Mi?rcoles, 11 de mayo de 2011
Marco Antonio Batta nos habla de algunos de los efectos de internet, espec?ficamente de la formaci?n que pueden recibir las personas para expresarse correctamente.
?
La buena hortograf?a
La buena hortograf?a
Hace unas semanas el peri?dico New York Times publicaba un interesante art?culo titulado: ?Lo que las compa??as americanas no pueden producir: una oraci?n gramatical?. Craig Hogan, profesor de redacci?n, explicaba c?mo para muchas compa??as la deficiente capacidad de sus empleados para expresarse por escrito les estaba causando serios problemas.

Con la irrupci?n de internet, muchas personas han sustituido la comunicaci?n oral v?a telef?nica por el correo electr?nico, mucho m?s barato y que ofrece ventajas como la posibilidad de enviar un mismo mensaje a varias personas con una sola acci?n. Antes de internet, las personas no sent?an tanto la necesidad de saber escribir bien.

En t?rminos econ?micos el problema no es irrelevante. Seg?n un estudio, las compa??as est?n invirtiendo alrededor de 3100 millones de d?lares al a?o en cursos de redacci?n para sus empleados. La ejecutiva Susan Traiman comenta: ?No es que las compa??as quieran contratar a un Shakespeare; pero necesitan gente que sepa escribir con claridad y muchos empleados est?n por debajo del m?nimo indispensable?.

Las empresas ven obstaculizada su gesti?n por miles de correos electr?nicos que van y vienen pidiendo aclaraciones o por el tiempo que los empleados deben dedicar a descifrar el nebuloso pensamiento de sus compa?eros. Al parecer, el problema no se reduce a los Estados Unidos. Es m?s, posiblemente ni siquiera es el pa?s m?s afectado.

Se ha hablado mucho de los efectos negativos de internet: p?rdida de tiempo, evasi?n, pornograf?a, etc.; pero tambi?n puede tener efectos positivos. Puede contribuir a formar personas con capacidades intelectuales m?s afinadas.

La comunicaci?n escrita, la correcta comunicaci?n escrita, puede ser muy formativa: al escribir un ?E-mail? el usuario debe primero -al menos en principio- depurar y ordenar su pensamiento, y despu?s elegir un vocabulario preciso y asequible para hacerse entender. Todo ello exige reflexi?n y ayuda a formar una inteligencia m?s clara y precisa en sus conceptos.

Por otra parte, escribir correctamente contribuye a formar el sentido cr?tico. Es decir, la capacidad para reflexionar atentamente sobre lo que se ve y se escucha sin dejarse ?engatusar?. Cuando escribo y me detengo a reflexionar si el animal que produce la leche se escribe ?vaca? o ?baca?, se crea en m? el h?bito de ponderar y juzgar las cosas con detenimiento. Este rictus mental se traslada insensiblemente a otros campos de la vida. Puede contribuir, por ejemplo, a una lectura m?s cr?tica de la prensa.

Escribir correctamente, con ortograf?a y sintaxis, es un medio excelente para ejercitarse en el h?bito de hacer bien las cosas. Es lo que en otros campos se llama profesionalidad. Algunos dicen: ??Qu? m?s da? ?Me entendiste, s? o no?? Y se podr?a responder: ?S?, te entend?, pero con dificultad?. Hay en la buena escritura algo de cortes?a.

Podr?amos decir que escribir con buena ortograf?a y sintaxis equivale a comer sin subir los codos a la mesa o a no hablar con comida en la boca. No basta con comer, hay que hacerlo con educaci?n. ?sta ser?a la buena noticia: internet, bien aprovechado, puede convertirse tambi?n en una valiosa herramienta de crecimiento intelectual y humano.


Si quieres comunicarte con el autor, env?a un mensaje a: [email protected]

Publicado por mario.web @ 0:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios