S?bado, 14 de mayo de 2011
Adolfo G??mez (Yoinfluyo.com)profundiza en los deberes del l?der y nos ofrece las cinco tareas que ayudar?n a convertirnos en uno.
?
Los cinco deberes de un l?der
Los cinco deberes de un l?der
jueves, 23 de julio de 2009

Ser l?der es apasionante, pero no es f?cil. El l?der debe cargar con la responsabilidad de dirigir a los dem?s. He aqu? cinco tareas que le ayudar?n a lograrlo efectivamente.

1. Dar libertad:
s?lo un aut?ntico l?der es capaz de tomar a sus colaboradores y dirigirlos como personas. Para ?l, los dem?s se merecen su respeto y su confianza, y por ello los deja actuar con libertad. Les permite ser ellos mismos, pensar, opinar, decidir, trabajar, luchar. Esto, por supuesto, exige de ?l un gran sentido de humildad.


Tambi?n exige sentido de la realidad para verse ?l mismo realizado a trav?s de las acciones de sus hombres y para sentirse comprometido con sus posibles ?xitos o fracasos, pero tambi?n para despertar en cada uno de ellos la propia responsabilidad de cara al proyecto com?n.

Requiere sentido de humildad para saberse retirar a una acci?n m?s callada, menos vistosa y aplaudida, pero decisiva en la marcha de cualquier empresa o instituci?n. El maestro de ceremonias es el m?s visto en un evento, pero es el organizador el que lo planea y dirige. Sin esa planeaci?n, toda actividad carecer?a de atracci?n, armon?a y unidad.

2. Formar a sus colaboradores:
para que sus hombres puedan actuar con libertad necesitan ser formados, adiestrados y educados en el campo espec?fico de su acci?n. Formar a estos hombres es uno de los m?s importantes deberes del l?der.

Cuando no hay formaci?n surge espont?neamente, o bien una oposici?n, o bien una falsa idea de la obra que se ha de realizar. Un colaborador sin instrucci?n puede tener muy buena voluntad, pero actuar? siempre a su aire, juzgando las cosas seg?n sus criterios.

As?, un director tendr? en sus manos a personas que causan mayores problemas que realizaciones. De aqu? que un aut?ntico l?der est? siempre dispuesto a dedicar su tiempo a la formaci?n de los dem?s.

3. Potenciar a sus hombres:
el l?der debe poseer una visi?n n?tida tanto de los fines a lograr, como de los hombres con que cuenta para ello. Por esto, despu?s de formarlos situar? a cada hombre en el lugar donde puede rendir m?s y hacer m?s fruct?fera su acci?n personal. De esta forma, tanto cada uno, como el proyecto entero, se potencian y realizan.

4. Continua revisi?n:
continua, s?, pero no opresiva. Revisar no implica una intromisi?n, sino una educaci?n; educaci?n que comprende direcci?n, correcci?n, rectificaci?n. El director, sin llegar a estorbar la labor de su colaborador, debe estar presente en todo. Al poseer la visi?n de conjunto, ?l es el ?nico que puede asegurar que todo sigue un curso unitario hacia un objetivo com?n.

5. Delegar:
es decir, seguir una jerarqu?a l?gica. El l?der debe proyectarse delegando aquello que puede a sus colaboradores inmediatos. Tener una actitud de omnipotencia es una tentaci?n muy difundida y en la que se sucumbe f?cilmente.

Ella nos lleva a ver con ojos de desaprobaci?n todo cuanto hace un subordinado, y m?s a?n si ?ste es m?s joven. Por el contrario, el verdadero l?der poseer? una actitud de confianza, creando seguridad en s? mismos en cada uno de sus colaboradores.

Esto exige de todos una buena programaci?n, una excelente comunicaci?n, y una serena puesta en com?n de los propios puntos de vista. A mayor comunicaci?n y programaci?n, mayor eficacia. Donde no hay v?nculos de comunicaci?n, de di?logo, no hay delegaci?n efectiva; donde no hay programaci?n, habr? confusi?n; donde no hay comunicaci?n, habr? tensi?n.

Publicado por mario.web @ 1:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios