Martes, 10 de mayo de 2011
Despojado el rechazo al aborto de su base cient?fica, s?lo le queda el argumento ?tico y ah? es donde interviene el relativismo con toda su fuerza.
?
Aborto y relativismo
Aborto y relativismo
22/04/09

?T? no tienes por qu? abortar si no quieres, pero no tienes derecho a imponer tus principios morales a los dem?s. Si lo intentas, eres un enemigo de la libertad, antidem?crata y nazi?. Esta frase, con m?s o menos variantes, la estamos escuchando todos los d?as en cuanto nos atrevemos a decir que el aborto es un crimen abominable. No importa que esgrimamos los datos cient?ficos que demuestran que el ser humano empieza a existir desde la concepci?n. Siempre encuentran alg?n ?cient?fico? que es capaz de decir aquello que quiere o?r quien le paga, los que negocian con la matanza de los inocentes. Por eso, la discusi?n en torno al aborto siempre termina con la frase antes citada, que es la aplicaci?n del relativismo a un caso concreto. Ten?a raz?n Rouco cuando afirm?, en la inauguraci?n de la Plenaria del Episcopado, que ?sin una base moral objetiva ni siquiera la democracia puede asegurar una paz estable?. Cuando el relativismo se impone y se llega incluso a convertir en dictadura ?es decir, cuando ya no te permiten ni expresar tus opiniones en contra de algo que est? legislado?, entonces la democracia se convierte ?son palabras tambi?n de Rouco? en un ?mecanismo emp?rico?, en algo meramente formal. Por eso, aunque no se lo crean los que nos denigran, cuando estamos defendiendo la vida del no nacido estamos a lavez defendiendo la verdadera democracia. El tiempo nos dar? la raz?n, aunque, por desgracia, para ello hayan tenido que morir millones de inocentes.

Publicado por mario.web @ 23:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios