S?bado, 14 de mayo de 2011
Entrevista a Andrea Monda sobre la figura literaria del escritor cat?lico Paul Claudel y su aportaci?n a las letras del siglo XX.
?
Roma dedica una jornada de reflexi?n a Paul Claudel, el ?gigante invisible?
Roma dedica una jornada de reflexi?n a Paul Claudel, el ?gigante invisible?
El pr?ximo 23 de febrero se celebra en Roma la Sexta Jornada de reflexi?n sobre ?Catolicismo y literatura en el siglo XX? promovida por el Consejo Pontificio de la Cultura, en colaboraci?n con el Ente Teatral Italiano y la Fundaci?n Primoli.

La edici?n de este a?o tratar? la figura literaria de Paul Claudel (1868 -1955) en el quincuag?simo aniversario de la muerte de este gran escritor franc?s, ocurrida el 23 de febrero.

Zenit ha entrevistado a Andrea Monda, uno de los organizadores del encuentro.

--?Por qu? ha reca?do la elecci?n de este a?o en Claudel?

--Monda: La relaci?n con Dios y con la fe cristiana son sin duda la ra?z profunda de la obra de algunos protagonistas fundamentales de la literatura del siglo XX, y ?sta a?n vale m?s para Claudel y su catolicismo que, a partir del c?lebre episodio de la conversi?n, ocurrida la Navidad de 1886, en la catedral de Notre Dame de Par?s, ser? para el artista una fuente continua de inspiraci?n. Es interesante como Claudel llega a su fe de roca a trav?s de un recorrido original.

Y justo en 1886 descubre las ?Illuminations? de un gran poeta --y controvertido-- Arthur Rimbaud, y este descubrimiento se revelar? decisivo para la formaci?n po?tica de Claudel que por fin podr? salir de la ?prisi?n? del determinismo del siglo XIX y encaminarse hacia lo sobrenatural.

En este sentido, Claudel es un formidable s?mbolo, entre esos dos siglos dram?ticos, y por lo tanto ha parecido oportuno no hacer que caiga en el olvido el quncuag?simo aniversario de su muerte.

Mientras en las anteriores ediciones se ha meditado en particular sobre las tradiciones literarias de algunas zonas geogr?ficas como Francia, Europa Oriental o los pa?ses de lengua espa?ola, en la actual edici?n la perspectiva se ha concentrado en una figura individual, cuya enorme ?estatura? ya se revela en el t?tulo.

--?Qu? significa este t?tulo, el gigante invisible?

--Monda: Dos cosas: de una parte Claudel es un gigante, un monumento de la literatura del siglo XX, pero dir?a m?s, de la cultura y de la historia del siglo XX. Se trata en efecto de un genio multiforme y poli?drico: escritor, poeta, dramaturgo, cr?tico y te?rico de arte, diplom?tico.

Como ha escrito el poeta y profesor de literatura franc?s Valerio Magrelli en ?Il Corriere della Sera? del 16 de febrero pasado, Claudel es una especie de ?nudo inextricable?. El hombre de teatro y el diplom?tico, el conservador y el seguidor de Rimbaud, el cat?lico intolerante y el amante de las culturas orientales, el fil?sofo y el amigo-enemigo de Gide. Es imposible tratar de armonizar aspectos tan distintos.

Por otra parte, al acentuar todas estas contradicciones, se convirti? objetivo de los ataques de los surrealistas: ?No se puede ser al mismo tiempo embajador de Francia y poeta?. Sin embargo Claudel fue ambas cosas.

Me parece muy interesante este aspecto: el hombre, cada hombre, es un conjunto de contradicciones que no pueden ser simplificadas, radicalizadas, absolutizadas. Para decirlo religiosamente: cada hombre es un misterio. El cristiano lo sabe bien porque el cristiano es un misterio a?n m?s grande y siempre representa un enigma para el mundo que a menudo no lo comprende, y no lo acoge.

Me viene a la memoria lo que escrib?a el te?logo Harvey Cox hace 40 a?os en su ensayo ?El cristiano como rebelde?: ?Los cristianos no se pueden explicar con t?rminos del mundo, porque no viven para su clase o su raza, para sus intereses nacionales o sexuales. Ellos plantean al mundo un enigma, algo inexplicable por lo que la gente finalmente tiene que preguntar?.

--?Por qu? este gigante es invisible?

--Monda: Hoy Claudel se ha convertido en invisible. Es un monumento transparente. Una monta?a de la cual se ha perdido la memoria. Desde hace muchos a?os Claudel y su vasta obra viven una estaci?n de olvido y ?marginaci?n?. Si se va hoy a las librer?as para adquirir un libro de Claudel, uno cualquiera, la respuesta siempre ser? la misma: ??Claudel? ?Qui?n es ?se??.

Es pr?cticamente imposible encontrar un libro suyo en circulaci?n. Quiz?s el car?cter ?monol?tico? de la fe experimentada y practicada por Claudel ha provocado esta eliminaci?n, no sabr?a decirlo. Ciertamente Claudel representa de modo eficaz toda una gran estaci?n de la cultura francesa del siglo XX que ha alcanzado no s?lo niveles alt?simos en la literatura y que hoy parece algo anticuada, arqueol?gica.

Me vienen a la mente nombres como Mauriac, Bernanos, Peguy, Bloy, pero tambi?n fil?sofos como Marcel, Maritain, Mounier, Guitton y la teolog?a con los grandes franceses como Congar, De Lubac, Danielou. Se trata de una estaci?n excepcional cuya herencia yace, pero est? como enterrada por la ceniza de la indiferencia, fen?meno quiz?s m?s insidioso que el ate?smo militante.

Pienso en la Francia de hoy que proh?be el velo y el crucifijo y trata de borrar cada huella exterior de religiosidad en nombre de una malentendida idea de laicidad que sabe mucho de laicismo y me pregunto: ?qu? ha sucedido con la lecci?n de aquellos grandes esp?ritus franceses de la primera mitad del siglo XX?

Nos encantar?a conocer tu opini?n sobre el tema; participa en el foro de discusi?n que abrimos para ello dando un click aqu?

* Para recibir las noticias de Zenit por correo electr?nico puede suscribirse aqu?.
* Zenit.org, 2004. Todos los derechos reservados. Para conocer las condiciones de uso, puede visitar el sitio www.zenit.org o contactar a [email protected] .

Publicado por mario.web @ 1:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios