Jueves, 12 de mayo de 2011
Invitaci?n del Papa Benedicto XVI para buscar nuevos canales para comunicar la verdad evang?lica a los hombres y mujeres de nuestro tiempo.
?
Nuevos canales para comunicar perenne verdad del Evangelio
Nuevos canales para comunicar perenne verdad del Evangelio
CIUDAD DEL VATICANO, 21 JUN 2009 (VIS).-A las 17,30, el Santo Padre se encontr? en la Iglesia de San P?o de Pietrelcina con los sacerdotes, religiosos y religiosas y j?venes acudidos a San Giovanni Rotondo.

Despu?s de una breve plegaria de adoraci?n en la capilla del Sant?simo Sacramento, Benedicto XVI dirigi? unas palabras a los presentes. Hablando en particular a los sacerdotes record? la celebraci?n del A?o Sacerdotal dedicado a San Juan Mar?a Vianney, y afirm? que si el Santo Cura de Ars, "en una ?poca atormentada y dif?cil, hizo todo lo posible para que sus parroquianos redescubrieran el significado y la belleza de la penitencia sacramental, para el santo fraile del Gargano (San P?o de Pietrelcina) el cuidado de las almas y la conversi?n de los pecadores fueron un anhelo que lo consumi? hasta su muerte".

"Cu?ntas personas han cambiado de vida gracias a su paciente ministerio sacerdotal!", exclam? el Papa. "Cu?ntas largas horas transcurr?a en el confesionario! (...) Hay que valorizar todav?a m?s el sacramento de la Penitencia y los sacerdotes no tendr?an que resignarse nunca a ver sus confesionarios desiertos, ni limitarse a constatar el despego de los fieles por esta extraordinaria fuente de serenidad y de paz".

Entre las ense?anzas de la vida de Padre P?o, el pont?fice resalt? "el valor y necesidad de la oraci?n, (...) un punto fundamental no solo para la espiritualidad del sacerdote, de cualquier cristiano y todav?a m?s para los religiosos y religiosas, elegidos para seguir a?n m?s de cerca a Cristo mediante la pr?ctica de los votos de pobreza, castidad y obediencia".

"A veces podemos desanimarnos por la debilitaci?n e incluso por el abandono de la fe que se registra en nuestras sociedades secularizadas -observ?-. Seguramente hay que trabajar para encontrar nuevos canales para comunicar la verdad evang?lica a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, pero ya que el contenido esencial del anuncio cristiano es siempre el mismo, es necesario volver a su fuente original, a Jesucristo que es el mismo ayer, hoy y siempre".

Por ?ltimo, Benedicto XVI se dirigi? a los numerosos j?venes presentes: "Conozco los problemas que os angustian y que pueden sofocar el entusiasmo propio de vuestra juventud. Entre ellos, en particular, cito el fen?meno del desempleo que afecta de forma dram?tica a tantos chicos y chicas del sur de Italia. No os desanim?is! Sed j?venes de "gran coraz?n". (...) La Iglesia no os abandona. No abandon?is vosotros a la Iglesia. Vuestra aportaci?n es necesaria para construir comunidades cristianas vivas y sociedades m?s justas y abiertas a la esperanza".

Publicado por mario.web @ 14:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios