Jueves, 12 de mayo de 2011
Por nuestra consagraci?n ?participamos en la vida de la Iglesia? y "nos entregamos totalmente a su misi?n"
?
Hermanas Clarisas del Convento de Santa Clara de Tordesillas
Hermanas Clarisas del Convento de Santa Clara de Tordesillas
?Qui?nes somos?

Somos las Hermanas Clarisas que vivimos en el Convento de Santa Clara de Tordesillas, Valladolid en Espa?a, vivimos en este lugar desde el a?o 1363.

Nuestra Madre es santa Clara, a ella le debemos mucho, pero sobre todo su valent?a y su deseo de seguir a Cristo, ella fue la primera clarisa una chica de 17 a?os.


NOSOTRAS:
Contemplativas
Somos una familia, vivimos como hermanas en comunidad. Cristo nos ha llamado y es nuestro centro, a ?l le ofrecemos toda nuestra vida en la Iglesia, para estar "escondidas con Cristo en Dios", siendo "alabanza de su gloria".

Formamos parte de aquel grupo numeroso de hombres y mujeres que profesan los consejos evang?licos y de quienes el Concilio Vaticano II dice en la Lumen Gentium:
"Ni piense nadie que los religiosos, por su consagraci?n, se hacen extra?os a la humanidad o in?tiles para la ciudad terrena.

Porque aunque en algunos casos no ayuden directamente a sus contempor?neos, los tienen, sin embargo, presentes, de un modo m?s profundo en las entra?as de Cristo..."

?Por qu? y para qu? estamos aqu??

"Los institutos dedicados por entero a la contemplaci?n, por mucho que urja la necesidad del apostolado activo, siguen siempre ocupando un lugar preclaro en el Cuerpo M?stico de Cristo, en el que todos los miembros no tienen la misma funci?n (Rom. 12, 4). Pues ellos ofrecen a Dios un eximio sacrificio de alabanza, ilustran al pueblo de Dios con frutos ub?rrimos de santidad, lo arrastran con su ejemplo y lo dilatan con una misteriosa fecundidad apost?lica. De esta forma son gala de la Iglesia y manantial de gracias celestiales" (Vaticano II, Perfectae Caritatis n?7).

Nuestra Vida
"Despu?s que el Alt?simo Padre Celestial se dign?, por su gracia, iluminar mi coraz?n para que, con el ejemplo y las ense?anzas de nuestro beat?simo Padre San Francisco, hiciese yo penitencia, poco despu?s de su conversi?n, le promet? voluntariamente obediencia juntamente con mis hermanas.

Y, viendo el bienaventurado Padre que no hab?a pobreza, ni trabajo, ni tribulaci?n, ni afrenta, ni menosprecio del mundo que nos arredrase, sino que m?s bien ten?amos todo esto por grandes delicias, movido de su piedad nos escribi? la forma de vida en estos t?rminos: ?Ya que ya, por inspiraci?n divina, os hab?is hecho hijas y esclavas del Alt?simo Sumo Rey el Padre Celestial, y os hab?is desposado con el Esp?ritu Santo, eligiendo vivir conforme a la perfecci?n del Santo Evangelio, quiero y prometo tener siempre, por m? mismo y por medio de mis hermanos, diligente cuidado y especial solicitud de vosotras no menos que de ellos?.

Y, a fin de que jam?s nos separ?semos de la Sant?sima Pobreza que hab?amos abrazado, ni tampoco las que hab?an de venir despu?s de nosotras, poco antes de su muerte nos escribi? su ?ltima voluntad, con estas palabras: ?Yo, el hermano Francisco, el peque?ito, quiero seguir la vida y pobreza del Alt?simo Se?or Jesucristo y de su Sant?sima Madre, y perseverar en ella hasta el fin.
Y os ruego a vosotras, se?oras m?as, y os recomiendo que viv?is siempre en esta sant?sima vida y pobreza. Y guardaos muy bien de apartaros jam?s de ella, en manera alguna por ense?anza o consejo de quien sea?".

Nuestra Misi?n
`Por nuestra consagraci?n ?participamos en la vida de la Iglesia? y ?nos entregamos totalmente a su misi?n?. Queremos ayudar al Se?or y al bien de las almas con nuestra vida evang?lica, nuestra oraci?n colaborando as? a la edificaci?n y al crecimiento del Cuerpo de Cristo. Nuestro servicio eclesial es la oraci?n y la vida entregada, esta es la vocaci?n a la que hemos sido llamadas y por la que nos hemos reunido. Nuestro apostolado es puramente contemplativo, unidas a la intercesi?n y al sacrificio de Cristo ofreci?ndonos todas juntas a Dios, completando lo que falta a los sufrimientos del Se?or a favor de la Iglesia (Col 1, 24).

Oramos insistentemente por los heraldos del evangelio y el aumento de las vocaciones, por la unidad de los cristianos y la evangelizaci?n de los pueblos, por la uni?n de las familias y para que llegue al coraz?n de todos los hombres el mensaje de Cristo. La vida contemplativa se sit?a en el mismo coraz?n de la Iglesia, Cuerpo de Cristo, cuyo fin es la ?obra de la Redenci?n humana y la perfecta glorificaci?n de Dios?. As? pues, las hermanas, dedicadas ?ntegramente a la contemplaci?n, ?ofrecen a Dios un eximio sacrificio de alabanza, ilustran al pueblo de Dios con ub?rrimos frutos de santidad, lo mueven con su ejemplo y lo dilatan con misteriosa fecundidad apost?lica??.

`La vida contemplativa es nuestro primordial y fundamental apostolado, porque, seg?n los designios de Dios, es nuestro modo original y propio de ser Iglesia, de vivir en la Iglesia de realizar la comuni?n con la Iglesia, de cumplir una misi?n en la Iglesia. Nuestra vida encerrada en lo escondido de la clausura proporciona luz a la Iglesia. De todas las hermanas se deber?a poder afirmar lo que se dijo de nuestras Madre Santa Clara: ??No es de extra?ar que una l?mpara tan encendida y tan brillante, no pudiera permanecer oculta sin resplandecer y dar una luz f?lgida en la casa del Se?or!... M?s a?n, cuanto m?s duramente maceraba ella el vaso de alabastro de su cuerpo en el estrecho encerramiento de su soledad, tanto m?s se llenaba con el perfume de su santidad todo el recinto de la Iglesia??(Cf Const 160-161).

Comunidad Actual
Durante m?s de 600 a?os ha vivido en esta casa una comunidad de hermanas Clarisas hasta hoy. Formamos esta comunidad 10 hermanas y vivimos aqu? en Tordesillas la herencia espiritual de Santa Clara."

Este Convento fue fundado en 1363 por las Infantas Do?a Beatriz y Do?a Isabel hijas de Don Pedro I de Castilla y de Do?a Mar?a Padilla, a lo largo de estos largos seis siglos no han faltado nunca monjas en este Convento.

Nuestra vida de monjas Clarisas se centra en el silencio, la oraci?n, el trabajo y la vida fraternidad.


Ser Clarisa
Has sentido la llamada de Jes?s, has respondido con generosidad... es el momento de entregarte al Se?or, de vivir aqu? en esta familia tu vocaci?n, tu amor al Se?or... con suavidad y mucho amor Jes?s te ir? ense?ando lo que quiere de ti. Tu deseo no ha de ser otro que seguirle.

Has llegado al monasterio, quieres conocer nuestra vida, empezamos a conocernos y a querernos. Ven si quieres te recibiremos con una enorme ilusi?n y deseos de conocerte...



CONT?CTANOS
Real Convento de Santa Clara
47100 TORDESILLAS
(Valladolid) Espa?a
Tel?fono: +34 983 770 463
Escr?benos
Para m?s informaci?n entra a su p?gina aqu?

Publicado por mario.web @ 22:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios