Jueves, 12 de mayo de 2011
Palabras del arzobispo Brugu?s, secretario de la Congregaci?n vaticana para la Educaci?n
?
El valor a?adido de la Universidad Cat?lica, el humanismo cristiano
El valor a?adido de la Universidad Cat?lica, el humanismo cristiano
SANTIAGO, viernes, 5 junio 2009 (ZENIT.org).- El humanismo cristiano no es un curso opcional para las universidades cat?licas, es su valor a?adido a cada disciplina, considera el secretario de la Congregaci?n para la Educaci?n Cat?lica, el arzobispo Jean-Louis Brugu?s O.P, en un documento que reproduce el ?ltimo n?mero de Revista Humanitas (www.humanitas.cl).

El texto, que recoge una conferencia del prelado franc?s pronunciada al visitar la Pontificia Universidad Cat?lica de Chile, presenta la esencia de toda universidad que se considera y califica como cat?lica.

Ante la actual tendencia a la fragmentaci?n y a la falta de comunicaci?n entre las materias ense?adas en las escuelas, el arzobispo recuerda el llamamiento de Benedicto XVI a "redescubrir la unidad del conocimiento".

Aduce al respecto que "corresponde a nuestras universidades despertar a esta ?raz?n abierta? de la que hemos hablado y, en consecuencia, abrir al humanismo cristiano todas las materias ense?adas".

"Tal humanismo no se presenta como una simple opci?n para los ense?antes o para los estudiantes, sino como una ardiente obligaci?n. Despu?s de todo, nadie obliga a un profesor a ense?ar en una universidad cat?lica; tampoco, nadie obliga a un joven a inscribirse en una universidad cat?lica: hacerlo corresponde a firmar un acuerdo de orden moral, seg?n el cual unos y otros se comprometen en esta perspectiva".

Recordando que "la verdad no puede caminar sin el amor", en palabras de Benedicto XVI, monse?or Brugu?s convoca a las universidades a ser "un testimonio de comunidad educativa", evitando el desmembramiento de las relaciones.

"Para un cristiano, la universidad es, al mismo tiempo, un lugar de b?squeda y transmisi?n de la verdad y un lugar de encuentro. En este nuevo humanismo, se debe realizar una configuraci?n in?dita de las relaciones entre profesores y estudiantes".

Exhorta a las universidades a ser un testimonio de fe: "en primer lugar, la Iglesia desea que hayan en el seno de las Universidades, sean cat?licas o p?blicas, centros de confesi?n de la fe, que impliquen a los ense?antes y a los estudiantes. Este papel le pertenece a las diversas capellan?as universitarias".

En este mismo sentido, agrega: "La Iglesia est? en su derecho de esperar de parte de los responsables de la universidad cat?lica un testimonio personal de compromiso en la vida eclesial. Aceptando su cargo, un rector o un docente, aceptan de participar, en la universidad o en el lugar que se encuentren, en la pastoral de la Iglesia".

"La Iglesia espera de sus universidades que estimulen el dar raz?n de la cultura cristiana y que la hagan presente de manera activa e ingeniosa en la construcci?n de la cultura del pa?s".

El secretario de la Congregaci?n para la Educaci?n Cat?lica concluye su exposici?n recordando que en agosto del pr?ximo a?o 2010 se cumplen veinte a?os desde que fuera promulgada la constituci?n apost?lica Ex corde Ecclesiae, lo que equivale al espacio de una generaci?n.

Es entonces el momento de invitar a las universidades de las distintas zonas ling??sticas, expres?, a realizar en conjunto con la Congregaci?n una actualizaci?n de ese texto fundamental, alent?ndolas as? a desarrollar sus ideas y propuestas.

Publicado por mario.web @ 2:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios