S?bado, 14 de mayo de 2011
Discurso del Papa Juan Pablo II dirigido en su peregrinaci?n apost?lica a Polonia el 10 de junio de 1979 en el que dijo: "Idealmente vuestras vidas est?n dedicadas al servicio de la verdad. S?lo permaneciendo fieles a este ideal. merecer?is el respeto y l
?
Discurso del Papa Juan Pablo II a los Profesionales de los medios de comunicaci?n
Discurso del Papa Juan Pablo II a los Profesionales de los medios de comunicaci?n
PEREGRINACI?N APOST?LICA A POLONIA

DISCURSO DEL PAPA JUAN PABLO II
A LOS PROFESIONALES DE LOS MEDIOS DE COMUNICACI?N

Domingo 10 de junio de 1979



Queridos amigos:

Nos hemos visto ya lejos de aqu? y, aunque el Sucesor de Pedro puede sentirse en su casa en cualquier parte del mundo ?dado que su mandato es "para todas las gentes" (Mt 28, 19)?, sin embargo, me produce especial satisfacci?n y placer reunirme con vosotros y abriros mis brazos aqu?, en el suelo de mi tierra natal. Mi deseo es que hay?is obtenido un nuevo y gran enriquecimiento del esp?ritu y una profunda paz interior en los santuarios y en los lugares sagrados, donde la fe del pueblo polaco ha sabido expresarse tan intensamente.

La peregrinaci?n es una pr?ctica de tradici?n antigua entre nosotros, los cristianos. Determinados lugares se consideran especialmente sagrados por la santidad y la virtud adquirida por algunas personas, que vivieron en ellos; su sacralidad aumenta con el paso del tiempo, mediante las oraciones y los sacrificios de las multitudes de peregrinos que van a visitarlos.

As? la virtud engendra nueva virtud; la gracia atrae gracia, y la bondad de un santo o de una santa, mantenida en permanente memoria por un pueblo entero, contin?a arraig?ndose a trav?s de los siglos, renovando, inspirando y fortaleciendo el esp?ritu de las generaciones sucesivas. De este modo se nos ayuda y anima en el dif?cil ascenso a la virtud.

Tal vez recordar?is que uno de mis primeros deseos, apenas elegido Papa, fue el de ir en peregrinaci?n a los santuarios de los Patronos nacionales de Italia, San Francisco de As?s y Santa Catalina de Siena. Sent? entonces la necesidad de asegurarme la ayuda de estos grandes santos y de pedir en sus santuarios la resoluci?n y el consejo, que mi nuevo formidable deber exig?a. Pero sent?a tambi?n la necesidad profunda de fortalecer mi esp?ritu con una peregrinaci?n a los lugares sagrados de mi patria, y doy gracias a Dios que, por su bondad, me lo ha permitido realizar y lo ha hecho posible precisamente este a?o, en el que Polonia celebra el IX centenario de su Patrono principal, San Estanislao.

Y ahora, en.,el momento de mi partida os doy las gracias, amigos de los mass-media, por haberme acompa?ado durante mi peregrinaci?n. Os doy las gracias a vosotros y a los diversos medios de comunicaci?n que represent?is, por haber tra?do ?y creo poderlo afirmar con seguridad? el mundo entero a Polonia, teni?ndolo a mi lado y haci?ndole participar en estas preciosas jornadas de oraci?n y de mi regreso a casa.

Al expresaros mi gratitud profunda, querr?a a?n pediros un favor. Os ruego que dig?is al mundo y a los pueblos de cada una de vuestras regiones, que Juan Pablo II los ha recordado, los ha tenido en el coraz?n, ha rezado por ellos eri cada etapa de esta peregrinaci?n: en los santuarios de la Santa Madre de Dios en Warszawa (Varsovia), Czestochowa, Nowy Targ y Mak?w; ante las tumbas de San Wojciech y San Estanislao en Gniezno y Krak?w (Cracovia); en el santuario de la Santa Cruz de Mogila y en la celda de Oswiecim, donde el Beato Maximiliano Kolbe pas? sus ?ltimas horas heroicas de vida. Decidles ?porque es verdad?que el Papa reza por ellos cada d?a, muchas veces al d?a, dondequiera se encuentre, y les pide que rueguen por ?l.

Y ahora una palabra especial para vosotros, profesionales de la prensa y de las agencias fotogr?ficas, de la radio, de la televisi?n y del cine. Cuando os veo ocupados en vuestro trabajo, me siento cada vez m?s impresionado por la nobleza de la tarea que vuestra vocaci?n y profesi?n os han confiado. He dicho en otra ocasi?n (M?xico, enero de 1979) que, a trav?s de una informaci?n "completa, cuidadosa, exacta y fiel", vosotros pon?is a cada uno de los hombres o mujeres en condici?n de participar y ser responsable del "progreso general de todos" (Communio et progressio, 34, 19). Idealmente vuestras vidas est?n dedicadas al servicio de la verdad. S?lo permaneciendo fieles a este ideal. merecer?is el respeto y la gratitud de todos.

Querr?a recordaros a este fin lo que Jesucristo dijo durante el proceso que decidir?a sobre su vida ?y es el ?nico elemento que adujo en su defensa?: "Para esto he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad" (Jn 18, 37). Aplicaos esto cada uno de vosotros a la propia vida, y os ayudar? a aliviar vuestros sufrimientos y a reforzar vuestra valent?a en la mayor parte de las pruebas y frustraciones de vuestra existencia.

Este es el pensamiento que os dejo hasta cuando nos encontremos de nuevo. Llevad mi saludo y mi agradecimiento a vuestras familias, y mi afecto especial a vuestros ni?os. Mientras digo adi?s a vosotros y a Polonia, os bendigo de todo coraz?n.
?

Publicado por mario.web @ 1:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios