S?bado, 14 de mayo de 2011
Fragmentos de documentos de Doctrina Social de la Iglesia donde se explica la noci?n de libertad a la luz del Evangelio
?
Clave conceptual: Libertad/Liberaci?n
Clave conceptual: Libertad/Liberaci?n
En la Biblia el campo sem?ntico que abarca este vocablo es considerablemente amplio. Puede designar la "libertad de" (la autonom?a o independencia socioecon?mica, a diferencia de la esclavitud; cf. p.e. Es 21,2); la "libertad de" (la capacidad de elecci?n, el libre arbitrio que concierne sobretodo una vida m?s o menos conforme al deseo divino; cf. p.e. Dt 30,15-20; Si 15,14-20); o "la libertad para" (como la del joven esposo dispensado del servicio militar para dedicarse a la mujer y a la casa; cf. Dt 24,5). La libertad es de todos modos siempre teo-c?ntrica: es Dio el autor y el garante de la libertad. En cuanto Creador pone al hombre en estado de libertad y responsabilidad (Gn 2,16-17), en cuanto Redentor (Go?el), ?l libra a su pueblo de la opresi?n de la esclavitud egipcia o del exilio babil?nico (cf. p.e. Ex 3,8; Is 14,3). La posici?n liberadora de Yhwh hacia su pueblo deb?a suscitar por parte de los Israelitas una actitud liberadora hacia los oprimidos (cf. p.e. Jr 34,17). Pero los profetas anuncian una liberaci?n m?s radical, la eliminaci?n de la muerte (cf. Is 25,8) y la redenci?n para los corazones abatidos (Is 61,1-3). En el NT Jesucristo es el portador de la verdadera libertad (cf. Lc 4,1-4). ?l mismo manifiesta su suprema libertad mediante la autoridad (exousia) y la franqueza (parrh?sia) de su ense?anza (cf. Mc 1,22; 8,32), pero sobre todo, seg?n el IV Evangelio, en la libre entrega a la muerte por amor al Padre y a los hombres (cf. Jn 10,18). Jes?s dispone del poder ?nico de donar su vida. En esto est? su libertad y majestuosidad (cf. Mt 26,53; Jn 18,36). Tal prerrogativa cristol?gica ahonda sus ra?ces en la intimidad filial de Jes?s con el Padre, en el Amor en el que permanece y del que rinde testimonio (cf. Jn 15,9-13). Los fieles tambi?n podr?n participar de la divina libertad de amar sin condiciones, en la gratuidad total (cf. Lc 6,32ss), despu?s de haber sido amados y perdonados primero (1 Jn 4,10), liberados del pecado y del miedo a la muerte (cf. Hb 2,14-15), colmados por el Esp?ritu de libertad (cf. 2 Tm 1,7).

La Iglesia con su → Doctrina social ense?a el valor y la necesidad de la libertad socio-pol?tica y econ?mica, pero su mensaje no puede reducirse a este tipo de liberaci?n. "La libertad, tra?da por Cristo en el Esp?ritu Santo, nos ha devuelto la capacidad, de la que el pecado nos hab?a privado, de amar a Dios por encima de todo y de permanecer en comuni?n con ?l. Estamos libres del amor desordenado de nosotros mismos, que es la fuente del desprecio del pr?jimo y de las relaciones de dominio entre los hombres" (CDF, Libertatis conscientiae 53).

Publicado por mario.web @ 14:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios