Jueves, 12 de mayo de 2011
Con el crecimiento de la neotelevisi?n, la cultura como macrog?nero ha ido perdiendo terreno. El paso repentino de la antigua a la nueva televisi?n se debe al predominio total del espect?culo en relaci?n con los otros g?neros.
?
1.Los Macrog?neros y la neotelevisi?n.
1.Los Macrog?neros y la neotelevisi?n.

Con el crecimiento de la neotelevisi?n, la cultura como macrog?nero ha ido perdiendo terreno. El paso repentino de la antigua a la nueva televisi?n se debe al predominio total del espect?culo en relaci?n con los otros g?neros.

El problema de las audiencias es el que ha marcado esta tendencia. Y tambi?n la proliferaci?n de las antenas privadas que llevan a los hogares la misma informaci?n que las estatales. Por ejemplo, Berlusconi , gran empresario, fund? en Mil?n Telemilano, de la que nacer?a Telecinco, destinada a ser el emblema de la privatizaci?n y el s?mbolo de la ascensi?n de los yuppies, muy en consonancia con la imagen de un cierto per?odo de la reciente historia italiana.

Comienzan los spots publicitarios en todas las emisiones. Se hace una TV comercial dominada por el espect?culo o la misma informaci?n espectacularizada. La parte intelectual de la TV decae en favor de la programaci?n banal, superficial y simplona. Pero esto- dicen- es lo que pide el p?blico.

La RAI, viendo los ?xitos comerciales de Berloscuni, adopt? un estilo parecido y hasta el mismo tiempo: las 24 horas seguidas de emisi?n.

Esta nueva televisi?n intent? contactar con el p?blico present?ndole nuevas formas de disfrute: la TV en color, el telecomando, el videograbador, el videocam, el home video y, en parte, los nuevos medios ligados estrechamente a la peque?a pantalla todav?a en fase de desarrollo como el sat?lite, la TV interactiva y el ordenador aplicado a la TV.

Estos elementos han favorecido una americanizaci?n de las televisiones. Esto ha tra?do como consecuencia la p?rdida de identidad. Desde los a?os 80, se nota una homologaci?n del lenguaje televisivo con el predominio del macrog?nero del espect?culo, y se ha llegado a la metamorfosis del mismo concepto de g?nero mediante la progresiva espectacularizaci?n tanto de la informaci?n como de la cultura.

En s?ntesis, se puede afirmar que, entrados ya en los 90, la cultura como macrog?nero ha desaparecido para convertirse todo en mero espect?culo. Debido a este exceso, los textos neotelevisivos recurren frecuentemente a la narrativa y a la dramatizaci?n pero con una est?tica h?brida. Por eso, a la TV actual le falta una instancia cultural propia, mientras que la parte informativa est? cada vez m?s mezclada con la espectacular.


Publicado por mario.web @ 23:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios