S?bado, 14 de mayo de 2011
Publicamos las palabras que dirigi? Benedicto XVI este domingo con motivo del ?ngelus a los peregrinos congregados en la residencia pontificia de Castel Gandolfo.
?
Benedicto XVI: La fe sin obras no es verdadera
Benedicto XVI: La fe sin obras no es verdadera
CASTEL GANFOLFO, domingo, 13 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).-



* * *


Queridos hermanos y hermanas:
En este domingo, el vig?simo cuarto del Tiempo Ordinario, la Palabra de Dios nos interpela con dos preguntas cruciales que resumiremos as?: "?Qui?n es para ti Jes?s de Nazaret?" y "Tu fe, ?se traduce en obras o no?". La primera pregunta la encontramos en el Evangelio del d?a, cuando Jes?s pregunta a sus disc?pulos: "Y vosotros, ?qui?n dec?s que soy yo?" (Marcos 8, 29). La respuesta de Pedro es clara e inmediata: "T? eres el Cristo", es decir, el Mes?as, el consagrado de Dios enviado para salvar a su pueblo. Pedro y los dem?s ap?stoles, por tanto, a diferencia de la mayor parte de la gente, creen que Jes?s no s?lo es un gran maestro, o un profeta, sino mucho m?s.

Tienen fe: creen que en ?l Dios est? presente y act?a. Inmediatamente despu?s de esta profesi?n de fe, sin embargo, cuando Jes?s por primera vez anuncia abiertamente que tendr? que sufrir y morir, el mismo Pedro se opone a la perspectiva de sufrimiento y muerte. Entonces Jes?s tiene que reprenderle con fuerza para darle a entender que no basta creer que ?l es Dios, sino que movidos por la caridad es necesario seguirle por su mismo camino, el de la cruz (cf. Marcos 8, 31-33). Jes?s no ha venido para ense?arnos una filosof?a, sino para mostrarnos un camino, es m?s, el camino que lleva a la vida.

Este camino es el amor, que es la expresi?n de la verdadera fe. Si uno ama al pr?jimo con coraz?n puro y generoso, quiere decir que conoce verdaderamente a Dios. Si, por el contrario, uno dice que tiene fe, pero no ama a los hermanos, no es un verdadero creyente. Dios no vive en ?l. Lo afirma claramente Santiago en la segunda lectura de la misa de este domingo: "si no va acompa?ada de las obras [la fe], est? completamente muerta" (Santiago 2, 17). En este sentido, quiero citar un pasaje de san Juan Cris?stomo, uno de los grandes padres de la Iglesia, que el calendario lit?rgico nos invita a recordar hoy. Al comentar el pasaje citado de la Carta de Santiago, escribe: "uno puede tener una recta fe en el Padre y en el hijo, as? como en el Esp?ritu Santo, pero si no sigue la recta v?a, su fe no le servir? para la salvaci?n.

Por tanto, cuando lees en el Evangelio: ?Esta es la vida eterna, que te conozcan a ti, el ?nico Dios verdadero? (Juan 17, 3), no pienses que este vers?culo basta para salvarnos: se requiere una vida y un comportamiento pur?simos (citado in J. A. Cramer, Catenae graecorum Patrum in N.T., vol. VIII: In Epist. Cath. et Apoc., Oxford 1844).
Queridos amigos, ma?ana celebraremos la fiesta de la Exaltaci?n de la Santa Cruz, y el d?a siguiente a la Virgen de los Dolores. La Virgen Mar?a, que crey? en la palabra del Se?or, no perdi? su fe en Dios cuando vio a su Hijo, rechazado, ultrajado y crucificado, sino que permaneci? a su lado, sufriendo y orando, hasta el final. Y vio la aurora radiante de su Resurrecci?n. Aprendamos de Ella a testimoniar nuestra fe con una vida de humilde servicio, dispuestos a pagar el precio necesario para permanecer fieles al Evangelio de la caridad y de la verdad, seguros de que no se pierde nada de lo que hacemos.

[Tras rezar el ?ngelus, el Papa salud? a los peregrinos en varios idiomas. En espa?ol, dijo:]
Saludo con afecto a los peregrinos de lengua espa?ola, especialmente a los fieles de la Parroquia de la Santa Cruz de Villanueva de la Serena. En el evangelio proclamado este domingo hemos escuchado a San Pedro hacer una especial profesi?n de fe en Jes?s: "Tu eres el Mes?as". A lo que el Se?or a?ade que su mesianismo y su misi?n redentora tienen que ir unidas al sacrificio de la cruz. Os invito hermanos a acoger con un coraz?n bien dispuesto el misterio pascual de Cristo, que nos une ?ntimamente a su Persona, en el amor desinteresado a los hermanos y en el servicio humilde a nuestro pr?jimo. Muchas gracias y feliz domingo.


[Traducci?n del original italiano realizada por Jes?s Colina]

Publicado por mario.web @ 21:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios