S?bado, 14 de mayo de 2011
Jorge Madrigal Fritsch (Yoinfluyo.com) profundiza en el valor de la perseverancia y la capacidad para encarar las vicisitudes del trabajo.
?
Esperanza y perseverancia
Esperanza y perseverancia
martes, 25 de agosto de 2009

Cuando uno descubre lo que quiere y se da cuenta de que es factible conseguirlo, puede analizar los pasos a seguir; despu?s, todo es cuesti?n de perseverancia.

La falta de iniciativa tipifica a quienes sienten desesperanza, pues piensan que, por mucho que hagan, no cambiar?n nada. No se empe?an, se consideran v?ctimas pasivas, peones en el juego de la vida, antes que amos de su propio destino.

Quienes tienen iniciativa, cualesquiera que sean sus ra?ces, piensan que con sus propios actos pueden cambiar el futuro.


Estas actitudes, a su vez, determinan la capacidad de encarar las penurias y las vicisitudes del trabajo. Quienes carecen de iniciativa presentan una mayor tendencia a darse por vencidos en la vida y en las actividades laborales.

Esta actitud es visible en los trabajadores que necesitan recibir indicaciones para cumplir con su tarea.

Cuando se trata de esforzarse un poco m?s (como trabajar hasta m?s tarde para terminar un trabajo a tiempo, o apartar su propia tarea para ayudar a otro), esos empleados suelen resistirse, considerando que ?sa no es su obligaci?n.

Demasiada iniciativa

Si bien la iniciativa es, por lo general, digna de alabanza, es preciso equilibrarla con la conciencia social a fin de evitar consecuencias negativas indeseables.

Los jefes que toman a su cargo los detalles menores, en vez de dejarlos por cuenta de los subordinados, parecen tener iniciativa, pero carecen de una conciencia b?sica sobre el efecto que sus actos pueden tener en otros.

La iniciativa sin empat?a (o sin tener noci?n del panorama amplio) puede ser destructiva y tipifica a los ejecutivos que tienen un mal desempe?o (Daniel Goleman).

Publicado por mario.web @ 19:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios