S?bado, 14 de mayo de 2011
Ramiro Pellitero, Profesor de Teolog?a pastoral, Universidad de Navarra nos dice por qu? nadie "sobra" en este mundo.
?
En los bordes de la educaci?n integral
En los bordes de la educaci?n integral
La pel?cula "Hijos de un mismo Dios" (Edges of the Lord, Y. Bogayevicz, 2001) est? basada en una novela -The Painted Bird (1976), en parte autobiogr?fica- de Jerzy Kosinsky, estadounidense de origen polaco, que se suicid? en 1991. En esa fecha la venta de sus novelas, traducidas a m?s de 30 lenguas, se estimaba en torno a 70 millones de ejemplares.

Dirigida por otro polaco, emigrado a Estados Unidos a mediados de los setenta, la pel?cula est? realizada en Polonia con actores norteamericanos. Aunque la historia es sencilla, para ser valorada en profundidad -como tal vez merece- probablemente requerir?a una honda comprensi?n del cristianismo, algunos conocimientos de psicopatolog?a, adem?s de hacerse cargo de la tragedia del holocausto y de la personalidad y excentricidades del guionista original (ver art?culo de D.G. Myers en "First Things", octubre de 1996, pp. 58-64).

Durante la ocupaci?n nazi de Polonia, Romek, un ni?o de 11 a?os, miembro de una familia jud?a de Cracovia, es escondido en un pueblo de la Polonia oriental. Para salvarle la vida, el p?rroco cat?lico finge catequizar al chico entre los que van a hacer la primera comuni?n, pero respeta hasta el final su religi?n. En una escena el sacerdote prepara las formas para la misa y le ofrece algunos recortes sobrantes para comer. Le explica que esos bordes no van a ser "bendecidos", por lo que puede tomarlos sin problema. Es entonces cuando Romek le pregunta:

? "?Estamos todos bendecidos, o somos simplemente las sobras?"

A lo que le responde el p?rroco:

? "Somos cortezas, Romek, y a la vez estamos bendecidos".

Y el chico replica: "?Pero no todos, verdad?"

Seguramente el novelista tuvo tambi?n alguna oportunidad durante su vida, quiz? en los instantes previos a su muerte, de percibir la bendici?n de Dios.

No cualquier educaci?n
En efecto, en perspectiva cristiana todos estamos llamados a ser, como dice el t?tulo de la pel?cula en castellano, "hijos de un mismo Dios". ?l nos va "configurando" ?como se hace con las formas que han de a ser consagradas en la Eucarist?a?, contando con las luces y sombras que hay en toda vida humana, con la parte que cada uno tiene en la transformaci?n del mundo y con el misterio de nuestra libertad.

En la tercera enc?clica de Benedicto XVI, "Caritas in veritate", se dice que para colaborar al desarrollo de las personas y de los pueblos, es necesaria la educaci?n, basada en el humanismo integral, en el trabajo y en la vida espiritual: "Con el t?rmino ?educaci?n? no nos referimos s?lo a la instrucci?n o a la formaci?n para el trabajo, que son dos causas importantes para el desarrollo, sino a la formaci?n completa de la persona. A este respecto, se ha de subrayar un aspecto problem?tico: para educar es preciso saber qui?n es la persona humana, conocer su naturaleza. El afianzarse una visi?n relativista de dicha naturaleza plantea serios problemas a la educaci?n, sobre todo a la educaci?n moral, comprometiendo su difusi?n universal".

Por estos motivos, es importante, por larga y costosa que sea, la preparaci?n de aut?nticos educadores, que contribuyan a una cultura y una civilizaci?n del amor.

Publicado por mario.web @ 20:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios