S?bado, 14 de mayo de 2011
Fragmento de documentos eclesiales y de Doctrina Social en los que se expone el tema del perd?n.
?
Perdonar/Perd?n:
Perdonar/Perd?n:
Es el acto con el que se condona el → pecado mediante la → caridad, alcanzando as? la → reconciliaci?n. El perdonar deber?a implicar estos elementos: la comprensi?n, la expiaci?n y el olvido. La comprensi?n reconoce que el pecador ha sido enga?ado y extraviado. No pude darse un perd?n verdadero sin el previo juicio de misericordia, que distingue al pecador del pecado (cf. Jn 8,10ss) y compadece la situaci?n de pecaminosidad como una "muerte" existencial (cf. Lc 15,24.32). Dios perdona, porque conoce el coraz?n del hombre y su falibilidad. Por esto ?l espera con ind?mita esperanza la conversi?n del pecador (cf. Sb 11,23): as? hace el Padre del hijo pr?digo (Lc 15,20b). Jes?s sobre la cruz reza: "Padre perd?nales, porque no saben lo que hacen" (Lc 23,34). La expiaci?n consuma la malignidad en el amor y hasta puede llegar a transformar el sufrimiento padecido en intercesi?n por el pecador.

"?l ha sido herido por nuestras rebeld?as, molido por nuestras culpas. ?l soport? el castigo que nos trae la paz, y con sus cardenales hemos sido curados. Todos nosotros como ovejas erramos, cada uno march? por su camino, y Yahveh descarg? sobre ?l la culpa de todos nosotros...Mas plugo a Yahveh quebrantarle con dolencias. Si se da a s? mismo en expiaci?n, ver? descendencia, alargar? sus d?as, y lo que plazca a Yahveh se cumplir? por su mano. Por las fatigas de su alma, ver? luz, se saciar?. Por su conocimiento justificar? mi Siervo a muchos y las culpas de ellos soportar?. Por eso le dar? su parte entre los grandes y con poderosos repartir? sus despojos, ya que indefenso se entreg? a la muerte y con los rebeldes fue contado, cuando ?l llev? el pecado de muchos, e intercedi? por los rebeldes" (Is 53,5-6.10-12). Jes?s, verdadero siervo de Yhwh y Cordero de Dios (cf. Jn 1,29), mediante su intercesi?n de amor ha expiado todos nuestros pecados (cf. 1 Jn 2,2). El olvido indica que el coraz?n de quien ha perdonado debe estar totalmente libre de cualquier resentimiento, hast?o o rencor. El Se?or se "ech? a la espalda" los pecados de los hombres (Is 38,17); ?l arroja definitivamente la deuda que pesa sobre los pecadores (cf. Mt 18,27; Col 2,14). Humanamente esto significa poseer una disposici?n natural a perdonar las faltas padecidas (cf. Mt 18,21-22).

El perd?n no es fruto del empe?o o del esfuerzo humano, sino es obra de la → caridad, "que no toma en cuenta el mal" (1 Co 13,5). Por consiguiente, esto es posible s?lo por obra del Esp?ritu Santo que conforma al amor misericordioso de Cristo (Ef 4,32).

La → Iglesia recibi? de Cristo el mismo poder divino de perdonar los pecados (cf. Mc 2,10). Ante todo, lo hace mediante el Bautismo (cf. Mt 28,20), pero especialmente con el sacramento de la Penitencia (cf. Jn 20,23). La Eucarist?a es tambi?n la festiva celebraci?n de los redimidos y el memorial de la remisi?n de los pecados en la sangre de Cristo (cf. Mt 26,28).

Publicado por mario.web @ 20:49
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios