Martes, 17 de mayo de 2011

Autor: Jesucristo portador del agua de la vida | Fuente: Vatican.va




7.- AP?NDICE



7.1. Algunas formulaciones breves de ideas de la Nueva Era

Formulaci?n de la Nueva Era seg?nWilliam Bloom,1992, citada en Heelas,p. 225s.:


? Toda vida, -toda existencia- es la manifestaci?n del Esp?ritu, del Incognoscible, la Conciencia suprema conocida con diferentes nombres en tantas culturas distintas.

? El prop?sito y la din?mica de toda existencia es llevar el Amor, la Sabidur?a, la Iluminaci?n?a su plena manifestaci?n.

? Todas las religiones son expresi?n de esta misma realidad interior.

? Toda vida, tal como la percibimos con los cinco sentidos humanos o con los instrumentos cient?ficos, no es sino el velo externo de una realidad invisible, interior y causal.

? Igualmente, los seres humanos son criaturas dobles con: (i) una personalidad exterior temporal, y (ii) un ser interior multidimensional (alma o yo superior).

? La personalidad exterior es limitada y tiende hacia el amor.

? El prop?sito de la encarnaci?n del ser interior es atraer las vibraciones de la personalidad exterior hacia una resonancia de amor.

? Todas las almas encarnadas son libres de escoger su propia senda espiritual.

? Nuestros maestros espirituales son aquellos que, liberada su alma de la necesidad de encarnarse, expresan amor incondicional, sabidur?a e iluminaci?n. Algunos de estos grandes seres son bien conocidos y han inspirado las religiones del mundo. Otros son desconocidos y operan invisiblemente.

? Toda vida, en sus diferentes formas y estados, es energ?a interrelacionada, e incluye nuestras acciones, sentimientos y pensamientos. Por tanto, colaboramos con el Esp?ritu y con estas energ?as en la creaci?n de nuestra realidad.

? Aunque sostenidos por la din?mica del amor c?smico, somos conjuntamente responsables del estado de nuestro propio yo, de nuestro entorno y de toda vida.

? Durante este periodo de tiempo, la evoluci?n del planeta y de la humanidad ha alcanzado un punto en que estamos experimentando un profundo cambio espiritual en nuestra conciencia individual y colectiva. Por eso hablamos de una Nueva Era. Esta nueva conciencia es resultado de una encarnaci?n cada vez m?s lograda de lo que algunos llaman energ?as del amor c?smico. Esta nueva conciencia se manifiesta en una comprensi?n instintiva de la sacralidad de toda existencia y, en particular, de su interrelaci?n.

? Esta nueva conciencia y esta nueva comprensi?n de la interdependencia de toda vida son el signo de que actualmente est? gestaci?n una nueva cultura planetaria.



Heelas cita (p. 226) la ? formulaci?n complementaria ? de Jeremy Tarcher:

1. El mundo, incluyendo la raza humana, es expresi?n de una naturaleza divina superior, m?s completa.

2. Oculto en el interior de cada ser humano, existe un Yo divino superior, que es la manifestaci?n de esta naturaleza divina superior y m?s completa.

3. Esta naturaleza superior puede ser despertada y convertirse en el centro de la vida cotidiana del individuo.

4. Este despertar es la raz?n de ser de cada vida individual.



David Spangler citado en Actualit? des religions n. 8, septiembre 1999, p. 43, sobre las principales caracter?sticas de la visi?n de la Nueva Era, que es:

? hol?stica (globalizadora, porque s?lo hay una energ?a-realidad)

? ecol?gica (la Tierra, Gaia, es nuestra madre, cada uno de nosotros es una neurona del sistema nervioso central de la tierra)

? andr?gina (el arco iris y el Yin Yang son s?mbolos NE, que tienen que ver con la complementariedad de los contarios, especialmente lo masculino y lo femenino)

? m?stica (que encuentra lo sacro en todas las cosas, en las m?s ordinarias)

? planetaria (las personas deben estar, a la vez, enraizadas en su propia cultura y abiertas a la cultura universal, buscando amor, compasi?n, paz, y el establecimiento de un gobierno mundial).



7.2. Glosario selecto

Androginia:
no es hermafroditismo, es decir, la presencia de caracter?sticas f?sicas de los dos sexos en una persona, sino una conciencia de la presencia de los elementos masculinos y femeninos en cada persona. Se describe como un estado equilibrado de armon?a interior del animus y el anima. En la Nueva Era, es un estado resultante de una nueva conciencia de este modo doble de ser y existir caracter?stico de todo hombre y de toda mujer. Cuanto m?s se difunda, m?s ayudar? a transformar la conducta interpersonal.

Antroposof?a: doctrina teos?fica popularizada originalmente por el croata Rudolf Steiner(1861-1925), que abandon? la Sociedad Teos?fica despu?s de ser el dirigente de su rama alemana desde 1902 hasta 1913. Es una doctrina esot?rica que tiene por objeto iniciar a las personas en el ? conocimiento objetivo ? en la esfera divino-espiritual. Steiner estaba convencido de que ?sta le hab?a ayudado a explorar las leyes de la evoluci?n del cosmos y de la humanidad. Cada ser f?sico tiene un ser espiritual correspondiente, y la vida terrena est? influida por las energ?as astrales y las esencias espirituales. Se dice que la Cr?nica Akasha es una ? memoria c?smica ? accesible a los iniciados.(95)

Canalizaci?n (v. Channeling)

Chamanismo: pr?cticas y creencias vinculadas a la comunicaci?n con los esp?ritus de la naturaleza y con los esp?ritus de los muertos mediante la posesi?n ritual del cham?n (por parte de los esp?ritus), a los que ?ste sirve de m?dium. El atractivo de estas pr?cticas en los c?rculos de la Nueva Era se debe a que ponen el acento en la armon?a con las fuerzas de la naturaleza y en la sanaci?n. A ello se a?ade tambi?n una imagen ? rom?ntica ? de las religiones ind?genas y de su cercan?a a la tierra y a la naturaleza.

Channeling (canalizaci?n): los mediums ps?quicos sostienen que act?an como canales de informaci?n de otros yoes, normalmente entidades incorp?reas que viven en otro plano. Pone en relaci?n a seres tan diversos como maestros excelsos, ?ngeles, dioses, entidades colectivas, esp?ritus de la naturaleza y el Yo Superior.

Conciencia planetaria: esta cosmovisi?n se desarroll? en los a?os 1980 para promover el sentimiento de lealtad a la comunidad humana en lugar de a las naciones, tribus u otros grupos tradicionales. Puede considerarse heredera de movimientos de comienzos del siglo XX que promov?an un gobierno mundial. La conciencia de la unidad de la humanidad encaja perfectamente con la hip?tesis Gaia.

Cristales: se considera que vibran con frecuencias particulares. De aqu? que sean ?tiles para la autotransformaci?n. Se utilizan en varias terapias, as? como en la meditaci?n, visualizaci?n, el ? viaje astral ? o como amuletos de la suerte. Vistos desde el exterior, no tienen poder intr?nseco, sino que son sencillamente bellos.

Cristo: en la Nueva Era, la figura hist?rica de Jes?s no es m?s que una encarnaci?n de una idea, una energ?a o un conjunto de vibraciones. Para Alice Bailey, hace falta una gran jornada de s?plica, en la que todos los creyentes logren crear una concentraci?n de energ?a espiritual tal que se produzca una nueva encarnaci?n que revelar? a los hombres el modo de salvarse? Para muchos, Jes?s no es m?s que un maestro espiritual que, como Buda, Mois?s y Mahoma, u otros, ha sido penetrado por el Cristo c?smico. Al Cristo c?smico tambi?n se le conoce como la energ?a cr?stica presente en cada ser y en el ser total. Los individuos necesitan ser iniciados gradualmente en la conciencia de las caracter?sticas cr?sticas que tienen. Cristo representa -para la Nueva Era- el estado m?s elevado de perfecci?n del yo.(96)

Eneagrama: (del griego enn?a = nueve + gramma = signo) el nombre designa un diagrama compuesto por un c?rculo con nueve puntos en su circunferencia, unidos entre s? por un tri?ngulo y un hex?gono circunscritos. Originariamente se utiliz? para la adivinaci?n, pero recientemente se ha popularizado como s?mbolo de un sistema de tipolog?a de la personalidad que consta de nueve tipos caracterol?gicos b?sicos. Se hizo popular tras la publicaci?n del libro The Enneagram de Helen Palmer,(97) pero la autora reconoce su deuda con el m?dico y pensador esot?rico ruso G. I. Gurdjieff, el psic?logo chileno Claudio Naranjo, y el autor ?scar Icazo, fundador de Arica. El origen del eneagrama permanece envuelto en el misterio, si bien algunos sostienen que procede de la m?stica suf?.

Era de Acuario: cada era astrol?gica, de unos 2146 a?os, recibe el nombre de uno de los signos del zodiaco, pero los ? d?as grandes ? siguen un orden inverso, de modo que la actual Era de Piscis est? a punto de acabar y se instaurar? la Era de Acuario. Cada Era tiene sus propias energ?as c?smicas. La energ?a de Piscis ha hecho de ella una era de guerras y conflictos. Pero Acuario est? destinada a ser una era de armon?a, justicia, paz, unidad, etc. En este sentido, la Nueva Era acepta el car?cter inevitable de la historia. Algunos ven en la era de Aries la ?poca de la religi?n jud?a, en Piscis la del cristianismo y en Acuario la era de una religi?n universal.

Esoterismo (del griego esot?ros = lo que hay en el interior): designa generalmente un conjunto de conocimientos antiguos y ocultos accesible s?lo a grupos de iniciados, que se describen a s? mismos como guardianes de las verdades ocultas a la mayor?a de la humanidad. El proceso de iniciaci?n conduce desde un conocimiento de la realidad meramente externo, superficial, hasta la verdad interior y, mediante ese proceso, despierta la conciencia a un nivel m?s profundo. Las personas son invitadas a emprender este ? viaje interior ? para descubrir la ? chispa divina ? que hay dentro de ellas. En este contexto, la salvaci?n coincide con el descubrimiento del yo.

Espiritismo: si bien siempre ha habido intentos de establecer contacto con los esp?ritus de los muertos, se considera que el espiritismo del siglo XIX es una de las corrientes que desembocan en la Nueva Era. Se desarroll? en el ambiente de las ideas de Swedenborg y Mesmer, y lleg? a convertirse en una nueva religi?n. Madame Blavatsky era una m?dium, por lo que el espiritismo ejerci? gran influjo en la Sociedad Teos?fica, aunque en este caso el acento reca?a en el contacto con entidades del pasado remoto m?s que con personas que hab?an muerto recientemente. Allan Kardec influy? en la difusi?n del espiritismo en las religiones afro-brasile?as. En algunos nuevos movimientos religiosos de Jap?n se dan tambi?n elementos espiritistas.

Evoluci?n: en la Nueva Era va mucho m?s all? de la evoluci?n de los seres hacia formas de vida superiores. El modelo f?sico se proyecta sobre el ?mbito espiritual, de modo que una fuerza inmanente del interior de los seres humanos los impulsa hacia formas superiores de vida espiritual. Se dice que los seres humanos no tienen control sobre esta fuerza, pero sus buenas o malas acciones pueden acelerar o retrasar el proceso. Se piensa que la creaci?n entera, incluyendo la humanidad, avanza inexorablemente hacia una fusi?n con lo divino. La reencarnaci?n, naturalmente, ocupa un lugar importante en esta visi?n de una evoluci?n espiritual progresiva que, seg?n se dice, comienza antes del nacimiento y contin?a despu?s de la muerte.(98)

Expansi?n de la conciencia: si el cosmos se concibe como una cadena continua de ser, todos los niveles de la existencia -minerales, vegetales, animales, humanos, seres c?smicos y divinos- son interdependientes. Se dice que los seres humanos se hacen conscientes de su puesto en esta visi?n hol?stica de la realidad global expandiendo su conciencia m?s all? de sus l?mites normales. La Nueva Era ofrece una enorme variedad de t?cnicas para ayudar a la gente a alcanzar un nivel de percepci?n de la realidad m?s elevado, una manera de superar la separaci?n entre los sujetos y entre los objetos en el proceso cognoscitivo, concluyendo en una fusi?n total de lo que la conciencia normal, inferior, ve como realidades separadas o distintas.

Feng-shui: forma de geomancia, en este caso un m?todo oculto chino de descifrar la presencia escondida de corrientes positivas y negativas en los edificios y otros lugares, basada en el conocimiento de las fuerzas terr?queas y atmosf?ricas. ? Lo mismo que en el cuerpo humano o el cosmos, en cada lugar se atraviesan influjos cuyo equilibrio correcto es fuente de salud y de vida ?.(99)

Gnosis: en sentido amplio, una forma de conocimiento no intelectual, sino visionaria o m?stica, que se cree revelada y capaz de unir al ser humano con el misterio divino. En los primeros siglos del cristianismo, los Padres de la Iglesia lucharon contra el gnosticismo, por cuanto se opon?a a la fe. Algunos ven un renacer de las ideas gn?sticas en gran parte del pensamiento de la Nueva Era, algunos de cuyos autores de hecho citan el gnosticismo primitivo. Sin embargo, la acentuaci?n del monismo e incluso del pante?smo o panente?smo t?pica de la Nueva Era lleva a algunos a utilizar el t?rmino neo-gnosticismo para distinguir la gnosis de la Nueva Era del gnosticismo antiguo.

Gran Hermandad Blanca: Madame Blavatsky afirmaba mantener contactos con los mahatmas o maestros, seres excelsos que, conjuntamente, constituyen la Gran Hermandad Blanca. Seg?n ella, eran ?stos quienes dirig?an la evoluci?n de la raza humana y orientaban la labor de la Sociedad Teos?fica.

Hermetismo: pr?cticas y especulaciones filos?ficas y religiosas vinculadas a los escritos del Corpus Hermeticum y a los textos alejandrinos atribuidos al m?tico Hermes Trismegistos. Cuando se conocieron por primera vez durante el Renacimiento se pens? que revelaban doctrinas pre-cristianas, sin embargo estudios posteriores han demostrado que datan del primer siglo de la era cristiana. (100) El hermetismo alejandrino es una fuente fundamental del esoterismo moderno, con el que tienen mucho en com?n: el eclecticismo, la refutaci?n del dualismo ontol?gico, la afirmaci?n del car?cter positivo y simb?lico del universo, la idea de la ca?da y posterior restauraci?n de la humanidad. La especulaci?n herm?tica ha reforzado la creencia en una antigua tradici?n fundamental, la llamada philosophia perennis, falsamente considerada com?n a todas las tradiciones religiosas. Las formas elevadas y rituales de la magia se desarrollaron a partir del hermetismo renacentista.

Holismo: concepto clave del ? nuevo paradigma ?, que pretende ofrecer una estructura te?rica que integra toda la cosmovisi?n del hombre moderno. En contraste con la experiencia de una fragmentaci?n creciente en la ciencia y en la vida cotidiana, se acent?a el ? holismo ?, el ? totalismo ?, como concepto metodol?gico y ontol?gico central. La humanidad se integra en el universo como parte de un ?nico organismo vivo, un entramado armonioso de relaciones din?micas. Diversos cient?ficos que tienden un puente entre la ciencia y la religi?n rechazan la distinci?n cl?sica entre sujeto y objeto, de la que se suele culpar a Descartes y a Newton. La humanidad forma parte del entramado universal (el ecosistema, la familia), de la naturaleza y del mundo y debe buscar la armon?a con todos los elementos de esta autoridad cuasi-transcendente. Cuando se comprende cu?l es el propio lugar en la naturaleza, tambi?n se entiende que la ? totalidad ? y la ? santidad ? son una misma y sola cosa. La articulaci?n m?s clara de este concepto se halla en la hip?tesis ? Gaia ?. (101)

Iniciaci?n: en etnolog?a religiosa es el viaje cognitivo yo experimental, mediante el cual una persona es admitida, individualmente o como miembro de un grupo, a trav?s de rituales particulares, a formar parte de una comunidad religiosa, una sociedad secreta (p.e. la Francmasoner?a) o una asociaci?n mist?rica (m?gica, esot?rico-oculta, gn?stica, teos?fica, etc.).

Karma: (de la ra?z s?nscrita Kri = acci?n, obra) noci?n clave en el hinduismo, jainismo y budismo, cuyo significado no ha sido siempre el mismo. En el antiguo periodo v?dico se refer?a a la acci?n ritual, especialmente el sacrificio, mediante la cual una persona obten?a acceso a la felicidad o a la bienaventuranza en la otra vida. Cuando aparecieron el jainismo y el budismo (aproximadamente seis siglos antes de Cristo), Karma perdi? su sentido salv?fico: el camino hacia la liberaci?n era el conocimiento del Atman o ? yo ?. En la doctrina del samsara, se entend?a como el ciclo incesante del nacimiento y la muerte humanas (hinduismo) o del renacer (budismo). (102) En los ambientes de la Nueva Era la ? ley del karma ? se concibe con frecuencia como el equivalente moral de la evoluci?n c?smica. El Karma no tiene ya que ver con el mal o el sufrimiento -ilusiones que hay que experimentar como parte de un ? juego c?smico ?- sino que es la ley universal de la causa y el efecto, y forma parte de la tendencia de un universo interrelacionado hacia el equilibrio moral. (103)

M?stica: la m?stica de la Nueva Era consiste en volverse hacia el interior del propio yo m?s que en una comuni?n con Dios, que es el ? totalmente otro ?. Es una fusi?n con el universo, la aniquilaci?n definitiva del individuo en la unidad del todo. La experiencia del Yo se toma como experiencia de la divinidad, por lo que se debe mirar hacia dentro para descubrir la aut?ntica sabidur?a, creatividad y fuerza.

Monismo: doctrina metaf?sica seg?n la cual las diferencias entre las cosas son ilusorias. S?lo hay un ser universal ?nico, del cual cada cosa y cada persona son s?lo una parte. En la medida en que el monismo de la Nueva Era incluye la idea de que la realidad es fundamentalmente espiritual, es una forma contempor?nea del pante?smo (que rechaza a veces expl?citamente el materialismo, en especial el marxismo). Su pretensi?n de resolver todo dualismo no deja lugar a un Dios transcendente, de manera que todo es Dios. Para el cristianismo se plantea un problema ulterior cuando se suscita la cuesti?n del origen del mal. C. G. Jung vio el mal como el ? lado sombr?o ? de Dios, que, en el te?smo cl?sico, es todo bondad.

Movimiento del Potencial Humano: desde sus comienzos (Esalen, California, en los a?os 1960), se ha convertido en una red de grupos que promueven la liberaci?n de la capacidad humana innata de creatividad mediante la realizaci?n del yo. Cada vez son m?s las empresas que utilizan diversas t?cnicas de transformaci?n personal en programas de formaci?n de dirigentes, en definitiva por puras razones econ?micas. Si bien las Tecnolog?as Transpersonales, el Movimiento por una Conciencia Espiritual Interior, el Desarrollo Organizativo, y la Transformaci?n Organizativa, se presentan como no-religiosos, en realidad los empleados de las empresas pueden encontrarse sometidos a una ? espiritualidad ? extra?a en una situaci?n que plantea conflictos con su libertad personal. Hay v?nculos evidentes entre la espiritualidad oriental y la psicoterapia, mientras que la psicolog?a jungiana y el Movimiento del Potencial Humano han ejercido su influjo sobre el chamanismo y formas
? reconstruidas ? del paganismo, como el druidismo y la wicca. En sentido amplio, el ? crecimiento personal ? puede entenderse como la forma que adopta la ? salvaci?n religiosa ? en el movimiento de la Nueva Era: se afirma que la liberaci?n del sufrimiento y de la debilidad humanas se alcanzar? desarrollando nuestro potencial humano, lo cual da como resultado el que nos encontremos cada vez m?s en contacto con nuestra divinidad interior. (104)

M?sica New Age: se trata de una industria floreciente. Este tipo de m?sica suele promocionarse como un medio para alcanzar la armon?a consigo mismo y con el mundo. En parte suele ser m?sica ? celta ? o dru?dica. Algunos compositores New Age sostienen que su m?sica tiene como objeto tender puentes entre lo consciente y lo inconsciente, lo cual es especialmente cierto cuando adem?s de melod?as hay una repetici?n meditativa y r?tmica de estribillos clave. Al igual que otros muchos fen?menos de la Nueva Era, algunas de estas m?sicas se proponen como una introducci?n a este movimiento, pero la mayor?a tiene sencillamente una finalidad comercial o art?stica.

Neopaganismo: t?rmino rechazado con frecuencia por aquellos a quienes se aplica. Se refiere a una corriente que sigue un trayecto paralelo al de la Nueva Era y con el cual suele relacionarse. En la oleada de reacci?n contra las religiones tradicionales, especialmente la herencia judeocristiana de occidente, son muchos los que han vuelto la mirada a las antiguas religiones ind?genas, tradicionales, paganas. Se considera que cuanto precedi? al cristianismo era m?s conforme al esp?ritu de la tierra y de la naci?n, o que era una forma pura de la religi?n natural, en contacto con las fuerzas de la naturaleza, a menudo matriarcal, m?gica o cham?nica. Seg?n dicen, la humanidad ser? m?s sana si retorna al ciclo natural de las fiestas (agr?colas) y a la afirmaci?n general de la vida. Algunas religiones ? neopaganas ? son reconstrucciones recientes cuya verdadera relaci?n con las formas originales puede ser discutible, particularmente en los casos en que est?n dominadas por componentes ideol?gicos modernos como la ecolog?a, el feminismo o, en casos raros, por los mitos de pureza racial. (105)

Ocultismo: el conocimiento oculto (escondido) y las fuerzas de la mente y la naturaleza se hallan en la base de las creencias y pr?cticas vinculadas a una supuesta ? filosof?a perenne ? oculta, derivada, por una parte, de la magia y la alquimia griega antigua, y de la m?stica jud?a por otra. Se conservan ocultas mediante un c?digo secreto impuesto a los iniciados en los grupos y sociedades que conservan el conocimiento y las t?cnicas que implican. En el siglo XIX, el espiritismo y la Sociedad Teos?fica introdujeron nuevas formas de ocultismo que, a su vez, han influido en varias corrientes de la Nueva Era.

Pante?smo: (en griego pan = todo y the?s = Dios) la creencia de que todo es Dios o, en ocasiones, que todo est? en dios y dios est? en todo (panente?smo). Todo elemento del universo es divino, y la divinidad est? presente por igual en todo. En esta visi?n no tiene cabida Dios como un ser distinto en el sentido del te?smo cl?sico.

Parapsicolog?a: trata de cosas como la percepci?n extrasensorial, la telepat?a mental, la telequinesia, la sanaci?n ps?quica y la comunicaci?n con esp?ritus mediante m?diums o el channeling. A pesar de las duras cr?ticas de los cient?ficos, la parapsicolog?a ha ido creciendo y encaja perfectamente en la mentalidad popular de ciertos sectores de la Nueva Era, seg?n la cual los seres humanos tienen habilidades ps?quicas extraordinarias, aunque con frecuencia en un estadio poco desarrollado.

Pensamiento Nuevo: movimiento religioso del siglo XIX fundado en los Estados Unidos de Am?rica. Tuvo su origen en el idealismo, del cual era una forma popularizada. Se dec?a que Dios era completamente bueno y el mal una mera ilusi?n; la realidad b?sica era la mente. Puesto que es la mente la que causa los acontecimientos de la propia vida, el individuo debe asumir la responsabilidad ?ltima sobre cada uno de los aspectos de su situaci?n.

Pensamiento Positivo: convicci?n de que las personas pueden cambiar la realidad f?sica o las circunstancias externas alterando su actitud mental, pensando de manera positiva y constructiva. A veces es un modo de percibir conscientemente creencias inconscientes que determinan nuestra situaci?n vital. A los adeptos del Pensamiento Positivo se les promete salud, integridad e incluso inmortalidad.

Psicolog?a profunda: la escuela de psicolog?a fundada por C. G. Jung, antiguo disc?pulo de Freud. Jung reconoc?a que la religi?n y los temas espirituales eran importantes para la integridad y la salud. La interpretaci?n de los sue?os y el an?lisis de los arquetipos fueron elementos clave de su m?todo. Los arquetipos son formas que pertenecen a la estructura heredada de la psique humana. Aparecen en los temas o im?genes recurrentes de los sue?os, fantas?as, mitos y cuentos de hadas.

Rebirthing: (v. Renacer)

Reencarnaci?n: en el contexto de la Nueva Era, la reencarnaci?n est? vinculada al concepto de la evoluci?n ascendente hasta convertirse en un ser divino. A diferencia de religiones de la India, o derivadas de ellas, la Nueva Era concibe la reencarnaci?n como el progreso del alma individual hacia un estado m?s perfecto. Lo que se reencarna es esencialmente algo inmaterial o espiritual; m?s exactamente, es la conciencia, la chispa de energ?a que en la persona comparte la energ?a c?smica o ? cr?stica ?. La muerte no es sino el paso del alma de un cuerpo a otro.

Renacer: a comienzos de los a?os 1970, Leonard Orr describi? el renacer (rebirthing) como un proceso mediante el cual a una persona puede identificar y aislar ?reas de su conciencia sin resolver y que son origen de sus problemas actuales.

Rosacruces: son grupos ocultos occidentales relacionados con la alquimia, la astrolog?a, la teosof?a y las interpretaciones cabal?sticas de la Sagrada Escritura. La Fraternidad Rosacruciana contribuy? al renacimiento de la astrolog?a en el siglo XX, mientras que la Antigua y M?stica Orden de la Rosae Crucis (AMORC) vincul? el ?xito con una supuesta capacidad para materializar las im?genes mentales de salud, riqueza y felicidad.

Teosof?a: t?rmino antiguo, que se refer?a originalmente a una especie de m?stica. Se la ha relacionado con los gn?sticos y los neoplat?nicos griegos, con el Maestro Eckhart, Nicol?s de Cusa y Jacob Boehme. La Sociedad Teos?fica, fundada por Helena Petrovna Blavatsky y otros en 1875 confiri? gran importancia al t?rmino. La m?stica teos?fica tiende al monismo, acent?a la unidad esencial de los componentes espirituales y materiales del universo. Busca tambi?n las fuerzas ocultas responsables de la interacci?n entre la materia y el esp?ritu, de modo que la mente humana y la divina acaben por encontrarse. Es aqu? donde la teosof?a ofrece la redenci?n m?stica o la iluminaci?n.

Trascendentalismo: movimiento de escritores y pensadores del siglo XIX de Nueva Inglaterra, que compart?an un conjunto idealista de creencias en la unidad esencial de la creaci?n, la bondad innata de la persona humana, y la superioridad de la intuici?n frente a la l?gica y la experiencia para descubrir las verdades m?s profundas. La figura principal es Ralph Waldo Emerson, que se apart? del cristianismo ortodoxo, y a trav?s de los Unitarios pas? a un nuevo misticismo natural que integraba conceptos del hinduismo con otros de car?cter popular americano, tales como el individualismo, la responsabilidad personal y la necesidad de triunfar.

Wicca: antiguo t?rmino ingl?s para designar a las brujas, aplicado a un resurgir neopagano de algunos elementos de la magia ritual. Acu?ado en 1939 por Gerhard Gardner en Inglaterra: se basaba en algunos textos eruditos, seg?n los cuales la brujer?a europea medieval era una antigua religi?n natural perseguida por los cristianos. Con el nombre ? the Craft ?, se extendi? r?pidamente en Estados Unidos durante los a?os 1960, donde se vincul? con la ? espiritualidad de las mujeres?.



7.3. Lugares clave de la Nueva Era

Esalen:
comunidad fundada en Big Sur, California, en 1962, por Michael Murphy y Richard Price, cuyo objetivo fundamental era llegar a la auto-realizaci?n del ser mediante el nudismo, las visiones y la ? medicina suave ?. Se ha convertido en uno de los centros m?s importantes del Movimiento del Potencial Humano, y ha difundido sus ideas respecto a la medicina hol?stica en el mundo de la educaci?n, la pol?tica y la econom?a. Lleva a cabo esta tarea mediante cursos sobre religi?n comparada, mitolog?a, misticismo, meditaci?n, psicoterapia, expansi?n de la conciencia, etc. Junto con Findhorn, se le considera el punto clave del crecimiento de la conciencia de Acuario. El Instituto Sovi?tico-Americano de Esalen cooper? con funcionarios sovi?ticos en el Proyecto de promoci?n de la Salud.

Findhorn: esta comunidad agr?cola hol?stica iniciada por Peter y Eileen Caddy logr? el crecimiento de plantas enormes mediante m?todos no convencionales. La fundaci?n de la comunidad Findhorn en Escocia en 1965 constituy? un importante hito en el movimiento que lleva la etiqueta de Nueva Era. De hecho ? se consider? que Findhorn encarnaba sus principales ideas de transformaci?n ?. La b?squeda de una conciencia universal, el ideal de la armon?a con la naturaleza, la visi?n de un mundo transformado, y la pr?ctica del channeling, todo lo cual son elementos clave del Movimiento de la Nueva Era, se hallaron presentes en Findhorn desde su fundaci?n. El ?xito de esta comunidad la llev? a convertirse en modelo e inspiraci?n de otros grupos, tales como las Alternativas de Londres, Esalen en Big Sur, California, y el Centro Abierto y el Instituto Omega de Nueva York ?. (106)

Monte Verit?: comunidad ut?pica cerca de Ascona, Suiza. Desde finales del siglo XIX fue punto de encuentro de los exponentes europeos y americanos de la contracultura en ?mbitos tales como la pol?tica, la psicolog?a y la ecolog?a. Las conferencias Eranos se vienen celebrando all? todos los a?os desde 1933, reuniendo a grandes luminarias de la Nueva Era. Sus anuarios manifiestan claramente la intenci?n de crear una religi?n mundial integrada. (107) Resulta fascinante ver la lista de quienes se han reunido en Monte Verit? a lo largo de los a?os.

Notas

(95) Cf. J. Badewien,Antroposofia, en H. Waldenfels(ed.) Nuovo Dizionario delle Religioni, Cinisello Balsamo (san Paolo) 1993, p. 41.

(96) Cf. Ra?l Berzosa Mart?nez,Nueva Era y Cristianismo, Madrid (BAC) 1995, p. 214.

(97) Helen Palmer, The Enneagram, Nueva York (Harper-Row) 1989.

(98) Cf. el documento del Comit? para la Cultura de la Conferencia Episcopal Argentina, op. cit.

(99) 2 J. Gernet, en J.-P. Vernantet al., Divination et Rationalit?,Par?s (Seuil) 1974, p. 55.

(100) Cf. Susan Greenwood, ? Gender and Power in Magical Practices, en Steven Sutcliffey Marion Bowman(eds.), Beyond New Age. Exploring Alternative Spirituality, Edinburgo (Edinburgh University Press) 2000, p. 139.

(101) Cf. M. Fuss, op. cit., pp. 198-199.

(102) Cf. C. Maccari, La ?New Age? di fronte alla fede cristiana, LeumannTorino (LDC) 1994, p.168.

(103) Cf. W.J. Hanegraaff, op. cit., pp. 283-290.

(104) Para un estudio breve pero esclarecedor del Movimiento del Potencial Humano, v?ase Elizabeth Puttik,? Personal Development: the Spiritualisation and Secularisation of the Human Potential Movement ?, en Steven Sutcliffey Marion Bowman(eds.), Beyond New Age. Exploring Alternative Spirituality, Edinburgo (Edinburgh University Press) 2000, pp. 201-219.

(105) Sobre este ?ltimo punto, sumamente delicado, v?ase el art?culo ? Neonazismus ? de Eckhard T?rken Hans Gasper, Joachim M?ller, Friederike Valentin(eds.), Lexikon der Sekten, Sondergruppen und Weltanschauungen. Fakten, Hintergr?nde, Kl?rungen, Freiburg-Basel-Wien (Herder) 2000, p. 726.

(106) Cf. John Saliba, Christian Responses to the New Age Movement. A Critical Assessment, London (Geoffrey Chapman) 1999, p. 1.

(107) Cf. M. Fuss, op. cit., pp. 195-196.





Bibliograf?a



Documentos del Magisterio de la Iglesia Cat?lica

Jesucristo portador del agua de la vida (vatican.va)

Juan Pablo II, Alocuci?n a los Obispos Norteamericanos de Kansas, Missouri y Nebraska en su visita ?ad limina?, 28 de mayo de 1993.

Congregaci?n para la Doctrina de la Fe, Carta a los Obispos de la Iglesia Cat?lica sobre algunos aspectos de la meditaci?n cristiana (Orationis Formas), Ciudad del Vaticano (Libreria Editrice Vaticana) 1989.

Comisi?n Teol?gica Internacional, Algunas cuestiones actuales de escatolog?a,1992, n. 9-10 (sobre la reincarnaci?n).

Comisi?n Teol?gica Internacional, Algunas cuestiones sobre la teolog?a de la Redenci?n,1995, I29 y II35-36.

Comit? para la Cultura de la Conferencia Episcopal Argentina, Frente a una Nueva Era. Desaf?o a la pastoral en el horizonte de la Nueva Evangelizaci?n,1993.

Comisi?n Teol?gica Irlandesa, A New Age of the Spirit? A Catholic Response to the New Age Phenomenon, Dubl?n 1994.

Godfried Danneels, Au-del? de la mort: r?incarnation et resurrection, Carta Pastoral, Pascua de 1991.

Godfried Danneels, Le Christ ou le Verseau? Carta Pastoral, Navidad 1990.

Carlo Maccari, ? La mistica cosmica? del New Age ?, en Religioni e Sette nel Mondo 1996/2.

Carlo Maccari, La New Age di fronte alla fede cristiana, Tur?n (LDC) 1994.

Edward Anthony McCarthy, The New Age Movement, Instrucci?n Pastoral, 1992.

Paul Poupard, Felicit? e fede cristiana, Casale Monferrato (Ed. Piemme) 1992.

Joseph Ratzinger, Situaci?n actual de la fe y la teolog?a, Guadalajara, mayo de 1996, en L?Osservatore Romano (edici?n espa?ola) 1 de noviembre de 1996.

Norberto Rivera Carrera, Instrucci?n Pastoral sobre el New Age, 7 de enero de 1996.

Christoph von Sch?nborn, Risurrezione e reincarnazione, Casale Monferrato (Piemme) 1990.

J. Francis Stafford,Il movimento ? New Age ?, en L?Osservatore Romano (edici?n italiana), 30 de octubre de 1992.

Grupo de Trabajo sobre Nuevos Movimientos Religiosos, Ciudad del Vaticano (ed.), Sectas y Nuevos Movimientos Religiosos. Antolog?a de documentos de la Iglesia Cat?lica, Santaf? de Bogot? (CELAM) 1996.


Estudios cristianos

Michel Anglar?s, Nouvel Age et Foi Chr?tienne, Paris (Centurion) 1992. Trad. esp. Nueva Era y fe cristiana, Madrid 1994.

Ra?l Berzosa Mart?nez, Nueva Era y Cristianismo. Entre el di?logo y la ruptura, Madrid (BAC) 1995.

Andr? Fortin, Les Galeries du Nouvel Age: un chr?tien s?y prom?ne, Ottawa (Novalis) 1993.

Grupo de Trabajo Ecum?nico ? Neue Religi?se Bewegungen in der Schweiz ?, New Age - aus christlicher Sicht, Freiburg (Paulusverlag) 1987.

Claude Labrecque, Une religion am?ricaine. Pistes de discernement chr?tien sur les courants populaires du ?Nouvel Age?, Montr?al (M?diaspaul) 1994.


Publicado por mario.web @ 10:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios