S?bado, 14 de mayo de 2011
Reflexi?n sobre las tecnolog?as de informaci?n y la poblaci?n juvenil: impacto, uso y apropiaci?n.
?
E-str?geno y las geeks fatales
E-str?geno y las geeks fatales
Identidad juvenil y cultura popular son dos estadios simb?licos que convergen en el espacio medi?tico actual. Desde los medios el mundo se significa. Desde los medios nos definimos, nos construimos, entendemos y nos adjudicamos la pertenencia. Consumir es una forma de construcci?n de personalidades e individualidades. Somos lo que consumimos y representamos lo que medi?ticamente recibimos. Es en esa dial?ctica y perversa relaci?n medios-cultura-identidad donde hoy se configura la personalidad de una generaci?n hipermedi?tica. En esas tribus de nicho, producto del Long Tail cultural es donde podemos dar cuenta de nuevos comportamientos, usos, apropiaciones y relaciones de consumo.

As? los j?venes han integrado en sus pr?cticas cotidianas aquellos medios que les convienen, interesan y gratifican; mismos que les fomentan un sentido de pertenencia, promueven compa?erismo y les facilitan interacciones personales; as? como aquellos que les permiten adquirir nuevas percepciones sobre s? mismos y los dem?s, construir un sentido de identidad, experimentar liberaci?n emocional, escapar de la realidad y relajarse (Morduchowicz, 2008).

Como en su momento se?al? James Curran, los medios son un laboratorio para la construcci?n de identidad. Desde los medios podemos ver c?mo se reconfigura la cultura; desde las identidades podemos dar cuenta de los nuevos significados sociales y el capital simb?lico que se emplea como moneda de cambio.

Ente los medios y los nuevos medios migra la cultura como una entidad din?mica que interact?a con los consumidores individuales y los otros operando cambios significativos en todas las dimensiones de la vida (Jenkins, 2008). Los j?venes que ordenan su vida en relaci?n a dichos procesos de convergencia cultural y medi?tica no est?n fuera del nuevo contrato social. Hoy desde los videojuegos viven la experiencia de una historia contada en forma no lineal; desde un celular organizan su vida; desde la red expanden sus modos de socializaci?n. Los medios como punto de referencia, nos llevan a enfocar nuestra atenci?n en esas nuevas formas de adopci?n y uso de los canales de informaci?n y comunicaci?n entre los j?venes.

En Mayo de 2009 la Asociaci?n Mexicana de Internet (AMIPCI) dio cuenta de la presencia de 27.6 millones de internautas en M?xico, con un crecimiento de 16.4% en relaci?n al a?o anterior (2007), ubicando 22.7 millones en las zonas urbanas. Es importante se?alar que 6 de cada 10 j?venes entre los 12 y 19 a?os son usuarios de internet. A?n cuando los niveles de acceso en M?xico no logran los niveles de equidad deseados llama la atenci?n la presencia de 44% de internautas mujeres (56% hombres) y un 44% ubicados en los sectores D+ y DE (29% y 15% respectivamente) y siendo el D+ el de mayor crecimiento en el ?ltimo a?o. Los mexicanos, seg?n el estudio AMIPCI, se exponen en promedio 2:54 horas usando 7 de cada 10 la red para mandar correos electr?nicos; mensajer?a instant?nea (6 de cada 10) y chatear (4 de cada 10).

Como bien se?ala Roxana Morduchowicz los medios m?s que marginar a los chicos han mostrado ser soportes para su sociabilidad; por ellos y con ellos hablan de lo que ven y escuchan; a trav?s de ellos escuchan y recomiendan. ?Para ser uno mismo entre los otros, hay que ser y hacer como los otros? (2008: 120).

El mismo Mark Penn (2009) da cuenta de c?mo los m?s entusiasta usuarios de la tecnolog?a son tambi?n los j?venes que buscan ser los m?s sociables. Ello reforzado por el ?nfasis puesto en la conectividad que permite estar siempre en l?nea y romper con el uso individualista de la tecnolog?a. La tendencia a pensar que la tecnolog?a a?sla a las personas se diluye poco a poco. Basta ver los m?s de 250 millones de usuarios que tiene Facebook, que ?contagian? entusiasmos, extroversi?n y ?energ?a socializadora? a otros para convertirlos en usuarios y consumidores digitales de dispositivos m?viles e inal?mbricos. Sin lugar a dudas, la tecnolog?a est? siendo empleada por los j?venes como un pegamento social.

En ese escenario de negociaci?n de identidad, la tecnolog?a est? ocupando un lugar fundamental en el modo de enfocar la manera de entender el entretenimiento y el ocio; as? como en la configuraci?n de nuevas pr?cticas comunicativas, planeaci?n de actividades (Tubella, Tabernero y Dwyer, 2008) y de participaci?n social a distancia y en modalidad mediatizada.

Aunada a esta tendencia de los medios como punto de encuentro y di?logo aparecen las geeks fatales; es decir, chicas altamente consumidoras de tecnolog?a que representan el 57% del mercado de consumidoras de tecnolog?a y que en 2006 adquirieron productos tecnol?gicos por m?s de $90 billones de d?lares. De acuerdo al informe presentado por The Consumer Electronics Association, las mujeres prefieren m?s que los hombres los tel?fonos celulares, c?maras digitales, radios satelitales y grabadoras de DVD (Penn, 2009).

El E-strogeno fluye entre el e-commerce y los e-lectr?nicos y no es gratuito pues el mayor uso que hacen es para comunicarse. As? pues no quieren saber cu?ntos pixeles registra una imagen sino c?mo la tecnolog?a encaja en su vida, por ello, buscan los gadgets m?s ligeros, durables y efectivos; teclados que no rompan u?as, aud?fonos que no estropeen el maquillaje, celulares que brillen en la oscuridad y sean f?cilmente localizables en la bolsa, dispositivos altamente acoplados a la moda.

Una tendencia similar puede verse en el estudio H?bitos de consumo medi?tico y entretenimiento en los j?venes mexicanos (Hidalgo, 2008) los medios m?s usados por las mujeres fueron internet (20.9% vs 22.5% en hombres); tel?fonos celulares (17.9% vs 13.6% en hombres); televisi?n abierta (13.5% vs 17.1% en hombres); televisi?n de paga (13.5% vs 12.6% en hombres); radio (9.52% vs 8.71% en hombres); iPod (6.92% vs 7.02% en hombres); cine (5.01% vs. 5.09% en hombres); y revistas (3.83% vs 2.47% en hombres)

Nuevas din?micas y formas de integraci?n, socializaci?n derivan de la convergencia entre viejos y nuevos medios. Sin embargo, sobresalen algunas manifestaciones ya derivadas de este cambio: 1) la necesidad de que los dispositivos les permitan comunicarse con los otros y ampliar sus canales de expresi?n; 2) los medios como forma de integraci?n y pertenencia a causas movimientos y actividades que dif?cilmente podr?an practicar en su cuadra, escuela o barrio; 3) los medios como forma de descubrir, mostrar y explayar la identidad; 4) los medios en s? como tema y motivo de conversaci?n; 5) la inclusi?n social como una expansi?n de los nichos de consumo m?s que como una forma de equidad social; 6) la diferenciaci?n como una actividad de socializaci?n.

La identidad en s? es una forma de di?logo social. Ante ello ?qui?n es el nuevo interlocutor?, ?qu? es lo que nos quieren compartir las nuevas generaciones?, ?alcanzan ellos mismos a construir su propia definici?n?

Si los medios no se desplazan sino que se integran, ?de qu? forma se han integrado a la vida de los j?venes y de qu? forma nos hemos integrado nosotros a ello(s)?

Hoy los mercados se definen por g?nero, edad, raza, regi?n. Las mujeres, como los j?venes se ubican en la punta de la curva de los early adopters. Su condici?n de usuarios masivos define, moldea y construye tendencias. En su momento la industria del cigarro molde? un estereotipo medi?tico de la mujer (fatal) y el joven (rebelde); hoy por lo visto, lo hace un iPod o una Netbook multicolor.

Referencias
AMIPCI (2009), H?bitos de los Usuarios de Internet. M?xico: Asociaci?n Mexicana de Internet, Recuperado el 18 de julio de 2009 en http://amipci.org.mx/estudios/temp/RESUMENEJECUTIVOEstudioAMIPCI2009UsuariosdeinternetFINAL-0334725001245691260OB.pdf
Hidalgo, J. (2008), H?bitos de Consumo Medi?tico y Entretenimiento en los J?venes Mexicanos. Informe de resultados. M?xico: C?tedra FISAC-An?huac, Universidad An?huac
Howe, N. y Strauss, W. (2000). Millennials Rising: the next great generation. USA: Vintage books, Random House.
Jenkins, H. (2008). Convergence culture: la cultura de la convergencia de los medios de comunicaci?n. Barcelona, Espa?a: Paid?s.
Lessig, L. (2009). Remix: making art and commerce thrive in the hybrid economy. New York, EUA: The Penguin Press.
Morduchowicz, R. (2008). La Generaci?n Multimedia: significados, consumos y pr?cticas culturales de los j?venes. Buenos Aires, Argentina: Paid?s.
Penn, M. y Zalesne, K. (2009). Microtrends: the small forces behind tomorrow?s big changes. New York, USA: Twelve Hachette Book Group.
Rheingold, H. (2009). 21st Century Literacies: video Keynot speech. Recuperado el 19 de julio de 2009 en http://www.facebook.com/posted.php?id=218514&share_id=139140458624&ref=nf#s139140458624
Tubella, I., Tabernero, C. y Dwyer, V. (2008). Internet y televisi?n: la guerra de las pantallas. Barcelona, Espa?a: Ariel, Editorial UOC y Generalitat de Catalunya.

Publicado por mario.web @ 1:31
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios