Jueves, 12 de mayo de 2011
Mensaje del Santo Padre a los miembros de la Asamblea General de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) reflexionando sobre el tema: "La cuesti?n educativa: la tarea urgente de la educaci?n"
?
Conferencia Episcopal Italiana: Tarea Urgente Educaci?n
Conferencia Episcopal Italiana: Tarea Urgente Educaci?n
CONFERENCIA EPISCOPAL ITALIANA: TAREA URGENTE EDUCACION

CIUDAD DEL VATICANO, 28 MAY 2009 (VIS).-El Santo Padre recibi? este mediod?a en el Vaticano a los miembros de la Asamblea General de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), reunidos del 25 al 29 de mayo, que est?n afrontando el tema: "La cuesti?n educativa: la tarea urgente de la educaci?n".

El Papa afirm? que en estos d?as los obispos estaban reflexionando y discutiendo sobre c?mo elaborar "un proyecto educativo que nazca de una visi?n del ser humano coherente y completa, que solo puede proceder de la perfecta imagen y realizaci?n que tenemos en Jesucristo".

"En un tiempo en que el atractivo de concepciones relativistas y nihilistas de la vida es fuerte y la legitimidad misma de la educaci?n se pone en duda, la primera contribuci?n que podemos ofrecer -dijo- es testimoniar nuestra confianza en la vida y en el ser humano, en su raz?n y en su capacidad de amar".

Benedicto XVI subray? que "la dificultad de formar aut?nticos cristianos se traduce en la dificultad para crear hombre y mujeres responsables y maduros, donde la conciencia de la verdad y del bien y la adhesi?n libre a ?stos constituyan el centro del proyecto educativo, capaz de formar un camino de crecimiento global programado. Por eso, junto a un proyecto adecuado que indique el fin de la educaci?n a la luz del modelo que hay que seguir, son necesarios educadores expertos a los que las nuevas generaciones puedan mirar con confianza".

"Un educador verdadero -agreg?- pone en juego en primer lugar su persona y sabe c?mo unir autoridad y ejemplo en la tarea de educar a los que le han confiado. Nosotros mismo somos conscientes de ello, puestos como gu?as en medio del pueblo de Dios, a los que el ap?stol a su vez dirige la invitaci?n a apacentar el reba?o de Dios, haci?ndonos modelos del mismo".

El Papa se refiri? despu?s a la inminente apertura del A?o sacerdotal, recordando que el ministerio presbiteral es "un servicio a la Iglesia y al pueblo cristiano que requiere una espiritualidad profunda, (...) nutrida por la oraci?n y la intensa uni?n personal con el Se?or para poderlo servir en los hermanos a trav?s de la predicaci?n, los sacramentos, una ordenada vida de comunidad y el servicio a los pobres. En todo el ministerio sacerdotal resalta (...) la importancia del compromiso educativo para que crezcan personas libres y responsables y cristianos maduros y conscientes".

Reafirmando que "el esp?ritu cristiano da vitalidad renovada al sentido de solidaridad" del pueblo italiano, Benedicto XVI habl? del reciente terremoto en la regi?n de los Abruzos y de su visita a las zonas afectadas, donde constat? personalmente "el luto, el dolor y los desastres provocados por el terrible se?smo, pero tambi?n la fortaleza de ?nimo de la poblaci?n, junto al movimiento de solidaridad que se puso en marcha inmediatamente en toda Italia". En este sentido, el Papa elogi? el apoyo a las iniciativas de ayuda promovidas por la CEI mediante la Caritas.

Despu?s toc? el tema de la crisis econ?mica, que "se ha abatido con dureza en todo el globo", constatando que "a pesar de las medidas tomadas en diversos ?mbitos, sus efectos sociales persisten y afectan gravemente, de forma particular, a los sectores m?s d?biles de la poblaci?n y a las familias". Benedicto XVI record? que el pr?ximo domingo la colecta de la Santa Misa se destinar? al "Pr?stamo de la esperanza", un programa de ayuda de la CEI para las familias afectadas por la crisis, que defini? "un testimonio elocuente de la divisi?n de los pesos unos con otros" y un anuncio elocuente de "la conversi?n interior engendrada por el Evangelio, una manifestaci?n conmovedora de la comuni?n eclesial".

Por ?ltimo, el Santo Padre habl? de una forma esencial de caridad eclesi?stica en Italia, la "intelectual", de la que es "un ejemplo significativo el compromiso por la promoci?n de una mentalidad difusa en favor de la vida en todos sus aspectos y etapas, con una atenci?n particular a la que est? marcada por condiciones de fragilidad o precariedad". "Ese compromiso -dijo- se evidencia en el manifiesto "Libres para vivir. Amar a la vida hasta el final", en el que el laicado cat?lico trabaja para que en el pa?s no falten ni la conciencia de la verdad plena sobre el ser humano ni la promoci?n del bien aut?ntico de la persona y la sociedad".

"As? volvemos -concluy?- al te

Publicado por mario.web @ 2:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios