Domingo, 15 de mayo de 2011
Es frecuente leer y escuchar estos d?as en los medios de comunicaci?n pr?ximos al gobierno, ciertas afirmaciones tendentes a reforzar la falsa idea de que la P?ldora del D?a Despu?s (PDD) no es un abortivo
?
La p?ldora del d?a despu?s y el dogma de su implantaci?n
La p?ldora del d?a despu?s y el dogma de su implantaci?n
Contra quienes argumentan lo contrario aportando datos cient?ficos, los promotores de la PDD terminan recurriendo a que en definitiva, todo se reduce a un ?problema religioso?. ?Problema religioso? Pese al respeto que nos merecen esos medios de comunicaci?n, debemos se?alar que sus afirmaciones son falsas: la mal llamada ?anticoncepci?n de emergencia? es en realidad una p?ldora abortiva: Genera y multiplica los abortos, tanto qu?micos como quir?rgicos, a una escala jam?s vista.

Vamos a ver en este art?culo algunas evidencias que merecen ser tenidas muy en cuenta a la hora de valorar las consecuencias de la liberalizaci?n del consumo de la P?ldora del D?a Despu?s.

La Organizaci?n Mundial de la Salud (OMS) viene se?alando p?blicamente, contra toda evidencia: ?desde el punto de vista m?dico, se considera que una mujer est? embarazada cuando un ?vulo fecundado se implanta en las paredes de su ?tero y s?lo entonces puede desarrollarse como feto. La anticoncepci?n de emergencia no es un abortivo, por lo tanto no puede terminar un embarazo?.

Sin embargo, el profesor Talavera (Catedr?tico de Filosof?a del Derecho de la Universidad de Valencia) afirma al respecto:

?el razonamiento sobre si hay o no embarazo antes de la implantaci?n es completamente aleatorio y convencional, y desv?a la atenci?n del objeto principal de la controversia, que es si existe o no vida humana en el embri?n, antes de su implantaci?n en el ?tero.?

En el libro ?El Imperio de la muerte? se afirma: ??Qu? importancia tiene que el ser humano se encuentre en las trompas de Falopio, o unos cent?metros m?s lejos? Es el mismo ser humano en ambos casos. La esencia del ser humano no depende del lugar donde ?ste se encuentre, ni del volumen que ?ste ocupe.?

En realidad, los dirigentes de la OMS saben perfectamente que tras la fecundaci?n ya hay otro nuevo ser humano. Lo que est? pasando es que, por motivos puramente ideol?gicos, se ha preferido omitir la evidencia y se ha manipulado el lenguaje de manera que, mediante el uso de eufemismos, los abortivos de emergencia parezcan ?simples anticonceptivos?.

Ahora bien: Frente a estas afirmaciones de la OMS interesadamente falsas, los fabricantes de la PDD afirman sin rodeos que el mecanismo de acci?n de la p?ldora es triple, dependiendo del momento del ciclo en el que la mujer se encuentre:

1?) Inhibe la ovulaci?n si ?sta todav?a no se ha producido.

2?) Impide la fusi?n de ?vulo y espermatozoide si la ovulaci?n se ha producido.

3?) Impide la implantaci?n en el ?tero si la concepci?n se ha producido.

Y es en este tercer caso cuando el efecto final es un aborto qu?mico preimplantatorio.

Ciertamente, en algunos casos act?a como anticonceptiva pero, en otros, lo hace impidiendo la implantaci?n del cigoto ya concebido, y ese efecto es, sin duda, abortifaciente.

Los prospectos que acompa?an a la mayor?a de las cajas de las PDD, tienen escrito que ?impiden la anidaci?n?. Las autoridades lo reconocen, pero para justificar su difusi?n masiva se basan en afirmar que, ?seg?n la OMS, no son abortivas?.

?Seg?n la OMS? Qu? risa: Olvidan u omiten que la OMS es un organismo pol?tico e ideol?gico, no cient?fico. Sin fundamento alguno (defendiendo as? su posici?n abortista) ha convenido en pregonar ?de manera sospechosamente interesada, a nuestro juicio- que la vida humana comienza, como muy pronto, con la implantaci?n del embri?n en el ?tero. Dicen que antes de la implantaci?n, ese nuevo ser vivo no es un ser humano, e hip?critamente lo llaman ?preembri?n?.

?Preembri?n? ?Qu? falsedad m?s interesada! No existe en biolog?a ni embriolog?a un per?odo de preembri?n: La fecundaci?n del ?vulo materno por el espermatozoide, ya forma un huevo ser humano, con los 46 cromosomas que tendr? durante toda su vida. Se trata de un verdadero ser humano, y de una verdadera persona humana.

Afortunadamente, la ciencia es clara a este respecto

Sobre la definici?n de embarazo: ?Algunos cient?ficos, afirman que la p?ldora postcoital no es abortiva, puesto que no interfiere con un embri?n ya implantado, aunque pueda actuar, de hecho, impidiendo la implantaci?n del embri?n. Estos autores no califican el mecanismo antiimplantatorio como abortivo porque consideran que el embarazo comienza con la implantaci?n. No obstante, hoy en d?a, existen suficientes evidencias que demuestran que tras la fecundaci?n se inicia una nueva vida humana? (cf. Dra. Cristina L?pez del Burgo, Departamento de Medicina Preventiva y Salud P?blica, Universidad de Navarra).

?Deducen algunos autores que no hay interrupci?n del embarazo (aborto) si no se ha implantado el embri?n. Este concepto, actualmente muy utilizado, se basa en una argumentaci?n carente de toda l?gica biol?gica, al identificar la valoraci?n ?tica del aborto con la interrupci?n del embarazo y no con la terminaci?n de una vida humana. Es evidente que algunos ginec?logos defienden que el embarazo, y con ?l la vida humana, empieza con la implantaci?n, para as? evitar la responsabilidad moral de terminar con la vida de un embri?n humano antes de que se haya implantado?. (Dr. Justo Aznar, Jefe del departamento de Biopatolog?a Cl?nica del Hospital La Fe, de Valencia).

Sobre sus propiedades abortivas

Seg?n afirma el doctor Justo Aznar (Jefe del departamento de Biopatolog?a Cl?nica del Hospital La Fe, de Valencia), ?Entre los pocos trabajos cient?ficos serios que existen sobre el tema, hubo tres realizados con mujeres a las que se aplicaba el m?todo de Yuzpe (f?rmaco muy similar en su composici?n a la Norlevo, nombre comercial de la p?ldora del d?a siguiente en Espa?a). En los tres trabajos se comprob? que la p?ldora actu? como anticonceptivo (inhibiendo la ovulaci?n o la concepci?n) s?lo en el 27%, 33% y 21% de los casos. Es decir, en conjunto se puede afirmar que m?s del 75% de las veces la p?ldora evita el embarazo por un mecanismo antiimplantatorio y, por tanto, abortivo??

?Hasta aqu? nos hemos referido al m?todo de Yuzpe, pero antes de valorar la acci?n de la p?ldora compuesta ?nicamente por progest?genos (levonorgestrel), como es el caso del Norlevo, conviene hacer una reflexi?n adicional. Como se sabe, los estr?genos act?an fundamentalmente inhibiendo la ovulaci?n y los progest?genos inhibiendo la ovulaci?n y tambi?n la implantaci?n. Por ello, cuando de la p?ldora del d?a siguiente se retira el estr?geno, como ocurre con el Norlevo, y solamente se utiliza un progest?geno, se refuerza su acci?n antiimplantatoria y se debilita su efecto anovulatorio. Esto significa que la acci?n antiimplantatoria que se desarrolla cuando se utilizan estr?genos y progesterona, ser? m?s marcada cuando se utilizan f?rmacos que ?nicamente contienen progest?genos, como es el caso del Norlevo, lo que en principio puede apoyar que ?ste f?rmaco debe actuar fundamentalmente por un mecanismo antiimplantorio y por tanto abortivo.?? ?El principal mecanismo de acci?n del levonorgestrel es antiimplantatorio y por tanto abortivo?.

En opini?n de la doctora Theresa Menart (Jefa del Departamento de Obstetricia y Ginecolog?a del Hospital Huber Heights de Ohio) ?El mecanismo de acci?n de estas p?ldoras incide en el revestimiento del ?tero, haci?ndolo m?s delgado y limitando el acceso de sangre y nutrientes al mismo, impidiendo por tanto que el embri?n se implante y anide. Una nueva vida se destruye cuando se impide la implantaci?n. La vida empieza en la concepci?n, llamada tambi?n fertilizaci?n. La p?ldora del d?a despu?s puede causar la muerte de un nuevo ser humano?.

En opini?n de la doctora Cristina L?pez del Burgo, del Departamento de Medicina Preventiva y Salud P?blica de la Universidad de Navarra, ?La p?ldora postcoital puede evitar el embarazo a trav?s de diversos mecanismos (inhibici?n o retraso de la ovulaci?n, modificaci?n del endometrio y de las trompas, espesamiento de la secreci?n cervical)?? ?La modificaci?n del endometrio, en ocasiones, dificulta la implantaci?n de un embri?n, produci?ndose un aborto precoz?.

Para la doctora Susana de Vaucheret, del Consorcio de M?dicos de Buenos Aires, ?La PDD act?a negativamente alterando la mucosa de tal manera que el embri?n que llegue al ?tero, no pueda implantarse. Se produce entonces un aborto?.

P?ldora Postcoital y salud p?blica

?Algunas autoridades afirman que la libre distribuci?n de la p?ldora postcoital puede ser una buena estrategia de Salud P?blica para evitar los embarazos no planificados y reducir as? el n?mero de abortos, considerado un grave problema de Salud P?blica. Sin embargo, no hay evidencias cient?ficas de que esto est? ocurriendo en la realidad. Seg?n la evidencia disponible actualmente, dispensar la PPC sin receta m?dica o gratuitamente aumenta su uso pero no reduce la tasa de embarazos no planificados ni de abortos. No parece, por tanto, una buena estrategia de Salud P?blica para prevenir el problema del aborto?.

?Aunque no tenga un efecto abortivo en un determinado momento en una mujer, la toma de la PPC puede contribuir a un sentimiento de culpabilidad en esa mujer, puesto que puede pensar que no se ha quedado embarazada porque se ha producido el aborto. En otras ocasiones, la toma de la PPC puede conducir a una ?laxitud? o ?desensibilizaci?n? de la conciencia de la mujer, que sabe que aunque en ese momento puede ser abortiva, percibe que no tiene ?mayores consecuencias? por lo que puede volver a usarla en repetidas ocasiones en el futuro? (cf. Dra. Cristina L?pez del Burgo, Departamento de Medicina Preventiva y Salud P?blica, Universidad de Navarra).

?En un estudio llevado a cabo en Inglaterra [en 2004], se entregaron a 17.831 mujeres mayores de 16 a?os, 5 envases de p?ldora postcoital para ser utilizada hasta en 5 ocasiones en sus domicilios o facilitarla a alguna amiga. Se calcul? que aproximadamente 22.603 mujeres dispon?an de la p?ldora postcoital para tomarla cuando les hiciese falta y sin necesidad de acudir al m?dico o a una farmacia para obtenerla.

Los investigadores esperaban una reducci?n del 15% en la tasa de abortos al facilitar el ?libre acceso? a la p?ldora postcoital. Sin embargo, tras 2 a?os de seguimiento, no hubo modificaciones en la tasa de abortos. Adem?s, otros estudios han constatado que entre las mujeres que acud?an a abortar era m?s frecuente haber tomado la PPC. Se puede concluir que, seg?n la evidencia disponible actualmente, tener acceso directo a la PPC no parece ser una buena estrategia de Salud P?blica para reducir los embarazos no planificados y, consecuentemente, el n?mero de abortos? (cf. Dra. Cristina L?pez del Burgo, Departamento de Medicina Preventiva y Salud P?blica, Universidad de Navarra).

Fuentes Consultadas

Angela Aparisi y Jos? L?pez Guzm?n: ?La P?ldora del D?a Siguiente? (Madrid. Editorial Sekotia. A?o 2002).

Asociaci?n M?dica Argentina de Anticoncepci?n (AMADA): ?Anticoncepci?n de Emergencia? (Buenos Aires. Septiembre de 2008).

Chris Kahlenborn: ?Postfertilization effect of hormonal emergency contraception? (?Annuals of Pharmacotherapy?. Volumen 36. A?o 2002. P?ginas 465-70).

Consorcio de M?dicos de Buenos Aires: ?Declaraci?n sobre el reparto de la PDD? (Buenos Aires. 13 de Marzo de 2007).

Cristina L?pez del Burgo: ?P?ldora del D?a Despu?s: Conceptos Clave? (Ponencia presentada en el congreso multidisciplinar ?Mujer y realidad del aborto?, celebrado en C?ceres, del 8 al 10 de marzo de 2007).

David del Fresno: ?El Imperio de la Muerte? (Madrid. Ed. Sekotia. 2008).

Justo Aznar: ?C?mo funciona la P?ldora del D?a Siguiente? (Ediciones Palabra. Revista ?Hacer familia?. N?mero 104).

Management Sciences for Health: ?International Drug Price Indicator Guide 2006?. Arlington, USA. ISBN 0-913723.

Natalia L?pez Moratalla: ?Los quince primeros d?as de una vida humana? (Pamplona. EUNSA. A?o 2004).

Organizaci?n Mundial de la Salud: ?Aborto sin riesgos: Gu?a t?cnica y de programas de salud? (Ginebra. 2003).

Organizaci?n Mundial de la Salud: ?Anticoncepci?n de emergencia: Gu?a para la prestaci?n de servicios? (Ginebra. 1999).

Publicado por mario.web @ 22:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios