Jueves, 12 de mayo de 2011
El amor divino,nos habla de aquello que es y de aquello que hace. Por ejemplo nos dice que ?ste se regenera en el donarse, se recibe en el darse, no se consuma
?
Por el amor las cosas pueden cambiar para bien, dice Benedicto XVI
Por el amor las cosas pueden cambiar para bien, dice Benedicto XVI
VATICANO, 14 Jun. 09

Miles de peregrinos rezaron el ?ngelus dominical en la Plaza de San Pedro con el Papa Benedicto XVI, quien al introducir la oraci?n mariana en el d?a en que la Iglesia en Italia, y en varios pa?ses, celebra la fiesta del Corpus Domini record? que el amor verdaderamente existe y esto permite que podamos esperar en que las cosas puedan mejorar.

"El Corpus Domini es un d?a que abarca la dimensi?n c?smica, el cielo y la tierra. Evoca antes que nada esta estaci?n tan bella en que la primavera da paso al verano, el sol es fuerte en el cielo y en los campos madura el trigo. En el centro de esta fiesta est? el signo del pan, fruto de la tierra y del cielo. Por ello el pan eucar?stico es el signo visible de Aqu?l en quien cielo y tierra, Dios y hombre, se han vuelto una sola cosa", dijo el Pont?fice.

As? mismo agreg? que "la solemnidad del Corpus Domini est? ?ntimamente relacionada con Pascua y con Pentecost?s: la muerte y resurrecci?n de Jes?s y la efusi?n del Esp?ritu Santo son sus presupuestos".

"Adem?s est? relacionada ?continu?- con la fiesta de la Trinidad. Solamente porque Dios mismo es relaci?n, puede haber una relaci?n con ?l; y solamente porque el amor puede amar y ser amado. De este modo el Corpus Domini es una manifestaci?n de Dios, una afirmaci?n de que Dios es amor".

M?s adelante afirm? que "esta fiesta nos habla del amor divino, de aquello que es y de aquello que hace. Por ejemplo nos dice que ?ste se regenera en el donarse, se recibe en el darse, no se consuma. El amor transforma todo lo que existe, y se entiende entonces que en el centro de la hodierna fiesta est? el misterio de la transubstanciaci?n, signo de Jes?s-caridad que transforma el mundo. Mir?ndolo y ador?ndolo podemos decir: s?, el amor existe, y porque existe, las cosas pueden cambiar para bien y nosotros podemos tener esperanza. Es la esperanza que proviene del amor de Cristo la que nos da la fuerza de vivir y de afrontar las dificultades".

Finalmente el Santo Padre habl? de Mar?a, la "Mujer Eucar?stica" como la llamaba Juan Pablo II; "aprendamos de Ella a renovar continuamente nuestra comuni?n con el Cuerpo de Cristo, para amarnos los unos a los otros como ?l nos ha amado".

Publicado por mario.web @ 11:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios