Martes, 10 de mayo de 2011
Fragmento de documentos vinculados con la Doctrina Social de la Iglesia para entender la noci?n de Caridad.
?
Clave conceptual: La Caridad
Clave conceptual: La Caridad
Es el amor en sentido cristiano ("apape-caritas") que constituye la esencia misma del Dios revelado por Jesucristo (cf. 1 Jn 4,8). ?sta consiste en entregar la propia vida (Jn 15,13). La forma perfecta de la caridad es el don de s? de Cristo sobre la Cruz (Ga 2,20). La Cruz es la "cifra" y el s?mbolo del amor: en ella Jes?s cumple el doble mandamiento del amor a Dios y al → pr?jimo, retomado de la Ley antigua (Torah) (cf. Mc 12,28ss; Dt 6,5; Lv 19,17). Sobre la Cruz, de hecho, Jes?s ama totalmente a Dios Padre, encomend?ndose en sus manos (Lc 23,44), y al pr?jimo, → perdonando a sus enemigos (Lc 23,26).

El amor verdadero o caridad consiste en amar con → gratuidad, tambi?n a quien no lo merece, el pecador, el malvado, el traidor, el enemigo (cf. Lc 6,32: Rm 5,11). Este amor divino, ?nico y trascendente, no es "ut?pico" para los seres humanos. Se convierte en realidad cuando el Don del Se?or resucitado es derramado en el coraz?n de los hombres mediante la potencia del Esp?ritu Santo (cf. Hch 2; Rm 5,5) y hace posible abandonarse al amor de Cristo. Tal es la experiencia de los santos y de los m?rtires (cf. Hch 7,59-60). La caridad es por tanto una virtud teologal, o sea, sobrenatural y pneumatol?gica.

San Pablo la considera el m?s grande de los dones del Esp?ritu Santo y la describe as?: "La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engr?e; es decorosa; no busca su inter?s; no se irrita; no toma en cuanta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta. La caridad no acaba nunca". (cf. 1 Co 13, 4-8). La caridad puede considerarse obra de la → fe (cf. Ga 5,6). Poseer el amor es signo de una vida nueva que vence a la muerte: "Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida, porque amamos a los hermanos. Quien no ama permanece en la muerte" (1 Jn 3,14).

Toda la tradici?n cristiana la ha venerado como "reina de las virtudes". Ella consiste, para s. Agust?n, en el amor de la cosas que deben ser amadas ("dilectio rerum amandarum") y concede anteponer la cosas comunes a aquellas propias ("caritas communia propriis non propria communibus anteponit"). La caridad es "ordenada": ella hacer amar a Dios por s? mismo; inspira un recto amor de s? (recordando la propia dignidad filial); estimula a amar al pr?jimo en Dios y al enemigo a causa de Dios ("caritas est amicum diligere in Deo et inimicum diligere propter Deum", s. Gregorio Magno). La caridad ama seg?n la medida desmesurada de Dios ("modo sine modo", s. Bernardo). Para Santo Tom?s s?lo la caridad merece verdaderamente el nombre de gracia porque es la ?nica que "hace gratos a Dios" ("nomen gratiae meretur ex hoc quod gratum Deo facit").

Ella posee la facultad de transformar al amante en el amado, porque suscita una especie de "?xtasis", un salir de s? mismos para adherir al amado ("caritatis proprium est transformare amantem in amatum, quia ipsa est quae extasim facit").

La caridad es el v?nculo de comuni?n de la → Iglesia, y encuentra en la Eucarist?a su sacramento. Mediante la caridad el Esp?ritu re?ne a los fieles bajo un solo cuerpo: el mismo Esp?ritu unifica el cuerpo con su presencia, con su fuerza y con la interna conexi?n de los miembros, produce la caridad entre los fieles y empuja a vivirla. Por tanto, si un miembro tiene un sufrimiento, todos los miembros sufren con ?l; o si un miembro es honrado, gozan juntamente todos los miembros (cf. 1 Co 12,26; LG 7,3). La caridad no puede ser ni confusa ni mucho menos sustituida por la noci?n, no peculiarmente, cristiana de → solidaridad. ?sta consta del orden humano y social de la fraternidad universal. En cambio, la caridad es la relaci?n de comuni?n propia de la → fraternidad cristiana. Ella posee una propulsi?n universal (hasta abrazar a los enemigos), pero es especialmente enriquecida por la reciprocidad en la comunidad eclesial: "Pues este es el mensaje que hab?is o?do desde el principio: que nos amemos unos a otros" (1 Jn 3,11-12); "As? que mientras tengamos oportunidad, hagamos el bien a todos, pero especialmente a nuestros hermanos en la fe", (Ga 6,10).

Junto a la → Evangelizaci?n y a la Intercesi?n (Liturgia), el testimonio de la caridad representa la principal forma cristiana de llevar a cabo la misi?n que Cristo le ha encomendado..

Publicado por mario.web @ 22:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios