Lunes, 16 de mayo de 2011
El Mtro. Antonio Esparza Soriano comparte una reflexi?n sobre el impacto de los medios masivos en la educaci?n
?
La influencia de los medios de comunicaci?n en la educaci?n
La influencia de los medios de comunicaci?n en la educaci?n
Al considerar los objetivos que la Constituci?n General de la Rep?blica, lo primero que debe hacerse es el plan de estudios que considere todas las necesidades de nuestro pa?s dentro del marco de las condiciones reales y posibles que existan, porque casi nunca se aplican los proyectos educativos sexenales puesto que no hay el presupuesto adecuado.

Y nadie mejor que el escritor y poeta Jaime Torres Bonet, cuando fue secretario de Educaci?n P?blica, dibuj? el perfil del ciudadano del provenir, el cual, desgraciadamente, no lleg? a concretarse, porque al periodo siguiente de los seis a?os que estuvo en la Secretar?a de Educaci?n, cambiaron totalmente su proyecto las nuevas autoridades, y as? sigui? ocurriendo cada seis a?os hasta llegar a la penosa situaci?n actual que nos coloca en el s?tano de los pa?ses llamados del tercer mundo.

Jaime Torres Bonet expres? lo siguiente: Pensemos en el tipo de mexicano que habemos de preparar en nuestro planteles. Un mexicano en quien la ense?anza, sin discriminaciones y sin prejuicios, estimule las diversas facultades del hombre de comprensi?n, sensibilidad, car?cter, imaginaci?n y creaci?n. Un mexicano dispuesto a la prueba moral de la democracia, entendiendo a la democracia no solamente como una estructura jur?dica y un r?gimen pol?tico, siempre perfectibles, sino como un sistema de vida orientada constantemente al mejoramiento econ?mico, social y cultural del pueblo: Un mexicano interesado en el progreso de su pa?s, apto para percibir sus necesidades y capaz de contribuir a satisfacerlas -en la cabal medida de lo posible-, merced al aprovechamiento intensivo, previsor y sensato de sus recursos. Un mexicano resuelto a afianzar la independencia pol?tica y econ?mica de la patria, no con meras afirmaciones verbales de patriotismo, sino con su trabajo, su energ?a, su competencia t?cnica, su esp?ritu de justicia y su ayuda cotidiana y honesta a la acci?n de sus compatriotas. Un mexicano, en fin, que sepa ofrecer un concurso aut?ntico a la obra colectiva -de paz para todos y de libertad para cada uno- que incumbe a la humanidad entera, lo mismo en el seno de la familia, de la ciudad y de la Rep?blica, en el pleno de una convivencia internacional digna, para asegurar la igualdad de los derechos de todos los hombres. Esbozado as? el tipo de mexicano que queremos suscitar y perfeccionar, veamos lo que procede hacer para conseguirlo merced a la educaci?n.

Estas fueron las palabras de Jaime Torres Bonet que encabezan el cap?tulo titulado ?Las perspectivas de la educaci?n? del libro ?Cincuenta a?os de Revoluci?n Mexicana?, publicado por el Fondo de Cultura Econ?mica en 1962, y que contin?a teniendo validez como proyecto deseable, ya que no lograron convalidar acciones que las hubieran convertido en realidad tangible, debido, principalmente, a las influencias accesorias que inciden en la educaci?n, y entre las que se cuentan, quiz? como las m?s importantes, las que ejercen los medios de comunicaci?n masiva.

Pero sin profundizar, por razones de espacio, trataremos en las pr?ximas columnas, de analizar el problema desde sus ra?ces, empezando por definir qu? es ?Educaci?n?.

Publicado por mario.web @ 2:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios