Martes, 10 de mayo de 2011

Lo peor que puede tener un ser humano adentro es resentimiento, eso te quita energ?a para la vida.
Autor: Fernando Pascual, L.C. | Fuente: www.buenas-noticias.org

?

Es duro para un ni?o, un adolescente, un joven, vivir durante a?os la dram?tica experiencia del secuestro del propio padre.

El 4 de diciembre de 2000 Luis Enrique ten?a 20 a?os, Fernando Nicol?s 17, Sergio Alejandro 12, y Manuel Santiago (Manolete) 9. Cuatro hermanos con unos padres que los amaban mucho.

Pero ese cuatro de diciembre, un grupo de guerrilleros de las FARC secuestraron en Cartagena (Colombia) a su padre, Fernando Ara?jo.

El secuestro fue dif?cil y sumamente largo: m?s de seis a?os de noticias, de silencios, de esperanzas, de misterios.

No podemos imaginar los casi incontables d?as de angustia que pasaron los hijos de Fernando Ara?jo. A su lado, familiares, amigos y conocidos, ofrec?an lo mejor de s? mismos: un apoyo lleno de cari?o para que esos j?venes superasen la prueba.

Su madre, Ruby, ha dejado un hermoso testimonio de c?mo ayudaron a sus hijos a afrontar una situaci?n tan dolorosa.

?Es un dolor que les esculpi? el alma para construirlos como mejores seres humanos. Yo no quer?a que ninguno tuviera alg?n resentimiento con nadie, ni siquiera con las FARC.

Lo peor que puede tener un ser humano adentro es resentimiento, eso te quita energ?a para la vida.

Nunca hubo un sentimiento de venganza en ninguno porque contaron siempre con el respaldo de la familia y los amigos. Tampoco ninguno se puso en plan de v?ctima; todos trabajamos m?s, todos salimos como mejores seres humanos de esta experiencia.

La comparo con la ostra: la ostra es carne viva adentro, pero la forma de crear la perla es con la arena que le molesta adentro. Uno puede quejarse todo el tiempo de la arena o convertirla en perla.

Y eso fue lo que hicimos. Mis hijos son personas que tienen muchas cosas positivas que dar. En todo caso, es una experiencia que no se la deseo a nadie?.

La pesadilla termin? cuando Fernando Ara?jo pudo volver con los suyos en los primeros d?as del a?o 2007. Abraz? a cuatro hijos que encontraron ayudas inestimables para convertir la arena en perlas preciosas.

(El texto de Ruby se encuentra en la historia escrita por Fernando Ara?jo sobre su secuestro: El trapecista, Planeta, Bogot? 2008, p. 387).


Publicado por mario.web @ 16:49
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios