Jueves, 12 de mayo de 2011

Evangelio

Lectura del santo Evangelio seg?n san Juan 6, 44-51


En aquel tiempo, Jes?s dijo a los jud?os: ?Nadie puede venir a m?, si no lo atrae el Padre, que me ha enviado; y a ?se Yo lo resucitar? el ?ltimo d?a. Est? escrito en los profetas: *Todos ser?n disc?pulos de Dios*. Todo aquel que escucha al Padre y aprende de ?l, se acerca a m?. No es que alguien haya visto al Padre, fuera de aquel que procede de Dios. Ese s? ha visto al Padre.


?Yo les aseguro: el que cree en m?, tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida. Sus padres comieron el man? en el desierto y sin embargo, murieron. Este es el pan que ha bajado del cielo para que, quien lo coma, no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivir? para siempre, y el pan que Yo les voy a dar es mi Carne para que el mundo tenga vida?. Palabra del Se?or.

Oraci?n introductoria

Este tiempo pascual puede llevarme a vivir m?s intensamente mi relaci?n ?ntima contigo, Se?or y Dios m?o, porque tu amor no conoce medida y siempre est?s dispuesto a darme el Pan de la vida. ?Ven, dulce hu?sped del alma!

Petici?n

Se?or, dame la fe y el amor para tener un encuentro contigo en esta meditaci?n.

Meditaci?n

?Mediante esta contemplaci?n en adoraci?n, ?l [Jes?s] nos atrae hacia s?, nos hace penetrar en su misterio, por medio del cual quiere transformarnos, como transform? la Hostia. (?).? Nos recuerda tambi?n la peregrinaci?n de Israel durante los cuarenta a?os en el desierto. La Hostia es nuestro man?; con ?l el Se?or nos alimenta; es verdaderamente el pan del cielo, con el que ?l se entrega a s? mismo. (?) Le pedimos: Gu?anos por los caminos de nuestra historia. Sigue mostrando a la Iglesia y a sus pastores el camino recto. Mira a la humanidad que sufre, que vaga insegura entre tantos interrogantes. (?) Da a los hombres el pan para el cuerpo y para el alma. Dales trabajo. Dales luz. Dales a Ti mismo. Purif?canos y santif?canos a todos. Haznos comprender que nuestra vida s?lo puede madurar y alcanzar su aut?ntica realizaci?n mediante la participaci?n en tu pasi?n, mediante el ?s? a la cruz, a la renuncia, a las purificaciones que t? nos impones. (?) Une a tu Iglesia; une a la humanidad herida. Danos tu salvaci?n. Am?n? (Benedicto XVI, 15 de junio de 2006).

Reflexi?n apost?lica

?Como fruto adicional del triduo de renovaci?n o de los ejercicios espirituales, conviene que los participantes elaboren o revisen su programa de vida espiritual y renueven sus promesas de incorporaci?n al Regnum Christi durante la celebraci?n eucar?stica conclusiva? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 271).

Prop?sito

Elaborar un programa de vida espiritual para realmente transformarme en un verdadero cristiano.

Di?logo con Cristo

Jes?s, me doy cuenta que recibir el sacramento de la Eucarist?a me compromete a trabajar por la instauraci?n de tu Reino, donde la verdad de tu justicia y caridad lleve al mundo a la vida. Pero sabes que soy ego?sta, que evito el sacrificio, que me cuesta compartir, si no tanto mis bienes, si mi tiempo, pero tambi?n s? que T? puedes hacer que estas actitudes negativas vayan cambiando, por eso hoy te ruego, ?hazme tu disc?pulo y misionero!

?El camino, el libro abierto, es Jes?s. Est?dienlo, med?tenlo en la oraci?n, en la Eucarist?a, ante el Sagrario. Desc?branlo cada d?a. Ese descubrimiento les ir? llevando al amor?

(Cristo al centro, n. 542).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 1:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios