S?bado, 14 de mayo de 2011
La educaci?n sufre tambi?n los males que afligen a nuestras sociedades: el difundido subjetivismo, el relativismo moral y el nihilismo
?
El subjetivismo y el relativismo, males de la educaci?n
El subjetivismo y el relativismo, males de la educaci?n
?Los males que afligen nuestras sociedades? tambi?n los est? sufriendo la educaci?n, esto es, ?el difundido subjetivismo, el relativismo moral y el nihilismo?, denuncia el cardenal Zenon Grocholewski.

El prefecto de la Congregaci?n vaticana para la Educaci?n Cat?lica hizo hincapi? en esta situaci?n al presentar este martes, en la Sala de Prensa de la Santa Sede, el documento: ?Educar juntos en la escuela cat?lica - Misi?n compartida de personas consagradas y fieles laicos?.

El purpurado aprovech? la ocasi?n para puntualizar la misi?n eclesial en el inmenso campo de la educaci?n y de la escuela. En el mundo se calcula en mil millones la cifra de ni?os en edad escolar; los docentes son unos 58 millones.

Pero la ?desmotivaci?n? y la ?frustraci?n en su tarea educativa? se difunde entre los profesores, sobre todo en Occidente. Y se?ales preocupantes son tambi?n ?advirti? el cardenal Grocholewski? ?el aumento de la violencia en la escuela y entre los adolescentes, as? como las dificultades de la familias que, es necesario recordar, son las primeras responsables de la educaci?n de los hijos, para ser parte activa de la comunidad educativa escolar?.

Adem?s ?se asiste a una p?rdida del sentido de la educaci?n estrictamente ligada al extrav?o de los valores, sobre todo de los que sustentan las opciones de vida: la familia, el trabajo, las elecciones morales?, prosigui?.

De forma que ?la educaci?n sufre tambi?n los males que afligen a nuestras sociedades: el difundido subjetivismo, el relativismo moral y el nihilismo?, denunci?.

?ste es el contexto en el que desarrollan su labor, cada d?a, las instituciones escolares de la Iglesia en el mundo: 250 mil, con unos 42 millones de alumnos y 3,5 millones de profesores.

Y esta tarea, visto el panorama trazado, se lleva a cabo con el convencimiento de que ?la educaci?n ?precis? el cardenal Grocholewski? debe poder contribuir a hacer a los j?venes capaces de abrirse progresivamente a la realidad y de formarse una sana y robusta concepci?n de la vida en la que los valores espirituales, religiosos y humanos no sean extra?os?.

El purpurado aplaudi? el informe de la UNESCO ?de Jacques Delors? en su visi?n educativa de la educaci?n pluridimensional sobre cuatro pilares: ?aprender a conocer?, ?aprender a hacer?, ?aprender a vivir juntos? y ?aprender a ser?.

?De hecho, la educaci?n integral de la persona es del m?ximo inter?s de la Iglesia ?confirm?. Lamentablemente, una educaci?n as?, especialmente fuera de las escuelas confesionales, tiene dificultad en afirmarse?.

Frente a los retos del subjetivismo, relativismo y nihilismo apuntados, ?la tradici?n pedag?gica cat?lica subraya con fuerza la centralidad de la persona humana en el itinerario educativo?.

Y es que ?un planteamiento pedag?gico correcto se enfoca en la formaci?n integral del hombre, haciendo que se aproxime de manera sistem?tica y cr?tica a la cultura y a la realidad?, recalc?.

Contribuye a esta labor el dicasterio, entre otros campos en el de las escuelas cat?licas del mundo, con sus orientaciones, como las del presente documento sobre la ?misi?n educativa compartida? por parte de consagrados y laicos.

El cardenal Zenon Grocholewski hizo una advertencia: ?La disminuci?n de los miembros de los Institutos de vida consagrada crea a veces en ellos la insidiosa tentaci?n de renunciar a la escuela cat?lica al no poderla administrar solos?.

?En cambio esto es no s?lo inoportuno, sino tambi?n perjudicial en la perspectiva de la misi?n de la Iglesia?, subray?, pues ?la correcta educaci?n de los ni?os y de los j?venes? es de ?extrema importancia para el bien de la Iglesia y de la humanidad, para formar un mundo mejor?.

Y aqu? es clave la colaboraci?n de consagrados y laicos, que fomenta el nuevo documento.

?El carisma de los religiosos?, ?su consagraci?n a Dios? y ?su particular testimonio les predisponen a ser educadores en valores?, y ?no hay que renunciar a tal actividad? porque ?no puede haber educaci?n sin testimonio?, dijo el purpurado polaco.

Por su parte, los laicos ?que ?tambi?n est?n llamados al apostolado??, al vivir en la cotidianeidad de la familia y de las cuestiones seculares, ?est?n en situaci?n de dar una perspectiva constructiva en la educaci?n?, a?adi?.

Publicado por mario.web @ 18:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios