexiona sobre la importancia de la formaci?n de la conciencia moral para responder a la crisis moral por la que atravesamos dado que esta es una crisis de sentido
?
Monse?or Fernando Chomal?: ?M?s regulaci?n o m?s formaci?n de la conciencia? *
Monse?or Fernando Chomal?: ?M?s regulaci?n o m?s formaci?n de la conciencia? *
Los dirigentes de las principales econom?as de Europa se reunieron hace alg?n tiempo en Berl?n para analizar los alcances de la crisis y dar algunas l?neas de acci?n com?n para salir adelante. Algunos planteaban que ning?n mercado financiero, producto y actor de dichos mercados debiese en el futuro quedar sin regulaci?n y sin supervisi?n.

En otro ?mbito muy diferente, se percibe que la violencia al interior de las familias no disminuye y que causa cada vez m?s v?ctimas, especialmente entre mujeres y ni?os. En este caso, tambi?n se proponen mayores medidas de control, m?s presencia policial y castigos duros. Frente a estos hechos encontramos un denominador com?n. Se trata de acciones humanas que degradan al hombre, oscurecen su dignidad, y generan desconfianza y miedo en la poblaci?n.

?Ser? m?s regulaci?n lo que verdaderamente necesitamos? ?Ser?n m?s controles y sanciones realmente efectivos? ?Atacar?n a las causas ?ltimas que llevan a personas concretas a cometer tantos il?citos?

Para m?, la respuesta es clara: No es m?s controles lo que necesitamos. La verdadera crisis por la que atravesamos es de orden moral. Como nunca, el futuro de la humanidad est? en manos de quienes hagan cre?ble que es en el recto actuar y en la mirada puesta en los dem?s donde se encuentra el camino correcto. En definitiva, en testimonios cre?bles de que la vida es para vivirla para los dem?s y no a costa de los dem?s.

Lo que verdaderamente necesitamos es m?s formaci?n, partiendo por la recuperaci?n del rol de los padres en la educaci?n de los hijos. Ello implica, en primer lugar, un empe?o firme en la formaci?n de la conciencia moral y en aprender a muy temprana edad a llamar bien al bien y mal al mal.

En segundo lugar, proponer una educaci?n centrada en la virtud de las personas y el alt?simo valor que tiene para el hombre, en raz?n de su dignidad, el respeto a la palabra empe?ada, el cumplimiento de los compromisos asumidos, el valor del sacrificio y el m?rito de un trabajo bien hecho. Tambi?n resulta fundamental volver a reconocer la austeridad de vida como un gran valor.

No menos importante es recuperar el valor extraordinario que posee la mujer, la que en los medios de comunicaci?n es tratada como una mera mercanc?a.

La crisis moral por la que atravesamos es una crisis de sentido. Su raz?n ?ltima se halla en la pauperizaci?n de la visi?n del hombre, al ser ?ste considerado como un mero pe?n de un sistema que cada vez lo considera menos. Hoy m?s que nunca necesitamos personas que nos recuerden la alt?sima dignidad del ser humano y el respeto que merece. Echo de menos aut?nticos pensadores en el ?mbito de la filosof?a y la pol?tica. Echo de menos aut?nticos pensadores en el ?mbito de la filosof?a y la pol?tica.

Fuente:

http://www.mer.cl/modulos/catalogo/Paginas/2009/03/21/MERSTCE006BB2103.htm

Publicado por mario.web @ 19:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios