Mi?rcoles, 11 de mayo de 2011
Entrevista con Dariusz Gronowski autor del texto El impacto de los medios sobre la Iglesia seg?n Marshall McLuhan, en el que profundiza en la fe del te?rico de la comunicaci?n.
?
El impacto de los medios de comunicaci?n en la Iglesia, seg?n Marshall McLuhan
El impacto de los medios de comunicaci?n en la Iglesia, seg?n Marshall McLuhan
El sacerdote polaco Dariusz Gronowski ha escrito una tesis doctoral sobre Marshall McLuhan, el gran te?rico de la comunicaci?n moderna, en la que trata de ilustrar la influencia que ha tenido en la Iglesia.

Gronowski es profesor de teor?a general de la comunicaci?n en la Facultad de Comunicaci?n Social Institucional de la Universidad Pontificia del Santa Cruz a Roma y en esta conversaci?n con Zenit profundiza en la fe de McLuhan (1911-1980), un aspecto que muchas veces se olvida del profesor de Toronto, que acu?? el t?rmino ?aldea global?.

Su disertaci?n ha sido publicada con el t?tulo ?El impacto de los medios sobre la Iglesia seg?n Marshall McLuhan? (?L?impatto dei Media sulla Chiesa secondo Marshall McLuhan?), Ediciones de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz.

--Se conoce a McLuhan por su afirmaci?n de ?el medio es el mensaje?, pero no por su fe, que es muy profunda...


--Gronowski: En efecto, pero desafortunadamente ?sta es la suerte de grandes personajes --son vistos de modo esquem?tico, a partir de algunos t?picos, pero no como son realmente--. Su fe, que era una fe meditada, la fe de un convertido, fue el motor de la existencia de Marshall McLuhan, modelaba e inspiraba su pensamiento y su existencia.

McLuhan, a pesar de que en muchas cuestiones ten?a posiciones extremadamente originales y generalmente contra la corriente, en materia de la fe fue sorprendentemente ortodoxo, llegando a ser un verdadero ejemplo de comportamiento moral.

--?Qu? impacto tienen los medios de comunicaci?n en la Iglesia, seg?n McLuhan?

----Gronowski: La Iglesia desde la antig?edad est? en contacto con los medios de comunicaci?n, o m?s bien, con toda tecnolog?a que tiene que ver con la comunicaci?n, en una relaci?n simbi?tica. Desde que se confi? el Evangelio al medio del alfabeto y del libro, (para McLuhan el alfabeto y el libro tambi?n son medios), se cre? una relaci?n de interdependencia con los medios de comunicaci?n.

Todo cambio en el sistema medi?tico tiene un impacto en la Iglesia, al igual que en toda la cultura. Hay que recordar que McLuhan ve los medios de comunicaci?n como el principal factor de cambio cultural. En este sentido, sin duda el m?s doloroso cambio fue el del siglo pasado.

El r?pido desarrollo de los movimientos medi?ticos electr?nicos ha transformado a la Iglesia en todos los niveles: ha cambiado tanto el modo en que vive el Papa como el modo en que un ni?o percibe la Iglesia.

McLuhan no habla de un impacto directo, explica que los medios de comunicaci?n cambian las condiciones en las que todo ocurre, y modifican la manera en que trabaja nuestro sistema perceptivo y la mente.

El impacto de los medios de comunicaci?n en la Iglesia, desde el punto de vista del estudioso canadiense, es sobre todo el de haber provocado un cambio en el ?tel?n de fondo? sobre el que tiene lugar la vida de la Iglesia. Dado que todo adquiere su sentido, seg?n el tel?n de fondo, si cambiamos el tel?n de fondo en que vive la Iglesia, tenemos una Iglesia diferente, a pesar de que a primera vista, en su interior, todo parezca haber quedado intacto.

--El encuentro entre los medios y la Iglesia es dif?cil. ?Cu?l es la raz?n principal, desde su punto de vista?

--Gronowski: La Iglesia ve los medios de comunicaci?n como si fueran ?instrumentos? y no como ?agentes?. Por este motivo, la discusi?n sobre los medios de comunicaci?n en la Iglesia se concentra sobre todo en dos aspectos: por una parte en la manera en que pueden ser usados para nuestros objetivos, para la evangelizaci?n etc.; y por otra parte, en el nivel ?tico-moral, es decir, en la manera en que deber?a actuar el mundo de los medios de comunicaci?n.

Sin embargo, falta un esfuerzo real por comprender los medios de comunicaci?n en cuanto tales, por comprender la manera en que dependemos de su existencia y de su funcionamiento.

McLuhan dir?a que estamos demasiado concentrados en el contenido de los medios de comunicaci?n y no en los medios de comunicaci?n en s?.

--?Los medios han hecho una Iglesia m?s vulnerable?

--Gronowski: No exactamente. Los medios de comunicaci?n electr?nicos s?lo han desvelado la vulnerabilidad y las debilidades de la Iglesia, que ya exist?an. El impacto de los medios de comunicaci?n ha hecho que todos vean que la organizaci?n del siglo XIX de la Iglesia queda anticuada, que detr?s de bellos rituales y sofisticadas formas con frecuencia falta una fe viva y experimentada.

Como he explicado, no se trata de un impacto directo de los medios de comunicaci?n sobre la Iglesia, como se podr?a pensar a primera vista, sino m?s bien de la transformaci?n de su papel en la cultura. McLuhan considera que la Iglesia durante siglos se bas? en los cimientos de la cultura grecorromana, d?ndola por descontada. Cuando la llegada de los medios de comunicaci?n electr?nicos derriti? esta base cultural, la Iglesia se ha quedado sin cimientos en una parte de su estructura.

Todo edificio sin cimientos se derrumba. Por este motivo, las estructuras de la Iglesia, comenzando por la parroquia, est?n en crisis. Pero la Iglesia es ante todo una realidad sobrenatural que va mucho m?s all? de las estructuras.

--?Qu? hace usted para convencer a sus superiores sobre la necesidad de entender el mundo de los medios de comunicaci?n?


--Gronowski: Muchas personas tienen que afrontar este problema. Es conveniente acordarnos de los Padres de la Iglesia, como san Agust?n, para quien el estudio de la comunicaci?n, (en aquella ?poca era sobre todo la ret?rica), ten?a tanta importancia como el estudio de la doctrina.

Pero sobre todo hace falta paciencia. La Santa Sede s?lo comenz? a tomar en serio la ense?anza de McLuhan en la enc?clica de Juan Pablo II ?Redemptoris Missio?, (n. 37), es decir, diez a?os despu?s de su muerte, ocurrida en el 1980. Hace falta paciencia...

Nos encantar?a conocer tu opini?n sobre el tema; participa en el foro de discusi?n que abrimos para ello dando un click aqu?

* Para recibir las noticias de Zenit por correo electr?nico puede suscribirse aqu?.
* Zenit.org, 2004. Todos los derechos reservados. Para conocer las condiciones de uso, puede visitar el sitio www.zenit.org o contactar a [email protected] .

Publicado por mario.web @ 13:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios