Domingo, 15 de mayo de 2011
El P. Rossetti, nos ofrece una serie de fragmentos ilustrativos que nos permiten profundizar cristianamente en la noci?n de reconciliaci?n
?
Clave conceptual: Reconciliaci?n
Clave conceptual: Reconciliaci?n
Se trata de la recuperaci?n de un vinculo de amistad o de alianza que se hab?a perdido a causa del pecado o de la traici?n de una de las partes. En concreto, el restablecer una relaci?n rota generalmente sucede pidiendo y dando el → perd?n. En el NT (sobretodo en la teolog?a paulina) la reconciliaci?n implica tres niveles: con Dios, consigo mismos, con los dem?s y con el mundo. La primera reconciliaci?n concierne a la relaci?n entre la humanidad y Dios. ?ste toma la iniciativa de la pacificaci?n y la realiza mediante Jesucristo, en el que Dios condena el pecado y justifica a los pecadores (2 Co 5,18-21). Reconciliaci?n equivale por tanto a justificaci?n y pacificaci?n con Dios (cf. Rm 5,1s). Desde el momento en que Cristo muere en la Cruz, Dios ya no ve la humanidad como pecadora y desobediente, sino solamente al hombre Jes?s que en Nombre de todo el g?nero humano cumple el acto de obediencia y de amor perfecto. Su S? ha cubierto y tragado todos los No de los pecadores (cf. 1 Co 15,54; 2 Co 1,20). La dimensi?n personal de la reconciliaci?n consiste en el hecho de hacer recibido, despu?s del perd?n de los pecados, no "un esp?ritu de esclavos para recaer en el temor", sino "un esp?ritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar ?Abb?, Padre! El Esp?ritu mismo se une a nuestro esp?ritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios" (Rm 8,15-16); "porque no nos dio el Se?or a nosotros un esp?ritu de timidez, sino de fortaleza" (2 Tm 1,7). La verdadera reconciliaci?n del hombre con s? mismo se da en el descubrimiento de su propia identidad filial con respecto a Dios. Adopci?n, salvaci?n y reconciliaci?n encajan. Pero la reconciliaci?n tiene tambi?n una dimensi?n "horizontal" y c?smica. Por medio de Jes?s termin? el orden antiguo que establec?a la enemistad entre Jud?os y Gentiles. El sacrificio de Cristo abate cada "muro de separaci?n"; el amor extendido sobre la cruz anula cualquier divisi?n entre los seres humanos (cf. Ef 2,14; Ga 3,28). La paz obtenida mediante la "sangre de su cruz" (Col 1,20) se extiende a todo el Universo. En este nuevo "eone", que la Iglesia anticipa en cuanto mundus reconciliatus (Agust?n), se puede entrar "dej?ndose reconciliar con Dios", acogiendo el Evangelio que es la "palabra de reconciliaci?n" (2 Co 5,20, → evangelizaci?n). Jes?s indica la reconciliaci?n con el propio adversario como prioritaria condici?n para presentarse ante el altar de Dios (Mt 5,24). ?sta sella la recuperaci?n de la comuni?n mediante el perd?n y, por tanto, ya es en cuanto tal, sacrificio agradable al Padre (cf. Mt 9,13; Os 6,6)

Publicado por mario.web @ 21:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios